Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El seremi de Vivienda destacó que en su cartera está cifrada la reactivación y que cuentan con la mayor asignación de recursos para ello, los que superan los 160 mil millones de pesos para el presente año.

El recientemente nombrado seremi de Vivienda y Urbanismo, Abel Espinoza, en entrevista con diario El Día, entregó las directrices que dará a dicha cartera en la región, una de las consideradas esencial en la reactivación junto al MOP y que cuenta con un presupuesto histórico superior a los 160 mil millones de pesos.



-¿Al ser nombrado seremi siente que se le reconoce su trayectoria en el ministerio?

“Sí, es un buen punto. Yo vengo de carrera acá, estoy trabajando desde el año 2014 en Serviu y el 2019 Hernán Pizarro me pidió que lo pudiera acompañar como un colaborador en la seremi de Vivienda. Hay un respaldo a la trayectoria, al trabajo que se ha hecho, siento ese respaldo y agradezco mucho la confianza de nuestro Presidente, Sebastián Piñera, de nuestro intendente, de nuestro ministro y en especial de Hernán, que fue quien creyó en mí. Pero a partir de los éxitos personales hay un equipo detrás y apoyo a la labor del equipo”.



-¿Cuál será su política de trabajo?

“Todos ven la parte técnica, la parte del currículum, pero yo pongo mucho en valor lo que entrega cada persona, el valor agregado que cada uno le puede dar a su trabajo y ahí yo creo que la historia y la experiencia de las personas es muy relevante. Para nosotros como ministerio cada usuario, cada funcionario tiene una importancia y, en ese sentido, quizás el mejor reflejo de cómo voy a trabajar en mi gestión es mi propia historia de vida. Y eso es algo que quizás no se ve, porque en el currículum se ven otras cosas, más técnicas. Por ejemplo yo tengo la suerte de trabajar en el Ministerio de Vivienda, donde podemos mejorar la calidad de vida de las familias. Conozco lo que significa vivir de allegado, cuando chico viví de allegado.

También conozco el hacinamiento, lo que significa convivir con mucha gente  en una sola casa. Lo que es vivir en un barrio vulnerable, en una vivienda de 40 metros cuadrados, una vivienda social afectada por termitas, entonces en la noche yo ponía scotch en el techo para que no me cayera en la cara. Hay vivencias que te van marcando y uno va aprendiendo. No solo eso, también la educación, de un colegio público, Víctor Domingo Silva de La Pampa, después estudié en el Salesianos  y en la Universidad de La Serena que es estatal. Entonces, eso es lo que voy sacando de lección y que me sirve para poder hacer una gestión más humana quizás.

En un colegio público uno aprende a trabajar con todos, aprende el valor de la diferencia, el valor de la variedad, a valorarlo. En el Salesianos aprendí el valor de entrega, el servicio a la comunidad y en la universidad  uno aprende las herramientas técnicas que le sirven para poder  administrar o gestionar. Todo eso va en beneficio de la comunidad y uno tiene una responsabilidad también ante la ciudadanía. Uno de los lineamientos que siempre he tenido claro es trabajar para la comunidad, para mejorar la calidad de vida de la familia y hacer ciudades más inclusivas desde mi rol de arquitecto, que ese sería el ideal, tener  ciudades integradas, inclusivas, que sean para todos y por todos”.



-¿Cuál será el foco de su trabajo?

“Tenemos un legado que debemos respetar, que es el legado de Hernán (Pizarro, recientemente fallecido), él tenía proyectos prioritarios como son el Parque Cerro Grande, el Parque Humedal El Culebrón en Coquimbo, el Eje Cuatro Esquinas, son proyectos de espacios públicos que nos van a servir mucho para poder conectar a la ciudad y también entregar espacios de calidad a la familia, ya que después de la pandemia vamos a necesitar poder recrearnos y buscar convivir con la naturaleza, vamos a necesitar eso. Tanto tiempo encerrados, lo necesitamos. Entonces, trabajar en proyectos que vayan en poder integrar mejor a la ciudad y en poder entregar mejores espacios públicos”.



-¿Tiene proyectos priorizados?

“Sí, vamos a empezar este año el Parque Cerro Grande; queremos iniciar el Eje Cuatro Esquinas, que va a ser la primera vía transversal. Tenemos  proyectos en compromiso con comités de vivienda, hay lineamientos con respecto a aumentar la cantidad de kilómetros de ciclovías y proyectos habitacionales, que eso nos mueve también. Este año tenemos más de 160 mil millones de pesos como presupuesto regional, es uno de los presupuestos mayores de la región, junto con el MOP. Entonces, tenemos una responsabilidad muy grande de poder invertir de buena manera esos recursos”.



-¿En esta cartera, como en el MOP se centran los planes de reactivación del gobierno, qué proyectos son los que llevan adelante en la región, están trabajando de prisa?

“Dentro de la reactivación económica hay proyectos grandes, que son de mediano plazo, pero también tenemos programas habitacionales que son de corto plazo, de rápida ejecución, de rápida contratación y que son muy beneficiosos para la comunidad, como son los proyectos del Programa Hogar Mejor, que beneficia a las familias de la Región de Coquimbo, que entrega recursos para mejorar, ampliar y construir equipamiento comunitario y de eficiencia energética. Entonces, son proyectos de rápida ejecución que entrega harto trabajo para maestros o empresas locales. Tenemos todo tipo de proyectos, urbanos que son más largos en su ejecución y proyectos de rápida ejecución”.



-¿Cuál es el plazo que tienen para esta inversión histórica en la región, es el 2021?

“Nosotros pensamos iniciar obras en todo el 2021, va a haber casos en que tendremos que licitar y quizás el 2022 se van a iniciar obras, pero dentro de esta gestión deberían iniciarse la mayoría”.



-¿Ha habido algún estancamiento de la inversión producto de la pandemia?

“Más que nada el año pasado, de cierta forma, como la pandemia nos afectó a todos en términos de programación, entendiendo que había que priorizar ciertos recursos para un beneficio directo de la familia y a partir de eso el año pasado tuvimos que poner a disposición ciertos recursos de proyectos para que fueran entregados con diferentes ayudas para la familia, pero también se nos devolvieron los recursos a fines de año para poder continuar con esta programación, pero se entiende que el Ministerio de Vivienda es el corazón de la reactivación y en eso el Presidente ha sido muy claro, así que no hemos tenido mucho retraso, las obras que están en ejecución tienen protocolos de seguridad, así es que han seguido trabajando”.



-Ha sido muy criticada la facilidad con que reciben subsidios de vivienda los inmigrantes y que se desplaza a familias chilenas que llevan años postulando, ¿qué hay de cierto en eso?

“Digamos que es un mito urbano, porque  el porcentaje que se le entrega a personas inmigrantes, que son ciudadanos porque se les pide también la residencia, es cerca del 3%, es muy bajo. Sí entiendo que hay una crítica y nosotros recibimos una propuesta de las familias que se manifestaron hace dos semanas, donde nos pedían poder modificar algunos requisitos, que ellos consideraban que no eran justos dada la actualidad. Encontramos que es una propuesta interesante y la estamos estudiando a nivel central, pero en todo lo que uno pueda mejorar para poder tener una mejor justicia en asignación de recursos y de subsidios se puede estudiar”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X