Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro Ubilla
El objetivo de la medida es desincentivar el consumo de los productos que se ofrecen en la “feria” de calle Cordovez.

De tres UTM, es decir, 156 mil pesos, es la multa a la que se exponen quienes compren productos en la “feria” de calle Cordovez, medida que se comenzará a aplicar desde este martes y que busca desincentivar la adquisición de objetos en el comercio informal. 

La ordenanza, que en un principio entregó partes de cortesía, es una de las formas con las que la Municipalidad de La Serena está combatiendo a los vendedores ilegales, que tienen prácticamente tomada una de las principales arterias céntricas de la ciudad. Otra es la incautación de mercadería y la fiscalización constante.

Debido a esta “mano dura”,  que desde hace unos días se está aplicando en la comuna, es que se produjeron hechos de violencia en contra de inspectores y carabineros de parte de algunos de comerciantes. 

Inseguridad y delincuencia 



La información dada a conocer por diario El Día en la edición de este domingo 20 de junio, donde se revela el prontuario policial de tres de los comerciantes ilegales que participaron en el altercado, da cuenta de la complejidad del fenómeno. 

Para el alcalde de La Serena Roberto Jacob, la investigación confirma lo que viene señalando desde hace un tiempo. “Lo que está pasando me da absolutamente la razón, que personas que están involucradas en este pseudo comercio ambulante, los ilegales, son delincuentes y las dos personas o tres personas que han sido detenidas tienen un prontuario policial tremendo”.

Jacob sostiene que estas personas “están incentivando a la gente a sublevarse y eso hace que muchas veces esto se convierta en una pantalla para la venta de drogas y otros delitos que es lo que dice, justamente el prontuario de estos señores”, añadiendo que, “nosotros vamos a pedir mano dura, vamos a seguir haciendo lo que estamos haciendo, porque no es posible que ellos ganen la calle. Hoy día con los antecedentes que tenemos con mucho más razón tienen que estar involucradas las policías, tienen  que estar involucrados todos los otros organismos, para lograr juntos el éxito en algún momento”.

Según explicó Gonzalo Arceu, director de seguridad ciudadana del municipio de La Serena, el comercio ilegal es un facilitador del delito, ya que “alrededor de ellos se ejecutan otros, como consumo de drogas en la vía pública y robos”.

Arceu aseguró que “vamos a continuar con las fiscalizaciones como corresponde, con Carabineros e inspección municipal y otras estrategias para que la comunidad tenga un espacio tranquilo donde caminar por el centro”.

Para Carlos Orrego, integrante del Colectivo Ciudadano que comprende asociaciones gremiales y sociales de La Serena, la sensación de inseguridad es preocupante. “La verdad encuentro que es demasiada ya la sensación de inseguridad en el centro de La Serena, sobre todo que con el comercio ilegal se empiezan a generar estas instancias para que actúen otros tipos de delitos”.

Orrego comentó que “mucha gente que antes era habitual del centro ya no viene producto de lo mismo, por el nivel de inseguridad, esto está pasando a toda hora, ha habido delitos de diferentes tipos”.

 

Acciones  



Justamente por la inseguridad del lugar es que se han implementado mesas multisectoriales para crear estrategias que propicien la recuperación del centro, no solamente por los delitos que allí se puedan cometer, sino porque además es peligroso sanitariamente, tanto para quienes venden, como para quienes compran.

Por su parte, Rolando Casanueva, coordinador regional de seguridad pública,  detalló que “las estrategias que se están aplicando en este momento van encaminadas justamente a poder inhibir el accionar del comercio, una de ellas, que es importantísima, es hacer valer el decreto alcaldicio que sanciona a quien compra en el comercio ilícito, pero también hay que analizar el comportamiento de quienes son los proveedores del comercio y como es que se abastecen de este mismo, es por ello que se está trabajando en una intervención mucho más integral y es de esperar que gradualmente pueda ir logrando un fruto más efectivo”.

Añade que de a poco se han suspendido permisos. “El objetivo es recuperar los espacios públicos para la comunidad, que la calle sea un lugar de desplazamiento tranquilo y no un lugar de incomodidades, concluyó. 

En cuanto a los partes que comenzarán a cursarse este martes, Gonzalo Arceu explicó que esta medida busca la concientización de la gente para que no compre en el comercio ilegal, “por varias razones, no solamente porque así está en la ordenanza, sino porque aparte los vendedores ilegales no tienen ningún protocolo sanitario de por medio”.

Leer también: El historial delictual de ilegales que protagonizaron agresión en centro de La Serena 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X