Crédito fotografía: 
El Ovallino
Gerardo Rojas, se desempeña en el rubro hace más de cinco años y sin duda alguna el escenario “Covid-19”, le ha causado un antes y un después en su vida laboral.

El Ovallino

Actualmente se está viviendo la crisis sanitaria más grande que Chile (y el mundo) ha atravesado en su historia. Por esta razón, se ha llamado a la ciudadanía a no salir de sus casas a menos que sea estrictamente necesario, como por ejemplo consultas médicas o el abastecerse de alimentos que son indispensables para el diario vivir del ser humano.

Y es que específicamente son los supermercados los lugares que aglomeran más público, quienes van para adquirir lo básico y de este modo poder solventar la cuarentena.  

Así lo ha vivido el joven de 27 años, Gerardo Rojas, quien se desempeña como cajero en el Líder de la perla del Limarí. Hace más de cinco años que trabaja en el lugar y sin duda alguna se ha visto expuesto a contraer el virus, debido al alto contacto que tiene con las personas al momento del cobro en caja.

“La verdad es que el flujo de personas ha aumentado considerablemente, es como si fuera un día normal de fiestas. Y bueno, no se ha creado una conciencia de lo que está pasando realmente y a su vez, el que la gente no compre lo que es esencial para ellos”, comentó.

Por otro lado, no solo está la complejidad de trabajar atendiendo público, sino que también la del ámbito económico, ya que esta pandemia ha traído miles de despedidos y paralizaciones en diversos lugares de trabajo.

“Bueno este virus me ha afectado en mis trabajos, ya que anterior a esto también desempeñaba en el rubro del deporte y este se vio fuertemente afectado por la pandemia. Motivo por el cual se tomó la decisión de comenzar un receso correspondiente en mi antiguo trabajo. Pero por suerte, yo ya tenía mi antiguo puesto de cajero, el cual me ha ayudado bastante”, aseguró Gerardo.  

Asimismo, y al igual que todos los que están siendo afectados por este letal virus, él espera que pronto se pueda volver a una “relativa” normalidad acorde a lo que estamos viviendo, pero de manera responsable y sobre todo positiva.

“Anhelo que las personas sean más unidas y amables entre ellas. Para que de esta manera se ayuden mutuamente en estos tiempos tan duros y difíciles en los que estamos y que por sobre todo miren lo que de verdad está sucediendo y aprendan de ello”,  puntualizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X