Crédito fotografía: 
Cedida
Un 0,9% de los jóvenes que desertaron son hombres y el 0,8% son mujeres. Más de 200 corresponde a alumnos de 1° medio, nivel con mayor índice de abandono escolar.

En todo el mundo, la prolongada suspensión de clases presenciales generó un profundo impacto en el sistema escolar, y una de las graves consecuencias ha sido la deserción estudiantil de miles de niños, niñas y jóvenes que por diferentes motivos dejaron de asistir a clases.

Hasta el año pasado en Chile existían más de 186 mil menores y jóvenes de entre 5 y 21 años que abandonaron el sistema escolar, y las cifras entregadas este lunes por el Ministerio de Educación  reflejan que otros 39.498 niños y niñas no se matricularon en ningún establecimiento a nivel nacional este año.

En la región de Coquimbo, de estos 1.260 niños, un 0,9% (687) de ellos son hombres y un 0,8% (571) mujeres. En tanto, el nivel educativo con mayor índice de abandono escolar es 1°medio con 208 estudiantes desertores.

Si bien la cifra es menor a las peores proyecciones efectuadas por el ministerio el año pasado -entre otros por medidas como la Herramienta de Gestión de Contacto, que permitió revincular a 6 de cada 10 niños que habían perdido el contacto con su colegio entre agosto y diciembre de 2020.

El seremi de Educación, Claudio Oyarzún, fue enfático en que la deserción es una amenaza latente “hoy día el desafío que tenemos es cómo somos capaces de reincorporar a esos 1.260 niños, niñas y jóvenes, que por diversas razones puedan dejar el sistema escolar en este año 2021. Por medio de  contacto, identificando las barreras que enfrentan estos estudiantes para reincorporarse a la comunidad, con el fin de lograr mantener el vínculo entre ellos con sus profesores y compañeros” dijo la autoridad regional.

Desde el Mineduc se han implementado diversas medidas para mitigar los índices de deserción y lograr retener y reinsertar a los estudiantes que han abandonado sus estudios. Uno es el Sistema de Alerta Temprana, un instrumento que, a partir del análisis de diversos datos administrativos (educativos, socioeconómicos y familiares, entre otros), identifica estudiantes de 7° básico a 4° medio en mayor riesgo de deserción escolar.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X