Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Luego del sumario administrativo por discriminación y acoso laboral que involucraban a Ximena Sobarzo, el fiscal a cargo emitió el informe cuya parte del contenido fue conocida por este medio. En el documento se sugiere que la directora no vuelva a trabajar en el recinto de la zona, y ahora son las autoridades a nivel central las que deben decidir.

Un nuevo capítulo se escribe en el conflicto que se vive al interior de la biblioteca regional. Hace algunos días y luego de más de 5 meses se cerró la investigación sumaria en contra de la Encargada de Servicios Bibliotecarios, Linda Lorca, y a la directora del recinto cultural, Ximena Sobarzo, además, esta última se encontraba suspendida de sus funciones. 

Las acusaciones eran bastante fuertes y de acuerdo a las fuentes a las que pudo acceder diario El Día, se hablaba de un supuesto acoso laboral y discriminación. 

En total fueron tres los funcionarios afectados los que acusaron formalmente a sus jefaturas y dieron a conocer los hechos: una pareja homosexual y una trabajadora de la sección de atención al público, Gloria Muñoz, quien incluso fue despedida, pero se encuentra a la espera de que finalice la investigación para poder continuar prestando servicios para la DIBAM. 

Desde el Servicio Nacional del Patrimonio, dieron inicio a las indagatorias y designaron como fiscal a cargo del proceso administrativo a Rodrigo Iribarren, y, para colaborar con las indagatorias, a Fernando Graña, Coordinador de Ciudadanía cultural de la Seremía de las Culturas de la Región de Coquimbo, quienes finalmente llegaron a término, y enviaron el documento a al nivel central para que finalmente se resuelva en la Región Metropolitana qué pasará, en particular, con Ximena Sobarzo.  

Hermetismo

Consultado, el fiscal de la investigación, quien además hoy es director regional subrogante del servicio del patrimonio, Rodrigo Iribarren, no entregó detalles del informe, el cual ya fue enviado al nivel central, pero sí manifestó que ellos lo mandaban con la sugerencia respectiva de lo que se debería hacer al respecto.

“Eso se resolverá en Santiago, a mí no me corresponde hablar sobre eso, ni opinar. No sé qué hará el director del Servicio. Él recibió la información que nosotros enviamos y tendrá que tomar la determinación que estime pertinente. Yo no le puedo decir lo que nosotros recomendamos en el informe, porque esa información no es pública y forma parte del secreto de sumario”, expresó. 

Respecto a los pasos que se vienen, el director va a elaborar el informe con la sanción final, que puede coincidir o no con lo que envía el fiscal. “Lo que te puedo decir es hubo una apelación, que está dentro de los derechos que tiene ella de acuerdo al estatuto administrativo. Cuando Los fiscales entregan los antecedentes, estos se hacen llegar al director del Servicio, para que él en base a los antecedentes de la apelación, en base a los antecedentes de la investigación del Fiscal pueda tomar una determinación”, expresó Rodrigo Iribarren. 

Un traslado

Pese al hermetismo de Iribarren, diario El Día tuvo acceso a fuentes exclusivas las que develaron que en el informe se recomendaba que la directora Ximena Sobarzo no volviera a ejercer sus funciones y que lo mejor sería trasladarla a otro establecimiento de la DIBAM. Sin embargo, el que ella tenga contrato sólo hasta fin de año podría facilitar el camino. Una de las alternativas sería que desde el nivel central simplemente esperaran para no renovarle el contrato. 

Hermetismo

El seremi de las Culturas y Las Artes de la Región de Coquimbo, Francisco Varas, se manifestó más abierto a hablar de la situación. “Esto va en la línea de lo que se habló en su momento, porque nosotros nunca hablamos de desvinculación de la directora, hablamos de traslado para no seguir generando heridas en el equipo (…) El fiscal tienen la facultad de proponer lo que piense que resguarda el bien superior, para que la entidad pueda continuar su camino. Ahora, la decisión se tomará en Santiago”, enfatizó Varas. 

Reacciones 

Contactados, amigos de los denunciantes expresaron que no se les había comunicado nada, pero que “sin duda este tiempo sin la directora fue mucho más tranquilo para ellos”, expresó un trabajador del establecimiento ubicado en Juan José Latorre 782, junto a la Casa Las Palmeras.

Gloria Muñoz, la tercera acusadora, también manifestó desconocer las recomendaciones que habría hecho el fiscal administrativo en el proceso local, pero le llamó la atención que se haya demorado tanto. “Me parece que esto demoró más de lo que tenía que demorar, pero afortunadamente, por fin se ve que avanza algo”, indicó. 

Eso sí, no está conforme con que la decisión sólo sea un traslado. “Claramente aquí lo que prima son los favores políticos. Aquí la directora ha estado todo el tiempo recibiendo un sueldo, mientras yo acá, sin trabajo, sin nada, despedida, y eso nadie me lo va a devolver”. 

Dijo que quedaría a la espera de que la llamara, tal como se lo prometió el seremi de las Culturas, Francisco Varas cuando fue desvinculada. “A mí él me dijo que una vez que tuvieran resultados, yo podría recuperar mi cargo, porque fui yo la que develó toda esta situación. Fui la primera que habló y después de eso se destapó la olla”, dice Gloria, en alusión a que cuando ella fue desvinculada, envió un correo electrónico contando lo que había tenido que pasar los meses previos, a la gente de Patrimonio, al Seremi, y a la misma Ministra.

“Ahí yo mencioné que no era sólo yo, sino que había otros compañeros que incluso sufrían discriminación sexual. Después de eso, fui llamada a una reunión con el Seremi de Cultura, Francisco Varas y él me dijo que me quedara tranquila, que esto se iba a investigar”,  enfatizó. 

Silencio

Intentamos conocer la versión de Ximena Sobarzo, sin embargo, hasta el cierre de esta edición no nos fue posible. De todas formas, sí lo hizo en el mes de mayo cuando se conocieron las acusaciones. “Ningún funcionario público puede hacer declaraciones a la prensa, sin que esto sea validado por el propio servicio (…) Yo, como estoy suspendida, prefiero esperar la autorización”, consignó, en su momento. 

Cabe señalar que Sobarzo tuvo denuncias similares cuando trabajó en las Bibliotecas de la Universidad de Santiago, por maltrato y hostigamiento en contra de funcionarios, pero en su minuto se realizó una investigación y nunca recibió ninguna sanción. De hecho, se condenó a otra persona por acusarla. En el caso actual, Ximena Sobarzo tampoco ha sido objeto de alguna sanción, ya que, es el director nacional del Servicio del Patrimonio, quien decidirá en definitiva. 

Controversia inicial

Esta no es la primera vez que existe una polémica relacionada con el recinto inaugurado el 5 de marzo del 2018 en La Serena, específicamente en Juan José Latorre, junto a la Casa Las Palmeras (Avenida Francisco de Aguirre) donde viviera la poetisa chilena Gabriela Mistral.

En el mes de junio del año pasado, un grupo de postulantes para trabajar en la Biblioteca Regional, acusó que no se contrató a la gente más capacitada que ganó los concursos, sino que primaron cercanías políticas y centralismo, por lo que incluso hubo quienes pidieron que se repitiera el proceso. En ese momento la directora del recinto, Ximena Sobarzo, quien también fue designada pese a no obtener el máximo puntaje en la evaluación, aseguró que todo se llevó a cabo dentro del marco legal y que existieron más criterios para los nombramientos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X