Crédito fotografía: 
Cedida
La estrategia forma parte de las medidas para frenar la propagación de coronavirus en la capital de la provincia de Limarí, y se traduce en el endurecimiento en la fiscalización de la normativa sanitaria, con una permanente evaluación focalizada.

Un intenso y exhaustivo plan especial de fiscalización comenzó en la ciudad de Ovalle, como parte de las medidas para frenar la propagación del coronavirus en la capital de la provincia del Limarí. El lanzamiento de esta iniciativa se realizó junto a la delegada presidencial para la emergencia por Covid-19, Andrea Balladares, quien se sumó esta semana a la coordinación regional de la emergencia, luego de que la Intendenta Lucía Pinto fuera confirmada de contagio.

El “Plan Ovalle” lo encabeza la seremi de salud, organismo que es apoyado por personal del Ejército, Carabineros y PDI. En la práctica se intervendrán núcleos urbanos para disminuir las tasas de contagio, producidas por la alta circulación de personas. En una segunda fase se revisará el cumplimiento de las cuarentenas efectivas y reforzarán medidas de aislamiento social como las residencias sanitarias.

“Como Gobierno y por encargo del presidente Piñera estamos muy preocupados por la situación que está viviendo Ovalle. Tiene un número de casos activos muy importante (…) Desde el lunes habrá un refuerzo del personal que estará haciendo la fiscalización toda la semana”, comentó la delegada Balladares. 

Por su parte, el Intendente (s), Gonzalo Chacón, enfatizó que el objetivo del Plan Ovalle es “bajar la cantidad de contagios de coronavirus en la comuna y hacer entender a toda la comunidad que se deben respetar todas las normativas sanitarias”.

El seremi de salud, Alejandro García, explicó que el plan surge de las reuniones de la mesa de análisis crítico, que evalúa a diario la evolución de la pandemia en la región. “Este es un plan de fiscalización extremadamente estricto para el uso de las mascarillas y el distanciamiento social, además del aforo en las diferentes partes del centro de la comuna”, explicó, agregando que se revisarán los hogares de las personas que deben cumplir cuarentenas obligatorias.

En términos de la fiscalización, el Ejército destinó contingente de La Serena y Coquimbo, que se suma también a la dotación de Carabineros, PDI y salud.

“La fortaleza de este plan es que fue creado y planificado con la misma gente que está aquí en la comuna e inicialmente tiene un fuerte énfasis en la fiscalización de las medidas sanitarias”, dijo el General Pablo Onetto, jefe de la Defensa Nacional en la región.

Finalmente, el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, pidió colaboración a los habitantes de la comuna porque “esta es una labor de restricción, pero también es una labor de aplicar las normativas, al usar las mascarillas, mantener el distanciamiento, y que quienes estén positivos hagan sus cuarentenas”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital