• Edgardo Fuenzalida, gerente general Fundación Las Rosas.
Crédito fotografía: 
El Día
Gerente general Edgardo Fuenzalida indicó que se requieren mejores políticas públicas en beneficio de los adultos mayores del país.

Un llamado a colaborar en las distintas actividades que efectúa la Fundación Las Rosas formuló el gerente general de esta institución, Edgardo Fuenzalida, en su reciente visita al hogar de ancianos de la ciudad de La Serena, donde se brinda atención gratuita a 92 adultos mayores de escasos recursos.

Fuenzalida explicó que Las Rosas mantiene 29 centros ubicados desde La Serena hasta Osorno, donde se atiende a 2.200 adultos mayores, quienes en un 95 por ciento son dependientes funcionalmente, es decir, requieren de ayuda para los quehaceres diarios como: levantarse, bañarse y alimentarse; y que, además, en un 72 por ciento presentan un deterioro cognitivo o demencia senil.

La fundación es una institución de derecho privado sin fines de lucro, tiene 52 años de existencia y debe emplear 1.800 personas para su labor.

El gerente general afirma que la fundación se mantiene gracias a la  mendicancia, es decir, “todos nuestros recursos corresponden a una donación, pertenecieron a alguien de buen corazón que adhiere a nuestros principios, a nuestra misión de brindar atención a los adultos mayores más pobres del país”.

Por estos días, la fundación tiene su campaña “Seguro más bueno” que incentiva la compra del seguro automotriz a través de la página www.fundacionlasrosas.cl/soap. Asimismo, en el mes de agosto se realizará la colecta anual.

“Nuestro foco son los adultos mayores más pobres, aquellos que no tienen redes familiares y aquellos más enfermos”, Edgardo Fuenzalida, gerente general Fundación Las Rosas

Hay que considerar que el centro de La Serena atiende a 92 adultos mayores, 40 de los cuales son de la capital regional, 24 de Coquimbo y 16 de la ciudad de Ovalle.

Fuenzalida asegura que cada años se complejiza la atención a los adultos mayores, debido a que la población ha aumentado su esperanza de vida, pero en edades avanzadas se presentan un mayor deterioro funcional y cognitivo.

“Se suma una falta de políticas que apoyen realmente en esa etapa de la vida que este siendo muy larga. Por ejemplo, faltan pensiones dignas, considerando que la pensión básica solidaria es de 107 mil pesos y que el gasto mensual en pañales para un adulto alcanza a los 55 mil pesos”, precisó.

“Cada día necesitamos más recursos, entonces hoy estamos parando la olla con costos crecientes. Aquí necesitamos el compromiso y abrir corazones de mucha más gente. En la región de Coquimbo, solo tenemos dos mil donantes, con una población de 600 mil habitantes, así que hay una brecha tremenda por avanzar”, agregó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X