Crédito fotografía: 
Elquiglobal
Una lucha que se ha tenido por años y que preocupa a los habitantes del Valle de Elqui, quienes han visto como poco a poco la falta de agua ha afectado la flora, fauna y el consumo humano. La marcha se realizó desde Rivadavia.

Bajo la consigna ‘El agua no se vende, se defiende’, la tarde del pasado viernes decenas de elquinos salieron a las calles a manifestar su descontento por la disminución que se ha generado, durante los últimos meses, en caudales del Río Elqui y el Río Claro y el uso indiscriminado del agua. Una denuncia que ha sido constante dentro de la población. 

La movilización, que se difundió y organizó a través de las redes sociales, se desarrolló de forma pacífica. En esta oportunidad  la música y la danza fueron las protagonistas. Además se pudieron ver a familias completas quienes  buscaban difundir las consignas y generar conciencia sobre la defensa del agua. 

Una de las asistentes fue Andrea Godoy, quien vive en Rivadavia. “Nosotros nos motiva porque vivimos acá en el Río Claro y  prácticamente viene seco. La naturaleza se está muriendo y los árboles se están secando. Tenemos pequeños que disfrutan  de ella y es lamentable que el río se esté secando”, manifestó. 

Pensamiento que comparte Arturo Salinas, quien expresa que estas manifestaciones se están desarrollando en todo Chile, porque “ya no damos más”.

“Estos cultivos se están robando todo el río y ya no llegan a juntarse con el Río Turbio. (…) Ojalá se sume más gente para poder cambiar las cosas, ojalá votar por aquellos que  puedan hacer los cambios que se necesitan  (…) tenemos que unirnos todos para pelear por el agua, ya basta de tener miedo y sentirse inferior al poderoso”. 

El alcalde de Vicuña, Rafael Vera, comentó que como municipio en varias oportunidades han denunciado las irregularidades, “No tenemos ninguna facultad legal para defender estas instancias y lo que hacemos es enviar oficios a las instituciones pertinentes (…) Creemos que la fiscalización no es la adecuada y ante leyes existentes con códigos de agua antiguos y que no se ajuntan a la realidad nacional,  es que la gente se expresa y es lo más natural. Ellos cuentan con todo mi apoyo para este tipo de demandas”. 

Dos hipótesis

Otra de las participantes fue Ana Rodríguez, quien compartió una situación vivida. “El día 01 de enero fui al río y había poca agua, caminé por la rivera y habían peces muertos. La gente tiene pozos al lado para robarse el agua, las autoridades lo saben y no hacen nada”.  

Ante esto el edil vicuñense enfatizó que existen dos hipótesis. “La primera  que en algún lugar se ha entubado y eso lo podemos percibir, porque hay sectores que han perdido absolutamente toda el agua. La segunda  es que se estén haciendo pozos; nos imaginamos porque tampoco tenemos información de eso; y tienen que sacarlos de las napas subterráneas lo que está secando nuestros ríos. Estamos en un escenario dramático (…)”.indicó el edil.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X