Crédito fotografía: 
Cedida
Mientras algunos se mantienen con optimismo de que la situación en el país va a mejorar, otros barajan la opción de retornar a sus países y dejar Chile producto de lo sucedido tras el 18 de octubre del año pasado. Dicen que los saqueos y la violencia ha sido la peor parte, que los ha afectado directamente, en especial porque muchos de ellos son comerciantes. Quienes se quedan en el país saben que se les viene complejo por la falta de empleo y lo que podría suceder en marzo respecto a las manifestaciones donde reina la incertidumbre, sin embargo aseguran que no bajarán los brazos y seguirán luchando.

Emigran de sus países buscando un mejor futuro para ellos y sus familias, escapan de situaciones de violencia, problemas y desórdenes políticos y ven en Chile un país ordenado, con estabilidad económica, oportunidades laborales, menor delincuencia y proyecciones de crecimiento.

Así era Chile para los extranjeros antes de ocurrido el estallido social.  

“Si nosotros nos venimos aquí a Chile es porque consideramos, la mayoría, que es un país ordenado y si tu sales fuera de Latinoamérica notas la diferencia, es un país ordenado por el tráfico, la policía impecable, casi no sobornable, también ordenado en el ámbito económico, estable, un país pacífico y tranquilo a diferencia de algunos de nuestro países donde ya está la delincuencia y violencia a otro nivel, acá uno todavía puede caminar por la calle y no te van a linchar la cartera o disparar en la calle” comentó Carlos Marino, peruano en Chile de hace más de 20 años, presidente de la colonia peruana y director de la Agrupación de Colectividades Extranjeras en la región. 

Contó que ha recibido la inquietud de muchos compatriotas y migrantes de otras nacionalidades de volver a sus países e irse de Chile tras lo ocurrido en octubre de 2019, así como de otros que ya han retornado a sus países. 

Una situación que se ha registrado a nivel nacional después de iniciada la crisis social, ya que de acuerdo a las cifras, hubo una disminución de las solicitudes de visas de extranjeros vinculadas a motivos laborales y profesionales.

Según datos entregados por el Ministerio del Interior, en promedio, previo al 10 de octubre se habían recibido 11.288 solicitudes de Visa de Residencia Sujeta a Contrato, cifra que cayó a 8.224 post 18 de octubre.

En el caso de las Permanencias Definitivas, desde abril a agosto del 2019 se registraron en promedio de 8.850 solicitudes, las que aumentaron a 16 mil en septiembre y 22 mil para los meses de octubre y noviembre para luego descender drásticamente a solo 2.179 en el mes de diciembre, la menor registrada en el 2019.

“Es un movimiento legítimo, sino todos, al menos la mayoría estamos de acuerdo que hay cosas que hay que corregir, por lo tanto también nos involucramos activamente, algunos con apoyo moral, en las demandas sociales y si hay algunos que hacemos labor social, que es muy distinta a la política” explicó Carlos Marino.

Los representantes de las colonias de sus países dicen estar de acuerdo con las demandas sociales, algunos llevan años en el país y conocen la realidad de Chile, otros no tanto pero se vinieron para buscar mejores oportunidades, sin embargo declaran que la violencia en las calles es desmedida tras octubre del año pasado y esperan que las cosas se mejoren.

Emprendedores que con esfuerzo han levantado sus negocios han sido saqueados, víctimas de destrozos en sus locales, por lo que han debido resguardarse, algunos han decidido organizarse con los vecinos, otros, como Carlos prácticamente duermen en sus negocios con el miedo que vuelvan a ser robados.

Esa misma situación ha provocado que algunos se cuestionen dejar Chile y retornar a sus países, otros señalan que  seguirán luchando por construir un mejor futuro en el lugar donde ahora residen y que, en muchos casos, sienten como suyo.

“Nos preocupa tremendamente porque hemos sido afectados, no solamente como los chilenos psicológicamente, porque hay sentimientos encontrados, primero por una demanda legítima y segundo por un vandalismo, una delincuencia que se tomó prácticamente las calles, porque acá no están dominando los políticos o quienes hacen una demanda social, sino que está dominando la delincuencia y eso salió de control, y eso trae obviamente incertidumbre” relató Marino.

Contó cómo fue víctima del robo en su tienda de artículos ortopédicos y como a un compatriota, dueño de una joyería le saquearon toda su mercadería. Asegura que los empresarios, de todas nacionalidades se han visto expuestos y con sus ingresos mermados.

Dice que ahora están preparados y coordinados para lo podría ocurrir con las manifestaciones. “Nosotros estamos tratando de consolidarnos como extranjeros , porque hay una incertidumbre, entonces que mejor que estar unidos, no pensamos todos iguales, pero hemos tratado de unirnos para enfrentar con apoyo moral y compañía”.

Mery Cortés, presidenta de la colonia ecuatoriana en la región, llegó hace 17 años a Chile por un futuro mejor y porque el papá de sus hijos es chileno, estuvo 12 años en Antofagasta y cinco lleva acá en la región, contó como su vida cambió tras lo ocurrido en octubre del 2019 y como sus compatriotas han vivido todo el proceso.

Relata que muchos tienen miedo ante lo vivido en los meses de octubre, noviembre y diciembre en el país, tanto ha sido el temor de sus connacionales que se han abstenido de participar en actividades junto a otras colonias de migrantes.

Mery sabe que la situación para marzo es incierta y como presidenta de su colonia ha estado trabajando con sus compatriotas, “como presidenta lo que le he trasmitido a mi colonia es que, con esto de los saqueos a los supermercados, les he aconsejado que guardemos alimentos no perecibles, dinero en efectivo, porque si se viene fuerte puede ser que  no haya cajeros ni supermercados”.

En su caso particular dice estar radicada en el país y que no piensa irse, pero no todos piensan igual y hay quienes tienen la intención de irse y están trabajando para aquello.

“Específicamente tres personas dijeron que se iban a devolver a su país pero lastimosamente no tienen el dinero completo, porque de verdad que cuesta, entonces dicen que si tuvieran el dinero se irían mañana mismo” añadió la ecuatoriana.

Desde Venezuela, su representante, Elena Arauco quien lleva tres años en Chile y no piensa volver a su país, dice que pese a que se trata de una situación que les ha afectado a todos, está con optimismo de que las cosas van a mejorar, que se llegará pronto a acuerdos, ya que está la experiencia de otros países, como el suyo, donde la situación se vive con mucha violencia.

Respecto a lo que podría suceder ahora en marzo dice que prefiere no hacer pronósticos, pero admite que si ha habido algunos compatriotas que han manifestado su intención de irse producto de la incertidumbre.

Para los colombianos la visión de Chile como país para residir también ha cambiado. “Mucha gente con su familia ha tenido que buscar nuevos horizontes, queriendo a Chile les ha tocado, porque las oportunidades han disminuido poco a poco, entonces a algunos les ha tocado regresarse con sus familias enteras o irse a otros países”, indicó Gustavo Díaz, presidente de la Asociación Colombia Somos Todos.

Este año cumple 20 años en Chile y en La Serena, para él han sido maravillosos todos estos años en el país donde dice que ya echo raíces.

“Lamentablemente con lo sucedido se ha notado un cambio a este tiempo bastante radical, un cambio en todos los aspectos, socio económicos, entonces ha sido bastante difícil pero acá estamos todos unidos pensando que todo va a mejorar” señaló Díaz.

Dice que están preocupados para lo que podría suceder en marzo, pero no alterados, se han preparado pero manteniendo la calma sobretodo, “que no trascienda mucho y que se haga el pedido que se tiene que hacer pero de forma pacífica”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X