• La concejala este miércoles se ausentó de la sesión del Concejo municipal. Mientras tanto se investiga tanto a nivel municipal como por parte del Ministerio Público.
Crédito fotografía: 
Cedida
Abogada explica que de acreditarse que existió el ilícito por la sustracción de un celular a una funcionaria municipal, la participación de Roxana Zambra no sería en calidad de cómplice, ya que, de acuerdo al Código Penal, bastaría con presenciar el hecho, no hacer nada para evitarlo, o facilitarlo, entre otras condiciones, para que la sanción entre en esta categoría.

La compleja situación vivida por la concejala de Coquimbo, Roxana Zambra está lejos de resolverse. La integrante del cuerpo colegiado, quien este miércoles se ausento de la sesión del concejo comunal, se vio involucrada en el supuesto hurto de un aparato de telefonía, en hechos que quedaron registrados en las cámaras de seguridad de un conocido restorán del puerto.

Una reunión que terminó mal

Fue durante una reunión de trabajo cuando tuvieron lugar los acontecimientos que pudieran ser constitutivos de delitos. La concejala Zambra y su asistente, Claudia Trujillo, se juntaron con Carmen Castro, funcionaria de la Casa de la Cultura municipal.

Leer también: PDI investiga hurto de celular a funcionaria municipal y concejal se defiende

En momentos en que Castro habría concurrido al baño de lugar, según se aprecia en las imágenes, Trujillo habría registrado su cartera, presuntamente, extrayendo su celular.

La afectada se dio cuenta, minutos después de culminada la reunión, cuando quiso llamar por teléfono a su hija y el aparato no estaba en su bolso. Según cuenta, regresó de inmediato al local solicitando el registro de video en el que para ella “queda claro lo sucedido”, e hizo circular las imágenes por redes sociales, las que se viralizaron rápidamente.

Denuncia en la PDI

Carmen Castro, además, interpuso la denuncia en la PDI, donde se investiga a la asistente de la concejala por presunto hurto del aparato móvil. Hecho del cual tomó conocimiento el Ministerio Público quienes determinarán si formalizan o no las investigaciones tanto en contra de la presunta autora material del ilícito, como de Roxana Zambra, en primera instancia, en calidad de cómplice.

Concejala alega inocencia

Desde el municipio de Coquimbo ya tomaron acciones en el caso. Según indicó el edil, Marcelo Pereira, se inició un sumario administrativo y separó de sus funciones a la prestadora de servicios involucrada, Claudia Trujillo, mientras se tenga una resolución del caso a nivel interno.

"Todo esto es totalmente falso. En el momento en que se levanta al baño, yo hago lo mismo para coordinar mi siguiente reunión, ya que se alargó mucho y tenía un encuentro pendiente con unos vecinos en otro sector", Roxana Zambra, concejala por la Región de Coquimbo.

Por su parte, la concejala Zambra alega inocencia, asegurando que la denuncia es totalmente falsa. "Todo esto es totalmente falso. Efectivamente tuvimos una reunión con Carmen para tratar algunos temas de trabajo, cómo también lo hago con muchas personas durante la jornada. En el momento en que se levanta al baño, yo hago lo mismo para coordinar mi siguiente reunión, ya que se alargó mucho y tenía un encuentro pendiente con unos vecinos en otro sector", alegó el martes, agregando que no era la primera vez que era víctima de este tipo de “ataques políticos”.

¿Cómplice o autora?

Mucho se ha hablado de la eventual complicidad de la autoridad municipal, en caso de comprobarse el hurto, por lo cual también arriesgaría sanciones del tipo penal, sin embargo, según explica la abogada magíster en Derecho Penal, Pía Bustos, a la concejala también podría imputársele la autoría del ilícito.

Antes que todo, Bustos aclara por qué se habla de un hurto y no de un robo. “El robo se produce cuando una persona se apropia de algo ajeno utilizando violencia, intimidación, o fuerza en las cosas. En cambio el hurto, se hace sin violencia, intimidación, ni fuerza en las cosas”, explica.

“Otras formas de autoría, según la ley, es forzar o inducir a otro a ejecutar el delito, y también mantener concierto con el ejecutante facilitándole los medios, o bien presenciar el hecho sin evitarlo inmediatamente”, Pía Bustos, abogada magister en Derecho Penal.

Tanto la asistente como la concejala debiesen ser acusadas por el mismo delito, de acuerdo al Código Penal, ya que, según la profesional en este tipo de acciones no sólo existe un autor material, “sino que se considera autor a aquella persona que toma parte en la ejecución del hecho, ya sea de manera inmediata o indirecta, o bien procurando el delito. Otras formas de autoría, según la ley, es forzar o inducir a otro a ejecutar el delito, y también mantener concierto con el ejecutante facilitándole los medios, o bien presenciar el hecho sin evitarlo inmediatamente”, afirma la abogada, agregando que en este caso, si se llegase a acreditar el hurto a través de las imágenes, “se varias de estas condiciones”.

Las sanciones penales

Por un lado están las sanciones administrativas, que puedan ejecutar desde el municipio, pero por otra parte está lo penal. De acuerdo a Bustos, esta última dependería del valor de la especie sustraída. “En el caso de un celular podría costar entre $100 mil o $150 mil. En este caso la pena comenzaría en los 61 días de presidio menor en su grado mínimo hasta 540 días, además de una multa de cinco UTMs”, precisa.

5 UTMs sería la multa en dinero, además, que arriesga la concejala de acreditarse el delito.

Aunque manifiesta que el cumplimiento efectivo de la pena, es decir, tras las rejas, va a depender de los antecedentes del imputado. “Si no tiene un prontuario, lo más probable es que pueda cumplir la pena en libertad, con una remisión condicional”, señala.

Por lo pronto, Zambra no podría ser impedida de ejercer sus funciones como concejala electa democráticamente, ya que existe la presunción de inocencia y no es facultad del edil removerla. Sin embargo, de acreditarse el delito, y recibir una pena, estaría imposibilitada de desempeñarse en cualquier función pública mientras dure la condena. 4601i

PPD aclara que Roxana Zambra no es de sus filas

Durante la mañana de este miércoles la directiva regional del Partido por la Democracia (PPD) se desmarcó de los hechos, aclarando que la concejala no forma parte de sus filas. "Como PPD queremos dejar en claro que ella no es militante y que en su oportunidad participó de las elecciones municipales en cupo PPD, pero en su calidad de simpatizante”.

Para concluir, el comunicado indica que "finalmente y dado que la concejala Roxana Zambra asumió su rol, reemplazando - tras su fallecimiento - al destacado compañero militante concejal​ Ramón Velásquez; e independientemente del curso y resultado de las acciones judiciales sobre este caso, el Partido Por la Democracia, desde ya, declara que la concejala Zambra no representa al PPD en el concejo municipal de Coquimbo".

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X