• Josefine Enriquez
  • Mateo Nazif
  • Mauro Arredondo
  • Rocio Salinas
  • Alejandro Chepillo
Crédito fotografía: 
El Día
El esfuerzo y la dedicación de años se repiten en los testimonios de 5 jóvenes, quienes a partir de hoy buscarán un mejor futuro en la educación superior.

Atrás quedó la espera y el nerviosismo. Este martes se dieron a conocer los puntajes de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), lo que trajo muy buenas noticias para algunos estudiantes de la Región de Coquimbo.

Rostros de felicidad y emoción se multiplicaban en cada uno de los estudiantes y sus familias, quienes este miércoles fueron premiados en la Casa Central de Universidad de La Serena, por obtener altos puntajes a nivel nacional y regional.

Para la mayoría de ellos, este logro es fruto del esfuerzo y la dedicación de años. Dónde el apoyo familiar y la preparación tanto de manera personal, como desde cada uno de sus establecimientos fue clave para conseguir este objetivo.

Diario El Día tuvo acceso a los testimonios de algunos de estos jóvenes que destacaron por sus logros en la PSU, para conocer un poco de sus historias y de lo que vendrá de aquí en adelante. Futuro que se vislumbra más seguro para algunos, pero también incierto para otros.

“Siempre me he preocupado de mis estudios y este es el reflejo”

 Alejandro Chepillo, estudiante del Colegio Gerónimo Rendic, puntaje nacional en matemáticas y regional en ciencias.

Con 850 puntos en la prueba de matemáticas, Alejandro Chepillo, alumno del colegio Gerónimo Rendic, fue uno de los 2 puntajes nacionales de la región de Coquimbo en la PSU 2017.

Tanto para él como para su familia el momento de conocer los puntajes fue muy tenso, pero al ver los resultados los llenó de emoción.

“La verdad es que no me llamaron para avisarme sobre el puntaje nacional, así que lo supe revisando la página como todos. Cuando leí que tenía 850 en matemáticas y 830 en ciencias no me la creí, estaba tranquilo en que había hecho una buena prueba, así que muy contento y también mi familia, todos muy emocionados”, dijo Alejandro.

El joven estudiante del Colegio Gerónimo Rendic se muestra tranquilo, sabe que el resultado obtenido es fruto del esfuerzo de años.

“Me preparé en primer lugar entendiendo cada una de las materias que entraban en las pruebas y sobre todo ejercitando, es importante ir a las clases y también hacer preuniversitario, pero siempre me he preocupado de mis estudios y este es el reflejo”, agregó.

Si bien se muestra seguro al elegir una carrera, nos comenta que todavía no sabe dónde estudiar. Algo comprensible al contarnos que ha recibido llamados de varias universidades, alternativas que espera evaluar en los próximos días.

“Tengo pensado viajar para ver cada una de las opciones, lo que sí tengo claro es que quiero estudiar licenciatura en Física o alguna ingeniería ligada a esa área”, finalizó.

 

2- “Esto es reflejo del esfuerzo y el sacrificio”

Josefina Henríquez, estudiante del Colegio Amalia Errázuriz de Ovalle, puntaje nacional en matemáticas y mejor promedio PSU de la zona.

Desde Ovalle es la segunda estudiante de la región que obtuvo puntaje nacional en la PSU. Se trata de Josefina Henríquez, estudiante del Colegio Amalia Errázuriz de la comuna limarina.

Comenta que revisó sus puntajes con algo de nervios pero tranquila, con el paso del tiempo recién dimensionó su logro, al recibir llamados desde varias universidades del país.

“Al ver la página no lo podía creer, tenía 850 puntos en matemáticas y muy buen puntaje en las otras pruebas me sorprendió y me puso muy contenta. Después me empezaron a llamar de diferentes universidades, ofreciendo becas e invitándome a ceremonias y ahí dimensioné lo que significaba lo que había logrado”, dijo Josefina.

También nos señala que para ella la preparación fue fundamental para este logro, junto con el sacrificio y los años de estudios, que fueron determinantes para llegar a esta meta.

“Me sentía muy bien para dar la prueba, siempre estuve tranquila, ya que en los ensayos tenía buenos resultados, así que en ningún momento me puse nerviosa y confié en mis capacidades.  Creo que esto es reflejo del trabajo y el sacrificio de todos estos años de estudio. El que quiere siempre puede y con esfuerzo se cumplen las metas, así que muy contenta por este logro”, agregó.

En relación a sus planes futuros, Josefina señaló que tiene claro que estudiar, pero aún no decide en que casa de estudios matricularse, ya que está evaluando la opción más favorable.

“Quiero estudiar Ingeniería Civil, todavía no sé dónde, pero idealmente en la Universidad de Chile, ya que creo que es muy buena, pero tengo que evaluar lo más conveniente para mi futuro”, finalizó.

 

Puntajes regionales:

3- “No pude acceder a las becas ni tampoco a la gratuidad”

Rocío Salinas, estudiante del Liceo Insuco de Coquimbo, puntaje regional y premio al mérito académico.

Rocío Salinas fue también una de las jóvenes premiadas por sus puntajes obtenidos. La estudiante del Liceo Insuco de Coquimbo, no oculta que estuvo muy nerviosa la noche previa en que se dieran a conocer los resultados.

“No dormí esperando los puntajes hasta que por fin los publicaron. Saqué 725 puntos en matemáticas, 690 en Lenguaje y 690 en ciencias”, señaló.

Sin embargo, a diferencia de muchos alumnos, la joven estudiante del Insuco no pudo acceder a las becas que esperaba y tampoco a la gratuidad, ya que le faltaron algunos puntos. Un ejemplo de lo agraz que puede ser el acceso a una carrera universitaria.

“En un principio me alegré, pero al momento de postular me pasó lo contrario, ya que me faltaron puntos y no pude acceder a las becas que esperaba, tampoco a la gratuidad, así que no estoy segura de poder estudiar todavía y quizás tenga que trabajar”, agregó.

Pero pese a ello, la joven asegura que no dejará de luchar por sus sueños e ingresar a la universidad.

“Me gustaría estudiar algo ligado a la física, Licenciatura en Física puede ser ya que me encanta esa área y sobre todo desarrollar investigación en física cuántica, pero todavía no se realmente que hacer, estoy a la espera de ver que opción tengo, pero es algo que voy a cumplir”, finalizó.

 

4- “Valió la pena el empeño y estoy disfrutando este momento”

Mateo Pierotic alumnos del International School de La Serena, uno de los mejores promedios PSU regional.

La seguridad con que Mateo cuenta cómo vivió el proceso, nos demuestra lo preparado que se encontraba para la prueba, en la que obtuvo importantes puntajes regionales.

“Revisé como todos la página del Demre y ahí vi mis puntajes. La verdad es que estaba bien tranquilo ya que me había preparado bastante bien y logré un promedio muy bueno entre las pruebas, incluso en historia en la que logré también sobre 700 puntos”, señaló Mateo.

El joven, haciéndole homenaje a su nombre, señala que siempre le fue bien en el colegio y sobre todo en la educación media y que esto es reflejo de la dedicación.

“La verdad es que durante estos 4 años de educación media me esforcé por prepararme bien  y este es el resultado,  valió la pena el empeño en prepararme bien para la PSU y ahora estoy súper tranquilo, disfrutando este momento con la familia y ver que haremos en el futuro”, agregó.

Con esa seguridad con que nos habla, también nos señala que tiene muy claro qué carrera estudiar y en qué universidad.

“Me gustaría estudiar Ingeniería Civil, creo que es una carrera acorde a mis gustos y en la Universidad Católica, creo que es una muy buena institución y espero poder matricularme allí”, finalizó.

 

5. “Fui toda la media en un liceo público y soy un ejemplo de que se puede”  Mauro Arredondo Barraza, estudiante del Liceo José María Escrivá de Balaguer.

Nadie le sacaba la sonrisa de su rostro a Mauro Arredondo, alumno del Liceo José María Escrivá de Balaguer de Coquimbo, quien también obtuvo una puntuación destacada en la PSU.

“Me levanté muy temprano para conocer los puntajes a través de la página y cuando los vi me puse muy contento de lo que había conseguido ya que me alcanzaba para lo que quería estudiar, así que estoy muy feliz”, señaló Mauro.

Este joven, es otro ejemplo de que estudiantes de liceos públicos pueden acceder a una carrera universitaria. En este sentido Mauro se mostró muy agradecido de sus profesores y de la preparación que recibió.

“Me preparé en un preuniversitario, pero igualmente en la casa realizaba ensayos con mis compañeros y el apoyo de mis profesores. Fui toda la media en un liceo público y soy un ejemplo que se puede, la educación está cambiando y hay herramientas para que los estudiantes cumplan sus metas”, agregó.

Mauro será el segundo orgullo para su familia, ya que nos comentó que tiene una hermana que está por terminar una carrera universitaria, su ejemplo a seguir.

“Mi sueño es estudiar derecho y con el puntaje que obtuve me alcanza, voy a ser el segundo de mi familia en estudiar una carrera universitaria, después de mi hermana, quien también salió de un liceo público y que ya está por terminar su carrera de Pedagogía en Historia, es un ejemplo para mí, así que mi familia está muy contenta”, finalizó.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X