• En el Servicio de Vivienda y Urbanismo, Serviu, algunos funcionarios han denunciado que el ambiente que están viviendo es pésimo por lo que están sufriendo momentos de inestabilidad frente a los tratos. Los hechos serían puestos en manos del ministro de la cartera de quien esperan que tome medidas al respecto.
    En el Servicio de Vivienda y Urbanismo, Serviu, algunos funcionarios han denunciado que el ambiente que están viviendo es pésimo por lo que están sufriendo momentos de inestabilidad frente a los tratos. Los hechos serían puestos en manos del ministro de la cartera de quien esperan que tome medidas al respecto.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Algunos trabajadores han filtrado que el ambiente se ha ido tornando horrible en ciertos casos y responsabilizan de esto al director del servicio y su carácter. También han señalado, sin identificarse, que la relación entre el seremi de Vivienda y el director de esa repartición sería pésima.

Una tensa situación es la que se estaría viviendo al interior del Servicio de Vivienda y Urbanismo, SERVIU, donde parte de los funcionarios habrían perdido la tranquilidad laboral que habían tenido por años y que los había llevado a ser considerados como una de las reparticiones destacadas en el país.

Según señalan trabajadores de ese servicio, que han declinado identificarse por temor a represalias, existiría una tensión muy marcada entre los funcionarios desde que asumió el director regional, Óscar Gutiérrez, quien tendría un carácter a lo menos difícil y costaría mantener comunicación con él.

Un ejemplo

Precisan que lamentablemente se estaría priorizando la condición política por sobre la calidad profesional, lo que ha significado que personal que lleva años en el servicio esté siendo desplazado.

Citan como ejemplo, el caso de un profesional que el director quería sacarlo de su cargo, llegó a trabajar un día y le habrían retirado todas sus cosas personales de su oficina e incluso desconectado el computador. Sin embargo, su despido no se habría materializado de acuerdo, pero se le habría despojado de funciones.

Otra situación que estaría mermando la situación, sería la poca empatía y diferencias que tendría Óscar Gutiérrez con el seremi de Vivienda y Urbanismo,  Hernán Pizarro, lo que significaría que  existiera un distanciamiento entre ambos.

Otro funcionario que declina identificarse señala que uno de los hechos que los ha afectado es que la condición política es la que estaría mandando  para ser considerado, ya que se estaría valorando más esta condición que la experiencia de funcionarios que llevan años en sus labores.

Frente a eso, indica que el nuevo director ha traído varios asesores y que le ha quitado funciones a funcionarios de planta, lo que les significa menores ingresos. Precisa que por momentos  sería intratable y que es imposible hablar con él, que incluso ha negado vacaciones a trabajadores solo por negárselas y, sin embargo, él a solo siete meses de haber asumido habría solicitado vacaciones.

Sostiene que todo esto ha provocado una inestabilidad tremenda entre los funcionarios, muchos de los cuales se sienten disminuidos por el trato que estarían recibiendo.

En otros medios

Otros medios informativos ya han entregado antecedentes de lo que podría estar ocurriendo entre el Secretario Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo y el director del Serviu.

Es el caso de “Mi Radio”, donde en el programa matinal del martes, ambos conductores comentaron, por ejemplo, que han recibido una serie de antecedentes que señalarían que “hay una situación crítica entre el Serviu y el Minvu”, añadiendo sus locutores que  “el ambiente es pésimo, director prepotente”. En dicho espacio radial también mencionaron que “es una olla a presión que va a explotar  en cualquier momento”.

Dieron cuenta de que  dicha oficina estaría “llena de asesores, que no respetan nada” y que el ambiente estaría “enrarecido”.

Declaraciones que pueden ser escuchadas y vistas en la grabación en vivo del programa en su cuenta de facebook.

Impresión de exfuncionarios

Profesionales que cumplieron funciones por largos años en el Ministerio de Vivienda y Urbanismo también han manifestado su preocupación por lo que estaría ocurriendo en esa repartición.

De hecho, en un documento escrito hace algunas semanas atrás por uno de estos trabajadores da cuenta de su impresión: “Quien subscribe, tiene el orgullo  de que  gran parte de su vida laboral fue en el servicio público en SERVIU IV Región dependiente del MINVU.

Para el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, SERVIU IV Región ha sido catalogado como uno de los mejores a nivel nacional, igualmente la SEREMI. En efecto, se cumplieron metas año tras año, todo con un equipo de excelencia, funcionarios con alto sentido de servicio público.

No obstante, hoy veo con asombro, la cacería de brujas que se ha iniciado. Solo un ejemplo: la jefa de Desarrollo Urbano de la SEREMI  expulsada de su cargo sin contemplaciones.

En SERVIU van por el mismo camino, ya que no se ha tenido consideración con los ejecutivos que llevaron  por años al servicio a ser uno de los mejores del MINVU. Lamentablemente está primando la militancia y no la excelencia, evidentemente esto afectara al cumplimiento de las metas fijadas por el Gobierno.

Lo anterior no es un secreto, por lo que me pregunto, donde están los Honorables, que no investigan qué pasa en un sector tan sensible para los más humildes”.

No está al tanto

Consultado el seremi de Vivienda y Urbanismo, Hernán Pizarro, quien se encuentra en el extranjero, respondió por escrito, pero no puntualmente a todo lo expuesto.

En su respuesta señala: “Respecto a molestias o denuncias por parte de los funcionarios hacia la jefatura del servicio, no estoy al tanto de esa situación, pero soy una autoridad de puertas abiertas para quienes lo requieran”.

En otro punto plantea que  el “SERVIU es un servicio cuyo trabajo es vital dentro de nuestro Ministerio, ellos se encargan de la ejecución de los proyectos y necesitamos que su trabajo sea lo más eficiente posible. Intentamos cada día trabajar de la forma más coordinada, ya que tenemos grandes desafíos por delante y un compromiso con las familias de la región; existen distintas formas de trabajar y tipos de liderazgos diferentes,  pero desde que asumí en el cargo sabemos que lo importante son las personas y para ellos tenemos que trabajar de la forma más eficiente posible”, precisa  Pizarro.

“Respecto a molestias o denuncias por parte de los funcionarios hacia la jefatura del servicio, no estoy al tanto de esa situación, pero soy una autoridad de puertas abiertas para quienes lo requieran”. Hernán Pizarro, seremi de Vivienda y Urbanismo.

Relación cordial

Lo propio ocurrió con el director regional del SERVIU, Óscar Gutiérrez, quien se encuentra en Santiago y también respondió por escrito.

Referente a su eventual mala relación con el seremi del MINVU, lo descarta de plano y señala que “tengo una cordial relación con el seremi. Tenemos diferentes roles, los cuales están consagrados por ley, pero al mismo tiempo, nos une y nos motiva un mismo objetivo, mejorar la calidad de vida de los habitantes de la región de Coquimbo”.

Política de puertas abiertas

Más adelante señala, tal como también lo hace el seremi de Vivienda, que “desde el inicio de nuestra gestión se ha mantenido una política de puertas abiertas, tanto con los funcionarios como con la comunidad y  bajo mi administración no ha sido desvinculado ningún funcionario, privilegiando siempre el buen funcionamiento de nuestro servicio, promoviendo incluso a funcionarios de carrera a cargo de importantes jefaturas”.

Antecedentes al ministro

Lo que estaría ocurriendo al interior de esta repartición pública ya estaría en manos del ministro de la cartera, por lo que los funcionarios esperan que se tomen medidas, puesto que señalan que debido a los tratos ya habría personas que se encontrarían con licencias médicas.

Otra de las denuncias que hacen es que debido al sistema que se ha estado implementando en el Servicio de Vivienda y Urbanismo, no se estarían cumpliendo algunas metas, lo que también atentaría en contra de los ingresos.

Además, muchos funcionarios de planta estarían siendo desplazados y congelados, no serían tomados en cuenta para nada, priorizando a personas que no tendrían las competencias profesionales y que son de su confianza, lo que en la práctica significaría que muchas cosas se estén retrasando.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X