Crédito fotografía: 
El Día
Desde el aluvión de 1957 que la Región de Coquimbo no era azotada por lluvias de tanta intensidad como las que se presentaron durante el invierno de 2017, que causó muertes, localidades aisladas, puentes cortados, arrieros extraviados. Sin embargo, como contrapartida logró revertir la escasez de agua en los embalses y se produjo una explosión del desierto florido y el sector de secano.

Tres fallecidos fue el trágico  saldo  de varios días de intenso temporal en la Región  de Coquimbo. En paralelo hubo voladuras de techumbre, anegamientos de calles y viviendas, cortes de caminos  y crecidas de ríos. Asimismo, se contabilizó centenares de personas albergadas y más de 683 inmuebles con daño. Una de las situaciones más complicadas fue la interrupción del suministro eléctrico.  

En la localidad de Marquesa se evidenció el mayor drama luego de la bajada de la quebrada que anegó el pueblo, sobre todo  el colegio.  Asimismo,  destruyó completamente la sede del Club Unión Esperanza. 

El fuerte temporal también provocó daños  en servicios básicos como el agua potable con Ovalle como una de las ciudades más afectadas, provocando  cortes en diferentes poblaciones. 

PLANTA COLAPSADA

En la capital de Limarí debió ser interrumpido el suministro por el daño que se produjo en la planta del sector de Los Peñones, provocando  que  26.600 hogares quedaran  sin agua potable en Ovalle.

La situación más lamentable que provocó la fuerza del temporal  se dio en la comuna de Monte Patria, donde el reconocido empresario agrícola Francisco Bou y el ingeniero agrónomo David Torres fallecieron tras ser arrastrados por la fuerza del agua luego de la crecida de la Quebrada El Tome, hecho que  generó  conmoción en la comunidad limarina.

El empresario y el profesional decidieron ir a dejar a uno de sus trabajadores quien debía cruzar el cauce, pero  la camioneta se quedó aprisionada. 

NUEVAMENTE  ISLÓN

En La Serena en el pueblo de Islón   se vivió la situación más compleja en la comuna, luego que las intensas precipitaciones pluviométricas  provocaran que la quebrada de Santa Gracia colapsara y generara un correntoso caudal de agua que obligó a cortar la ruta D-205, que une a La Serena con los pueblos interiores al norte del río Elqui. 

Como medida de precaución se evacuaron varias viviendas amenazadas por el agua y durante todo el día personal de Carabineros se mantuvo en el sector para vigilar y resguardar que las personas no se acercaran al peligroso lugar. Esta no es la primera vez que Islón se convierte en uno de los epicentros del desastre tras un temporal. En 1997, también fue devastado por  las fuertes lluvias y  el colapso de la quebrada.  

PÁNICO POR EL REBALSE DEL TRANQUE RECOLETA 

En medio del fuerte temporal, se generó una controversia cuando en redes sociales se anunció que el Tranque  Recoleta  en Ovalle cedió y se  temía una tragedia. Es por ello que el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, anunció que se iniciaría una investigación por el derrumbe parcial de un recrecido del muro levantado en el embalse Recoleta con posterioridad a la obra original, el cual cedió parcialmente y generó alarma, debiendo realizarse la evacuación de cerca de 1.500 personas que habitaban bajo la cota 20 en los poblados de Huamalata, Algarrobo, Villaseca, San Félix y Samo Bajo, en la comuna de Ovalle.

“He instruido una investigación para sancionar a los responsables, porque acá lo que cedió no fue el embalse original, sino una especie de recrecido que se le hizo de manera irregular”, puntualizó un molesto  ministro del MOP. 

Sin embargo, el presidente del embalse Recoleta, Luis Pizarro, respondió las afirmaciones del secretario de Estado e indicó que este rebalse se dio por efecto de la crecida del río, que llevó a que la infraestructura llegara a evacuar más de 400 millones de metros cúbicos por segundo. El dirigente insistió que el nivel de caudal fue el responsable de que cediera la infraestructura.

“Independiente que ese tramo haya cedido, no es el causante de la inundación, con ella o sin ella iba a pasar igual. Ahora, si el ministro estima que debe hacerse una investigación, es la autoridad y está en todo su derecho de hacerlo. Nosotros tenemos todo para demostrar y explicar, porque lo único que nos animó a hacer todas estas cosas, es poder tener agua y hacer un uso lo más eficiente de ella”. 

En  noviembre en visita a La Serena, el Ministro  de Obras Públicas, Alberto Undurraga, indicó que la investigación aún estaba en curso y que no se arrepentía del tono de sus dichos. 

Igualmente la evacuación provocó una fuerte disputa entre el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería y el Gobernador  de Limarí, Vladimir Pleticosic. Mientras  el edil ovallino calificó de error la alerta de evacuación porque “creó una especie de psicosis colectiva”, el gobernador puntualizó que es el Ministerio del Interior quien  está a cargo de la seguridad de las personas y la conservación del orden público”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X