Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La actividad contó con el desarrollo de oraciones y una procesión por las calles céntricas de la ciudad en las que los católicos manifestaron su amor a Jesús y su madre, la Virgen María.

La tarde de este domingo se llevó a cabo la celebración de la Virgen del Carmen a través de diversas actividades religiosas tales como eucaristías procesiones por diversas partes del país y también de la Región de Coquimbo.

En La Serena fue el lugar donde gran cantidad de personas residentes de los sectores del centro, Las Compañías, La Antena y La Pampa las que se congregaron durante la jornada para agradecer y encomendarse a quien los católicos han denominado la 'reina y madre de Chile'.

En este contexto, desde muy temprano se iniciaron las actividades en el templo "San Agustín" con el propósito de conmemorar de manera solemne a "Nuestra Señora del Carmen" a través de una misa en la que participaron los funcionarios de las Fuerzas Armadas y de Orden que en esta oportunidad estuvo presidida por Alex Pizarro, capellán de Carabineros en la zona.

"Fue un momento de esperanza, en donde solicitamos la bendición del Señor y de nuestra madre para todos quienes forman parte de estas instituciones, como también por nuestra patria, para que nos acompañe durante este año", manifestó el Capellán Pizarro.

Por la tarde, en tanto, la comunidad se reunió en el mismo templo, que se ubica al frontis de La Recova, para vivir un momento de oración y cantar a María, oportunidad en la que los fieles agradecieron por la pronta visita del Papa Francisco a Chile, anunciada para enero de 2019.

De esta manera, el sacerdote franciscano Fr. Isauro Covili, Vicario Foráneo de La Serena, aprovechó de destacar que en esta celebración fue muy valiosa la comunión que se generó, mediante la cual se destacó "la unidad que se ha formado entre las parroquias" quienes dejaron sus sectores y templos para reunirse y alabar al Señor y reconocer la labor de la virgen María.

Ya avanzada la tarde, fueron cientos de fieles quienes recorrieron las principales arterias de la ciudad, acompañando la figura de la Virgen del Carmen, tal como lo hizo Patricio Ahumada, quien con 73 años de edad afirmó ser católico desde pequeño, pero con un loable compromiso con la fe desde hace más de una década y que se expresa mediante su rol de "andero de la patrona de Chile".

Así también, este adulto mayor recalcó que "soy católico desde pequeño y esa fe me la inculcaron mis padres, lo que me motiva a participar y dar testimonio de mi fe hasta la muerte".

Sobre el exito de la procesión, Lidia Zuleta, Priora de la Orden Tercera de San Agustín, indicó que "sentí que hubo mucho fervor y amor a la Virgen. Somos una ciudad mariana por lo que hay mucha oración y confianza en que ella nos va a acompañar y guiar hacia su hijo Jesús".

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Aniversario 40 años Ópticas Queirolo

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X