Crédito fotografía: 
Cedida
Tras cumplir una cuarentena de 15 días en una residencia sanitaria, Lucía Pinto retomó ayer sus funciones.

Tras confirmarse como positivo de Covid-19, la intendenta Lucía Pinto cumplió una cuarentena de 15 días en una residencia sanitaria de la ciudad de La Serena y ayer jueves retornó a sus funciones como primera autoridad regional.

A primera hora de la mañana, en el edificio de la intendencia y bajo estrictas medidas sanitarias, sostuvo una reunión con la delegada presidencial Andrea Ballladares, el Jefe de Defensa General Pablo Onetto y el jefe de la IV Zona de Carabineros General Jorge Tobar, a objeto de “traspasar” el mando y obtener de primera fuente la información acerca de cómo se ha comportado el virus en la región.

Acerca de cómo vivió la enfermedad, Lucía Pinto admitió que “al principio, uno se asusta un poco por lo que se sabe del coronavirus, pero principalmente por lo que se no sabe”. Explicó, además, que ella no está dentro de los grupos de riesgo o vulnerables. “Gracias a Dios, en mi caso tuve una carga viral bastante baja y casi no tuve síntomas: sólo un poco de tos y el pecho un poco apretado, como se dice en el campo. Nunca tuve fiebre o dolor en el cuerpo o de cabeza. Mi cuarentena fue bastante asintomática”, indicó.

Durante su estadía en la residencia sanitaria -a la que accedió porque en su grupo familiar tiene a personas de mayor riesgo- se mantuvo activa en su labor como intendenta. “Seguí trabajando y estando en contacto con lo que pasaba porque era imposible no seguir pendiente de cómo todo transcurría en la región y, además, la salud y los pocos síntomas me lo permitieron”, dijo.

Durante su cuarentena, Lucía Pinto conoció el cómo funciona una residencia sanitaria y la calidad del servicio que entregan los funcionarios allí laboran.

Al respecto, comentó que “todas las personas que tengan algún síntoma y que no tengan un lugar donde estar seguro tanto para ellos como para sus familias, pueden solicitar ir a una residencia sanitaria, donde hay atención y chequeos en forma permanente de los pacientes.”

En su entorno laboral, además del seremi de gobierno Ignacio Pinto, resultó contagiada su jefa de gabinete, Sara Contreras, quien regresa en los próximos días a sus funciones. En el entorno familiar, no se confirmó ningún contagio.

“Al día de hoy puedo decir que no soy contagiante. Ahora si debo seguir cuidándome, como lo tiene que hacer cualquier persona, porque aún se está estudiando cuánto duran los anticuerpos”, confidenció.

Trabajo de coordinación

La intendenta Lucía Pinto indicó que durante las dos semanas que permaneció en cuarentena  mantuvo contacto permanente con la delegada presidencial Andrea Balladares, quien ayer también concluyó sus funciones como tal en la región y retornó a Santiago.

“La delegada durante la mañana de este jueves de alguna manera me transfirió el mando y la coordinación de lo que estamos haciendo en la región”, añadió

Mientras Lucía Pinto permaneció en la residencia sanitaria se aplicó el llamado Plan Ovalle, cuya evaluación, estimó, es positiva.  “Justamente en la semana que me fui con mi cuarentena y tras el análisis que efectuamos comuna por comuna, veíamos cómo Ovalle tenía un incremento importante de casos de manera que se empezó a evaluar la posibilidad de una cuarentena, pero los casos comenzaron a disminuir, y no fue necesario tomar esa decisión”.

El Plan Ovalle implicó una serie de medidas de fiscalización a las personas que estaban en cuarentena a cargo de funcionarios de la PDI; y de sectores de afluencia de público, con personal del Ejército y Carabineros.

La intendenta reconoció que “ha costado un poco que una parte de la población tome conciencia de las medidas que se deben seguir para evitar más propagación del virus.

“En Ovalle, los casos positivos han seguido bajando y no han aumentado lo que es una muy buena noticia porque además vemos que la posibilidad de cuarentena no es necesaria”

Consultada por una cuarentena regional o comunales, advierte que esta medida “todavía no es necesaria”. Al respecto, explicó que “ahora estamos analizando la curva de contagios y sí existen grupos geográficamente determinados que presenten un aumento considerable de casos”.

“En la actualidad, tenemos 806 casos activos de coronavirus y hemos estado manteniendo o disminuyendo los contagios de manera que hasta este minuto no es necesario adoptar una cuarentena, y espero que no tengamos que llegar a esa medida, porque realmente es muy dramática”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día