Crédito fotografía: 
El Día
Agrupación Madres e hijos se buscan se reunió con el ministro Vicente Hormazabal para conocer el estado de avance de los casos.

Diez denuncias de adopciones irregulares perpetradas durante los años del gobierno militar en la región de Coquimbo, están siendo investigadas por el ministro en visita, Vicente Hormazábal, de la Corte de Apelaciones de la ciudad de La Serena.  

Los casos afectaron a madres que embarazadas acudieron a hospitales de la región y que tras dar a luz fueron informadas de que sus hijos o hijas habían fallecido, sin que recibieran un cuerpo para sepultar. Con los años apareció la duda si efectivamente sus  hijos o hijas estaban vivos o muertos, al destaparse otros casos similares en distintos puntos del país. 

Es así como con el objetivo de conocer el estado de avance de cada uno de los casos, la directiva de la Agrupación Madres e Hijos se Buscan sostuvo una reunión con el ministro en la sede de los tribunales. 

Patricia Alfaro Urbina, secretaria de la agrupación, explicó los objetivos de la cita. “El objetivo principal era ver cómo avanzan nuestras causas, tanto las querellas como las denuncias (...) el ministro nos informó que los casos están actualmente en proceso de investigación y si bien es cierto que se trata de un proceso lento, se registran avances”, detalló.

“Nosotros como agrupación, tenemos tres apoyos que son fundamentales para nuestra misión, que es conocer la verdad: el ministro en visita, el Instituto de Derechos Humanos y la Policía de Investigaciones a través de su unidad de Derechos Humanos”, agregó. 

Patricia Alfaro es precisamente una de las víctimas de una adopción irregular en la región de Coquimbo, ya que ella, cuando era una bebé de escasos días de vida en noviembre de 1974, fue entregada por un funcionario del Hospital San Pablo de Coquimbo a una familia, que la crió como a su propia hija. Ya adulta, ella se enteró de la verdad y al día de hoy, realiza una afanosa búsqueda de sus progenitores. 

“Yo fui adoptada en forma irregular en el hospital de Coquimbo, aunque aún no hay nada concreto acerca de mi caso debo admitir que si se ha avanzado por las declaraciones de las personas involucradas. No puedo hablar de mucho al respecto porque cualquier detalle que revele podría estar perjudicando la investigación (...) espero en el corto plazo tener novedades y conocer la verdad finalmente”, expresó.

Alfaro comentó que “yo creo que toda personas tiene derecho a conocer su origen y a cerrar este ciclo y saber qué fue lo que pasó (...) es un derecho. Es algo que tenemos pendiente como seres humanos”, indicó.

“Para mi pertenecer a esta agrupación es gratificante ya que aquí no sólo estoy viendo por lo mío. Estoy tratando de ayudar a otras personas”, manifestó. 

Otro caso

La periodista Alicia Acuña es la presidenta de la agrupación madres e Hijos se buscan y ella misma dice tener a un hermano menor, nacido en 1977, sin paradero conocido. Su hermano habría sido arrebatado al nacer a su madre en el hospital San Juan de Dios de La Serena.

Según consta en registros del hospital proporcionados por Alicia Acuña, el nacimiento de su hermano se produjo el 28 de abril de 1977. Al día siguiente, el 29, figura su fallecimiento.

El matrimonio quiso ver el cuerpo, pero en el hospital les respondieron que no se podía y que éste sería derivado al cementerio local. Con los años, ellos hicieron un recorrido por todos los cementerios de la zona y su hijo no está ingresado en ninguno. Hasta el día de hoy continúa la búsqueda. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X