Crédito fotografía: 
El Día
Parlamentario señaló que la Iniciativa anunciada por el Gobierno está enfocado en dos líneas de trabajo en que se potenciarán las contrataciones y propiciará el retorno de trabajadores que se encuentran con sus funciones suspendidas.

“Estamos frente a una ayuda concreta que, durante 6 meses, beneficiará a un millón de trabajadores y sus familias, frente a la difícil situación económica que está viviendo nuestra región de Coquimbo y el país producto de la pandemia”. Con estas palabras el diputado Juan M. Fuenzalida resumió el plan de subsidio al empleo que fue anunciado por el Presidente Sebastián Piñera y que tendrá un costo de alrededor de U$ 2 mil millones para el Estado.

“Este subsidio significa por ejemplo que, si una Pyme al mes de julio tenía dos trabajadores contratados, ahora se abre la posibilidad de que el empleador pueda contratar un tercer empleado, por medio del subsidio”, Juan Manuel Fuenzalida, diputado

Este plan busca potenciar el trabajo formal, es decir, apuntar hacia el trabajador que tiene cotizaciones previsionales y puede contar con una red de protección que va más allá de la generación de ingreso, al momento de ser desvinculado. De esta manera, este beneficio considera la generación de nuevos puestos de trabajo entregando hasta un 50% de la remuneración a la renta mensual bruta para las personas contratadas, con un tope de 250 mil pesos, la cual podrá aumentar hasta en un 60% en el caso de la contratación de una mujer trabajadora, presentándose un escenario similar para jóvenes entre 18 y 24 años, y personas en situación de discapacidad. Además, un punto vital para acceder a este subsidio, es que sólo lo podrán realizar las empresas que aumenten el número total de trabajadores contratados con respecto al mes de julio del año 2020 y que, además, mantengan al menos el 80 por ciento de la nómina de trabajadores que tenían a esa fecha.

Al momento de llevarlo a la práctica, Fuenzalida señaló que “este subsidio significa por ejemplo que, si una Pyme al mes de julio tenía dos trabajadores contratados, ahora se abre la posibilidad de que el empleador pueda contratar un tercer empleado, por medio del subsidio que tendrá una duración de 6 meses, dependiendo de la fecha en que lo solicite. Pero, en esta iniciativa es importante recalcar que también este subsidio busca propiciar el retorno de un trabajador suspendido a su fuente laboral, en que el Estado coloca a disposición un aporte de $160 mil pesos por el mismo periodo de tiempo, es decir, los seis meses, enfocándose en empresas afectadas por la pandemia y posterior recesión, las cuales deberán demostrar caídas en sus ventas e ingresos de un 20% en el cuatrimestre abril-junio de este año, en comparación al mismo periodo de 2019”.

El legislador señaló que a este segundo tipo de subsidio podrán acceder personas mayores de 18 años, quienes se hayan acogido a la suspensión de los efectos del contrato de la Ley de Protección del empleo hasta el 31 de agosto, y cuya remuneración bruta no exceda 961.500 pesos mensuales, es decir, 3 sueldos mínimos.

Por último, Fuenzalida indicó que este subsidio llega en un momento crucial para levantar la economía y la inversión en la región de Coquimbo, en que la perdida de fuentes laborales – que alcanza un 16% - en rubros como la construcción, comercio, hotelería, gastronomía y en general en el área turística es dramática, por lo cual es necesario poner en práctica todas las herramientas en miras a la reactivación, considerando la llegada de la época estival.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día