• Los vendedores ambulantes han protestado los últimos días porque dicen que las autoridades no los escuchan y buscan que los autoricen a trabajar durante el mes de diciembre en las calles del centro de la ciudad.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Comerciantes informales reclaman que tienen derecho a trabajar y afirman que no son escuchados por las autoridades. Desde la municipalidad, en tanto, precisan que se les ha ofrecido calles más distantes del casco histórico, pero ellos no quieren salir del centro, por lo que el problema se mantiene.

Una serie de manifestaciones y protestas en las calles por parte de los vendedores ambulantes de La Serena, dan clara cuenta de que las diferencias con la municipalidad y sus autoridades se han radicalizado.

Desde hace algunas semanas, la situación se ha venido tensando y ha habido acusaciones de ambas partes. Por una, el municipio insiste en que deben salir del centro de la ciudad, porque no están autorizados y acusan agresiones hacia los inspectores municipales; en tanto que por otra, los ambulantes niegan ataques y precisan que el alcalde nunca los ha querido recibir o armar una mesa de trabajo para buscar una solución.

En tanto, un tercer actor, la Cámara de Comercio de La Serena acusa competencia desleal y hace notar que los vendedores y vendedoras ambulantes prácticamente se han tomado las veredas y ponen en riesgo la salud de la comunidad, provocando aglomeraciones en plena pandemia.

Al interior del municipio hay molestia principalmente por lo que ha ocurrido las últimas semanas, acusando que inspectores municipales han sido agredidos, pero los ambulantes se defienden, indicando que no es así.

Son cuatro los sindicatos de vendedores ambulantes que se han formado, algunos de reciente creación, pero el N°1  es el más antiguo y se trata de vendedores que llevan años practicando este tipo de negocio informal.

El presidente del gremio, Blass Figueroa, descarta todos los emplazamientos que se les han hecho e incluso indica que nuestro medio los ha tratado como a delincuentes, pero reconoce que hay personas con antecedentes policiales, pero hace la salvedad indicando que son personas que están buscando la forma de ganarse la vida y no delinquiendo.

Al indicarle que incluso autoridades han señalado que entre ellos hay delincuentes, indica que “es lo que dicen en todos lados, en las redes sociales, nos vinculan con la delincuencia, que nosotros dejamos que con las aglomeraciones roben, pero le voy a dar un claro ejemplo, si nosotros dejamos que aquí a una persona le lleven una cartera, un celular, cualquier cosa, lo primero que va a hacer la persona es llamar a Carabineros y le va a decir estaba en tal puesto, eso es un problema para nosotros y eso nos perjudica. Si usted mira en este momento no anda Carabineros, no hay ningún inspector y no hay robos, porque nosotros cuidamos esto. Si les pregunta a los vendedores (del comercio) ellos les van a decir que nosotros les cuidamos los locales para el estallido social, para que no se los saquearan. Ese debería ser el trabajo de los inspectores y de Carabineros, en vez de estar preocupados de nosotros”.

Al indicarle que ha habido riñas entre los ambulantes, el dirigente indica que “obviamente, todos los días se forman riñas, pero es porque llega gente de Santiago, cuando viene gente a carterear, nosotros cuidamos a las personas, por eso cuando vienen comerciantes de la capital los echamos, los mismos Carabineros nos piden, porque ellos no lo pueden hacer, nos piden a nosotros porque cuidamos el centro, porque es nuestro lugar de trabajo”.

Sobre qué es lo que pretenden del municipio, Blass Figueroa precisa que “lo primero que queremos es una mesa de trabajo, que la municipalidad por fin se siente a conversar con nosotros y nos escuche, porque tenemos tres proyectos para presentar y no hemos sido escuchados. Son demandas a largo plazo, porque si nos pregunta qué queremos ahora, es trabajar, queremos permiso para trabajar en diciembre, que nos organicen, nos ordenen”.

Sobre el hecho de que ellos quieren trabajar solo en el centro de la ciudad, Figueroa recuerda que cuando hace años se organizaron como sindicato eran solo 15 personas y perfectamente podrían haberlos distribuido con mesas o puestos separados, “pero hubo burocracia, nos tramitaron y tramitaron y al final en este tiempo vino el estallido social, la pandemia y quedó esto. Todo esto que está sucediendo es por la mala gestión de la municipalidad”.

Frente a los dichos del alcalde en el sentido de que los informales no quieren salir del casco histórico e instalarse en el perímetro, Figueroa indica que “los perímetros para él son calle Pení, el Puente Zorrilla, la Ruta 5 y Almagro, y qué vamos a vender ahí, si no anda nadie”.

Referente a los tres proyectos que mencionó, Blass Figueroa señala que uno es habilitar carros móviles que circulen por el centro de la ciudad, el segundo, que se les asigne un horario de trabajo en una calle boullevard y el tercero ocupar las calles laterales instalados con mesas bien separadas unas de otras.

Sobre la tesis de que ellos funcionan con vendedores mayores que llegan de madrugada y los instalan con mercadería para la venta, lo descartan.  “Eso es falso, pero sí algunos locales grandes nos venden mercadería, si uno les compra a ellos mismos al por mayor, si la municipalidad se pone a investigar lo sabría. También vamos a comprar a Santiago, a Franklin, Bascuñán, compramos por mayor, cómo nos van a decir que nos vienen a instalar otros comerciantes grandes”.

No se descarta

El presidente de la Cámara de Comercio de La Serena, Patricio Araya, referente a que comerciantes establecidos les estén vendiendo productos, indica que “eso es responsabilidad de cada uno. Nosotros como comercio establecido no podemos negarle la venta a nadie, eso está prohibido por ley. Obviamente que los precios que se venden en la calle son distintos a los que nosotros podemos ofrecer, porque tenemos productos certificados, con factura, con garantía y todo eso no lo cumple el comercio ambulante. Además, es ilegal, porque están evadiendo impuestos”.

Suma que ellos pagan arriendo, agua, luz y dan empleo, por lo tanto, se trata de una competencia desleal.

Acerca de la eventual defensa de los locales durante el estallido social, Araya precisa que pudo haber ocurrido en algunos casos puntuales, pero lo desconocía, “puede que haya ocurrido, pero la generalidad de los saqueos ocurrieron más tarde, cuando no había comerciantes ambulantes, puede que haya ocurrido, pero no lo tengo claro”.

Sobre la escalada del conflicto de los ambulantes con la autoridad y el aumento del comercio ambulante, dice que esto último ha sido desastroso. Pero también recuerda el caso de las vendedoras ambulantes de verduras, donde el alcalde y el municipio desde antes del estallido social buscaron una solución, se les buscó un recinto, pero finalmente nunca lo ocuparon y el propietario terminó arrendándolo a una empresa.

Edil responde

El alcalde de La Serena, Roberto Jacob,  niega no haber recibido a los ambulantes, como algunos señalan, precisando que ha hablado con ellos y afirmando que dio la posibilidad de sacar de la calle a las vendedoras de verduras, pero que ellas la desaprovecharon. “Tuvieron las llaves en la mano y al final no se fueron, después les ofrecimos otro local, tampoco quisieron, entonces no pueden decir que no hemos tratado con ellos”.

Destaca que hay 54 ambulantes a los cuales se les ha otorgado permiso, que corresponde a los más antiguos, personas en situación de discapacidad y adultos mayores, entre otros.

“No es que no queramos darles permiso, pero aquí cuando hablamos de ambulantes, hay algunos que se la llevan a botellazos, a cuchillo por los espacios, entonces para mí esos no son ambulantes”.

Referente a los ataques a inspectores municipales, el edil dice que eso es efectivo, que incluso hay videos, antecedentes y demandas. “Que no mientan, que no se hagan los santos ahora. Insultan, se les ha pillado orinando en la calle, no respetan absolutamente nada, con ellos es muy difícil hacer trato, quieren que les demos permiso solo en el centro, entonces no hay conversación, porque no entregan ninguna otra alternativa y la mitad son extranjeros”, dice el edil.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X