• Muriel Ramírez lamentó la decisión de mandar parte de los pocos ventiladores mecánicos que se tienen en la región a Santiago. “Esto nos va a dejar desnudos cuando entremos en el peak de los contagios en la zona”.
Crédito fotografía: 
cedida
La epidemióloga de la Universidad Católica del Norte cree que en pocos días la demanda de camas UCI puede ser muy alta debido al ritmo de contagios. Además indica que la el receso del laboratorio de Ovalle generó que se perdiera la capacidad de otorgar un diagnóstico oportuno de los casos

Muriel Ramírez, epidemióloga de la Universidad Católica del Norte quien cree que en pocos días se aumente el número de casos en la Región de Coquimbo y que el gran problema es la pérdida de capacidad de otorgar un diagnóstico oportuno al entrar en receso el laboratorio de Ovalle.

“Estamos viendo casos que salen positivos con bastante desfase porque existe una cola de exámenes pendientes, y que probablemente muchos de ellos se perdieron, porque pasó el tiempo de caducidad y salen muestras indeterminadas, además, no sabemos si se tomaron de nuevo o no. Esas personas que están en espera o quedaron sin resultados, no saben si están contagiados o no, por lo que pueden contagiar a su familia, salen, van a comprar. Sin esa información no se pueden tomar decisiones oportunas en este momento”.

¿Ahora comenzarán aumentar los casos por las aglomeraciones del fin de semana largo del 1 de mayo y del día de la madre?

“Justo ese fin de semana quedaron personas sin realizar diagnósticos por el problema en el laboratorio de Ovalle. Hubo una carga de contagios que desconocemos. Mi mayor preocupación en este momento es luego de conocer dos estudios, uno del doctor Mauricio Canals, académico del programa de Salud Ambiental de la Escuela de Salud Pública; y otro del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Desarrollo en el que se indican que la región de Coquimbo aparece con un indicador de transmisibilidad bastante alto y que indica cuántas personas un caso positivo va a contagiar en una semana.

Se puede decir que la situación está controlada cuando es uno a uno, un positivo puede contagiar a una persona más, esto se llama el control de la meseta de la epidemia, la curva está plana. Pero en este momento en la región tenemos 2,3, es decir, un caso puede contagiar a dos más, y así se va duplicando cada semana. Este indicador permite adelantarnos y tomar decisiones oportunas”.

¿Cuáles serían estas decisiones oportunas que se deberían tomar?

“Mi recomendación sería tomar una medida más drástica como puede ser una cuarentena de las comunas de La Serena y Coquimbo, o en ciertos sectores en qué existan más números de casos. Esa información no al manejo, pero si la autoridad sanitaria regional. En el caso que no quisieran hacer esta cuarentena comunal, porque es una medida difícil y dura que trae consecuencias sociales, se debería restringir el comercio y evitar las aglomeraciones”.

Pero se está haciendo todo lo contrario, se están abriendo tiendas en los centros comerciales de la zona. ¿Qué puede generar esto?.

“Lo encuentro fatal es ahí donde la gente se contagia el virus. Estamos viendo 30 a 40 casos, pero de esos casos varios no tenemos el diagnóstico por el problema del laboratorio. Esa es la punta del iceberg porque por cada 5 casos que vemos detrás de ellos pueden que encontremos 20 asintomáticos”.

.-  La mayoría de los últimos casos dados a conocer han sido asintomáticos...

“Justamente la semana anterior se hicieron pesquisas en los casos alrededor de los casos positivos, por lo que encontramos asintomáticos que son los que trasmiten, no se sienten mal por lo que salen. Tampoco nosotros somos muy disciplinados para seguir las medidas preventivas como el lavado de mano, la mascarilla la usan mal debajo de la nariz y se tocan la cara. Hoy no aparecen visibilizados los casos pero van a aparecer los contagios en dos semanas más.

¿El peak del virus llega en dos semanas?

“Va a empezar en dos semanas, nosotros vamos desfasados con Santiago alrededor de un mes. Lo que ellos están viviendo en la capital con el colapso de las UTI, si no se toman las medidas en un mes más vamos a estar igual o peor nosotros”.

¿Cómo toma que los ventiladores mecánicos que tienen nuestros hospitales sean enviados a Santiago?.

“Lo encuentro terrible, porque nos estamos desnudando y perjudicando a nosotros, ya tenemos un sistema de salud en una condición que no es la mejor y que más encima se lleven equipamiento a Santiago. Si yo fuera autoridad no mandaría nada, si le pones un ventilador a una persona no se lo vas a sacar después cuando lo necesites, la recuperación de un paciente en la mayoría de los casos dura dos semanas y ellos están recién empezando. Nos va a pillar desnudo el peak, porque todos los ventiladores fueron enviados a apoyar la situación en Santiago”.

¿Qué seguridad se tiene que las personas recuperadas del virus se vuelvan a contagiar y que no sean una fuente de contagio?

“Justo leía un estudio de España en relación con este tema, alrededor del 85 % de las personas quedan con anticuerpos que los protege, es decir, un 15 % se puede volver a contagiar. Eso es preocupante porque si tuviste la enfermedad esto no te da seguridad que no la vuelvas a tener. Si es que hubiese una vacuna para ser utilizada tarda al menos un año y en segundo lugar con esta capacidad de hacer inmunidad en el organismo lo más seguro que tendría que ser como la vacuna de la influenza que vamos a tener que ponérnosla todos los años. Causa una inmunidad por poco tiempo.

Es una enfermedad nueva que estamos aprendiendo a la vez que tenemos la pandemia, todos los días sale algo nuevo. Desde el punto de vista de política sanitaria debemos ser menos confiados y ser más proactivos, no reaccionar y menos tarde con las decisiones. En la zona estamos en el momento justo para aplanar la curva”.

Otra complicación que se está viendo es que se están contagiando los funcionarios de la salud. ¿Esto puede complicar aún más la situación?

“Exactamente, y eso fue lo que ocurrió en España e Italia que se comenzó a enfermar el personal de salud, y nosotros acá no tenemos una gran cantidad de profesionales. No tenemos de dónde sacar un médico o una enfermera intensivista para reemplazos. Falta mucha formación en el personal de salud, algunos están muy relajados. La persona tiene Covid-19 hasta que se demuestre lo contrario, así se debe tratar a los pacientes. Además de contar con todos los elementos de protección, que no en todos los lados pasa”.

¿Cómo ve el funcionamiento de la Mesa Social Regional del Covid-19?

“Me estoy cuestionando mi participación en ella, porque mucha de las indicaciones que hemos dado no las toman en consideración. Tampoco comparten la información completa para poder ir orientando. Al parecer, se guían solo por lo que dicen en Santiago, porque algunos de los acuerdos que llegamos hace un mes atrás, sobre ciertos protocolos, hoy en día mis colegas me señalaban que había un oficio que los dejaba sin efecto el acuerdo y que se sigue lo que se manda de Santiago”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X