Crédito fotografía: 
Cedidas
La plaga que a nivel productivo afecta principalmente a plantas de la familia Brassicaceae, es decir, brócoli, coliflor y repollo, en la Región de Coquimbo sólo ha restringido su presencia a malezas, por lo que no se registran daños en cultivos.

Tras la detección de la plaga Bagrada hilaris, también conocida como Chinche pintado, en el sector de Llimpo en Salamanca, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) del Ministerio de Agricultura inició los trabajos de monitoreo y vigilancia para detectar tempranamente la presencia de la plaga en otros sectores de la región. Dentro de estas labores está la realización de prospecciones, las cuales son inspecciones en diversos lugares realizando toma de muestras ante la sospecha de presencia de la plaga, las que son luego llevadas al laboratorio para confirmar o descartar la existencia del insecto. Paralelamente, el SAG está realizando actividades de divulgación de las medidas a adoptar para el control de la plaga.

El Chinche pintado produce daños a plantas de la familia Brassicaceae, es decir brócoli, coliflor y repollo, además de la col rizada, rábano, rúcula, nabo, mostaza, kale, pak choi y raps. También se ubica en malezas, tales como yuyo, rábano silvestre, bolsita del pastor y ornamentales (allysium). Al respecto, el Director Regional del SAG, Jorge Fernández, explicó que “el comportamiento de esta plaga es bastante particular dependiendo de la zona geográfica, y en la comuna de Salamanca hemos detectado que está afectando a las malezas, principalmente yuyos, y no a los cultivos. Las acciones que estamos tomando con diversos actores, tanto públicos como privados, son para tender a controlar la plaga, a evitar su dispersión y a reducir la población del insecto”.

Es así como el SAG realiza un trabajo en conjunto con el sector privado, ya que son los productores quienes deben aplicar los plaguicidas autorizados por el Servicio de acuerdo a la información actualizada que se encuentra disponible en www.sag.cl, con todas las alternativas de control químico.

En ese contexto, el SAG sostuvo una reunión en la comuna de Salamanca, la cual contó con la participación del alcalde de Salamanca, Fernando Gallardo; el director regional del SAG, Jorge Fernández; el entomólogo del INIA, Claudio Soto, además de representantes del sector público y funcionarios del SAG, quienes explicaron los alcances de la plaga en la zona y se gestionaron las coordinaciones para iniciar un trabajo en conjunto.

Durante la instancia, el  alcalde Gallardo señaló que “se está dando inicio a algo que hay que realizar, se ha estado conversando, se han dado ideas, se han propuesto situaciones y quedamos a la espera de que todo esto pueda ser posible en la medida que el SAG nos pueda estar comunicando y dando las instrucciones, porque nosotros vamos a colaborar como municipio con nuestros equipos”.

En tanto, Claudio Salas agregó que “es un insecto rastrero, muy polífago, tiene muchas generaciones al año, muchos hospedantes -más de 54 especies. Es una plaga que al parecer llegó para quedarse, por lo que hay que aprender a manejarla generando estrategias”.

Investigación y vigilancia

La Chinche pintada fue detectada por primera vez en el país el año 2016 en la Región Metropolitana, por lo cual desde esa fecha el SAG ha estado realizando trabajos en conjunto con agricultores, municipalidades y otros servicios del Ministerio de Agricultura, a fin de mantener la plaga bajo control, minimizando sus daños en el sector agrícola.

La plaga afecta a los cultivos generando decoloraciones y necrosis en el follaje, en el brócoli y coliflor genera plantas sin formación de coronas o múltiples coronas, detención del crecimiento y/o menor desarrollo de la inflorescencia, causando daños en la productividad agrícola.

Cabe destacar que desde noviembre de 2016 el SAG estableció un plan de vigilancia específica para esta plaga en la Región Metropolitana, y en enero de 2017 se estableció dentro del Programa de Vigilancia Agrícola, programándose 190 estaciones de prospección entre las regiones de Coquimbo a Maule, también se realizaron operativos especiales en las Regiones de Valparaíso y Metropolitana y una serie de actividades de capacitación y folletería sobre la plaga.

Además, dada la relevancia del tema para los productores de hortalizas, el INIA junto al SAG se encuentran trabajando en el proyecto “Desarrollo de un sistema de manejo integrado con bajo impacto ambiental orientado a mitigar las poblaciones del chinche pintado, Bagrada hilaris para una horticultura sostenible y competitiva”, el cual contará con financiamiento del FIA.

Finalmente el SAG hace un llamado a denunciar la presencia de esta plaga en las oficinas del servicio ubicadas a lo largo de todo el país.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X