• El nuevo Hospital de Ovalle se encuentra en su última etapa, con más de un 99% terminado y se pretende que entre en funcionamiento en marcha blanca el mes de septiembre próximo.
    El nuevo Hospital de Ovalle se encuentra en su última etapa, con más de un 99% terminado y se pretende que entre en funcionamiento en marcha blanca el mes de septiembre próximo.
  • Autoridades de la región realizan visitas permanentes al hospital de Ovalle y han destacado la importancia y el impacto social que tendrán.
    Autoridades de la región realizan visitas permanentes al hospital de Ovalle y han destacado la importancia y el impacto social que tendrán.
Crédito fotografía: 
El Ovallino
El centro asistencial que debería entrar en funcionamiento el presente año contará con siete pabellones y seis pisos de hospitalización, el recinto se construye en 7,5 hectáreas.

Para el mes de septiembre se espera que el nuevo hospital de Ovalle entre en funcionamiento en marcha blanca y paralelamente se hará entrega del antiguo centro asistencial al municipio ovallino, que según planteamientos del alcalde Claudio Rentería, entre otras dependencias pretende instalar un Hogar de Día para el Adulto Mayor.

El nuevo y moderno recinto hospitalario, ubicado en el sector salida norte de Ovalle por la Ruta D-43, tendrá énfasis en las atenciones cardiovasculares.

Así lo plantea el director del Servicio de Salud Coquimbo, Claudio Arriagada Momberg, quien señala que es importante recordar que los problemas cardiovasculares de la región son la primera causa de muerte y “este hospital respecto a esta área tendrá unidades de hemodiálisis con 12 cupos para que se dialicen pacientes con problemas cardiovasculares”.

Pero también pone preocupación en un área en donde la gran mayoría de los hospitales tienen déficit, como lo es la salud mental, ya que  en la actualidad “hay una escasa oferta de cama de corta estadía adulta y cero oferta  infanto juveniles y el Hospital de Ovalle va a presentar hospitalización para 12 adultos y seis infanto juvenil, lo que será un aporte muy importante no solo para la comunidad de Ovalle sino que para  toda la región”, afirma Arriagada.

El recinto que está emplazado en 7,5 hectáreas, contará con siete pabellones, más salas de procedimiento, seis pisos de hospitalización y tendrá 219 camas disponibles.

Contratación de médicos

Una de las preocupaciones que se presenta en la gran mayoría de los hospitales del país es la contratación de médicos especialistas y en la región también se presenta esta situación.

Sobre esto último, el director (S) del Hospital de Ovalle, Pablo Figueroa, señala que la contratación de médicos para una institución de salud siempre está asociada a la producción del establecimiento, es decir, a la cantidad de atenciones que se realizan.

Bajo esta lógica, sostiene que “hemos comenzado con la contratación de algunos profesionales, como por ejemplo, un cirujano plástico, un otorrinolaringólogo, un anátomo patólogo, tres cardiólogos, un nefrólogo y dos broncopulmonares. Estos profesionales actualmente ya están atendiendo en el hospital, salvo algunos como el cirujano plástico que a principios de agosto comenzará a cumplir funciones”.

“Lo nuevo de este sistema es que las camas de los servicios pueden reconvertirse de acuerdo a la demanda”. Pablo Figueroa, director (S) del hospital de Ovalle.

Referente a los profesionales que se contratarán en el futuro, indica que la llegada de dichos funcionarios no será inmediata, si no que irá siendo paulatina. “Necesitamos contratar dos cirujanos de tórax, un cirujano digestivo, un cirujano de mama, dos fisiatras, 2 psiquíatras, seis ginecólogos y seis pedíatras”, afirma el doctor Pablo Figueroa.

El funcionamiento

Respecto al funcionamiento del nuevo recinto y cómo será la atención de pacientes, el Hospital de Ovalle funcionará con un modelo médico quirúrgico, cuyo objetivo es plantear un ordenamiento por especialidades dentro del hospital como se hace tradicionalmente, sin embargo, lo nuevo de este sistema es que las camas de los servicios pueden reconvertirse de acuerdo a la demanda y a las distintas circunstancias en las cuales el recinto necesita hospitalizar pacientes.

“A los hospitales llegan pacientes que tienen que ser hospitalizados porque pasaron por un proceso quirúrgico o porque tienen que recibir algún tratamiento médico que no implica entrar a pabellón. Tradicionalmente los hospitales han funcionado con un sistema que divide las camas de hospitalización de acuerdo a las especialidades quirúrgicas o médicas que estén en su cartera de servicios, generando que estas sean exclusivas del uso de los especialistas de cada unidad”, especifica el director subrogante del centro asistencial limarino.

Explica que con el traslado al nuevo hospital, la gestión clínica evolucionará a un nuevo sistema, que permitirá al recinto tener mayor flexibilidad en la reconversión de camas, por ende, los procesos de hospitalización serán más eficientes, puesto que las camas ya no serán exclusivas de un servicio o una especialidad en particular.

Figueroa cita como ejemplo, que “durante la temporada de invierno lo más probable es que se oriente el uso de la mayoría de las camas a pacientes que necesiten ser hospitalizados por enfermedades respiratorias. O en caso de un accidente múltiple con muchos lesionados, las camas se reconvertirán rápidamente para hospitalizar pacientes que hayan recibido intervención quirúrgica producto de sus lesiones, es decir,  este sistema permitirá que la gestión clínica esté más en sintonía con la demanda real de hospitalización y no que esté sujeta a la estructura antigua de la separación de camas exclusiva por servicios”.

Impacto social positivo

Tanto en la administración del hospital ovallino como en las autoridades de salud coinciden en que la entrada en funcionamiento del nuevo establecimiento hospitalario tendrá un impacto social importante y positivo, ya que las condiciones para recibir a los pacientes mejorarán en el aspecto estructural y están trabajando en mejorar el trato hacia los usuarios.

Por otro lado, destacan que las dos nuevas especialidades de hemodiálisis y de hospitalización de psiquiatría para adultos, niños y adolescentes, serán de gran ayuda para la población, ya que actualmente los pacientes que necesitan ese tipo de intervenciones tienen que derivarlos a La Serena o comprar servicios de instituciones privadas.

Actual etapa

Actualmente el nuevo hospital está en proceso de recepción de infraestructura y se hacen  observaciones de detalles. Después viene la recepción municipal, luego la autorización sanitaria, la que es otorgada por el seremía de Salud. Paralelamente está llegando el equipamiento nuevo para el centro asistencial. Después viene la puesta en marcha.

Que mejore la atención

La comunidad ovallina, si bien valora la inversión hospitalaria, piensa que ésta debe ir de la mano con mejorar la atención, que dicen, es una de las falencias en la actualidad.

Ester Durán indica que “es bueno que se preocupen de hacer un nuevo hospital, pero no sirve de nada si no mejoran la atención que no es muy buena”.

En tanto, Doris Saldaña señala que le parece bien que se construya “algo nuevo, porque hace rato que hacía falta y la gente está hacinada en el hospital hoy día”.

Julio Barría, es de opinión similar y sostiene que “era una promesa de hace muchos años y por fin la están cumpliendo, pero ojalá que cambien a la gente que atiende mal”. 1601

“Era una promesa de hace muchos años y por fin la están cumpliendo. Julio Barría, ciudadano ovallino.

Hospital antiguo 

 Referente a la habilitación de Hogar de Día para el Adulto Mayor en el antiguo hospital, como pretende el municipio de Ovalle,  éste será un hogar que va a depender de cuántos serán los recursos que  invertirá la municipalidad y la cantidad de cupos. El objetivo es que sea un centro ambulatorio en el cual adultos mayores que hoy día están solos en sus hogares o que están al cuidado de algunas personas de menor edad y que tienen que salir a trabajar, puedan tener a sus familiares en este hogar con un horario de entrada que sea, por ejemplo, siete y media de la mañana, y que después de la jornada laboral el adulto mayor pueda volver a su domicilio. El objetivo es que dentro del día ellos puedan tener actividades tanto lúdicas, para estimular desde el punto de vista neurológico, pero también físicas, en donde puedan contar con el apoyo de kinesiólogos y terapeutas ocupacionales.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X