Crédito fotografía: 
El Día
El accidente ocurrió el lunes 26 de agosto mientras esperaba para cruzar la Ruta 5 Norte y fue alcanzado por un camión aljibe frente a su colegio, dejándolo en extrema gravedad. A casi tres meses del accidente es dado de alta para continuar su recuperación.

El lunes 26 de agosto, cuando eran las 16:00 horas aproximadamente, en el kilómetro 469, de la Ruta 5 Norte, por la calzada de dirección de norte a sur, un camión aljibe que no pudo detener oportunamente su marcha al pararse repentinamente un automóvil que lo antecedía dándole el paso a unos estudiantes que iban a cruzar la calzada, se salió hacia un costado atropellado al  alumno de octavo año básico del Colegio Adventista,  Benjamín Rojas, de 14 años de edad, dejándolo en una crítica condición, lo que obligó a internarlo en el Hospital San Pablo de Coquimbo, desde donde fue dado de alta el lunes recién pasado.

El proceso hospitalario

Durante el proceso de hospitalización y tratamiento, el equipo médico que  lo asistió desde un comienzo brindó todo lo que estaba a su alcance para sacarlo del estado de extrema gravedad en que ingresó lo que finalmente consiguieron tras una serie de intervenciones y dedicación.

Tanto así, que en la actualidad puede ponerse de pie y dar algunos pasos, ya que la mejoría a avanzado más rápido de lo que se presumía.

En tanto que la familia dejaba todo de lado para poner como única prioridad a Benjamín.

El proceso fue lento las primeras semanas, pero fueron los propios médicos quienes se encargaron se señalar que el menor estaba teniendo una pequeña mejoría, la que derivo hasta la actualidad en que fue dado de alta y puede continuar con su tratamiento en su hogar.

Entretanto, los costos para la familia no solo han sido emocionales, sino que también económicos, puesto que su padre debió dejar su empleo para poder preocuparse del menor y dedicarle el tiempo que demandaba mientras permanecía hospitalizado.

Su madre también se vio afectada por lo ocurrido e incluso se encuentra con licencia médica y, por lo tanto, no está  trabajando normalmente.

Alegría familiar

La familia se ha mostrado contenta con el regreso de Benjamín a casa y su padre Alejandro Rojas, ha señalado que “le dieron el alta hospitalaria y ahora tiene que seguir su recuperación aquí”, fue lo primero que dijo en un tono calmado.

Indica que lo importante es que retornó sin traqueotomía, ingiriendo pequeñas cantidades de alimento vía oral, solo con una gastrotomía por lo que le tienen que administrar papilla, pero lo destacable es que regresó con harta movilidad motora.

Su padre Alejandro Rojas, cuenta que “antes de salir del hospital le hicieron los ejercicios, caminó, se sentó en la silla de ruedas, pero lo más importante es que estando aquí en la casa tuvo otra reacción, porque los días anteriores había estado muy inquieto, muy ansioso y al llegar a la casa  reconoció inmediatamente su lugar. Se sintió más cómodo, más tranquilo. De hecho, subió las escaleras para dirigirse a su pieza, eso fue muy maravilloso y muy gratificante”.

Vida alterada

Con el accidente de Benjamín, a su familia se le alteró completamente la vida, “pero hemos estado empeñados solo en el bienestar de Benjamín. No podemos negar, que en un principio al conocer del alta médica, teníamos temor  en cómo actuar, pero gracias a Dios todo hasta ahora ha salido bien. De hecho, durmió plácidamente en su cama y eso es muy esperanzador y nos mantiene muy contentos”, indica Alejandro Rojas.

El menor se puede poner de pie, aunque no por períodos muy prolongados, puesto que se cansa y no se desplaza con facilidad, ya que pierde estabilidad.

Si bien solo está pronunciando algunas palabras, se da a entender perfectamente con la familia, que le entiende todo lo que necesita. “Nos entiende y él también se da a entender”, indica su padre.

Mejor de lo que esperaban

Por todo lo que ha visto la familia del joven estudiante, dicen que el regreso a casa ha sido mucho mejor de lo que esperaban.

“Ha sido muy rápido. Benjamín, según palabras de los médicos, se adelantó un mes  en su recuperación, con decirles que el 2 de diciembre teníamos la segunda visita con el otorrino laringólogo para  ver qué hacíamos con la cánula o  con la traqueotomía y  ya no la tiene, entonces hay cerca de un mes de adelantamiento y las pruebas que le hicieron fueron satisfactorias”.

Arreglos en la casa

La llegada de Benjamín Rojas a su hogar ha significado que la familia haga algunos cambios, como habilitarle su dormitorio en el primer piso, pero tendrán que hacer una ampliación, para lo cual los está apoyando el municipio, con el objeto de contar con un lugar más espacioso que permita tener todos los implementos necesarios para su total recuperación.

Eso es en cuanto a su casa, porque la familia también ha debido adaptarse y gracias a familiares, amigos y personas que han prestado  su apoyo han podido seguir adelante. “Gracias a ellos hemos podido suplir esa necesidad de estar sin recursos, porque yo tuve que dejar de trabajar, mi señora está con licencia médica, pero gracias a Dios y al corazón dadivoso de muchas personas hemos podido suplir las necesidades”.

Endeudamiento

Los padres de Benjamín esperan no quedar con deudas por la internación hospitalaria, ya que plantean que los favorece el seguro por accidente de tránsito y el seguro escolar.

Y si bien no han terminado de hacer trámites administrativos en este sentido,  confían en que no sea tanta la eventual deuda. “Por lo que entendemos, el seguro escolar cubre hasta la rehabilitación completa de los estudiantes y estamos confiados en que así va a ser. Por suerte hemos podido contar con ese seguro, ya que fue un accidente escolar y con el seguro automotriz que nos ha ayudado hasta este momento”.

Lo importante, por ahora y lo primordial para la familia de Benjamín, es que este se recupere y pueda retomar su vida.

Están conscientes que llevará algún tiempo, pero están optimistas, especialmente frente a la evolución que ha tenido hasta ahora.

La pasarela

Luego del accidente que dejó en grave estado a Benjamín, la comunidad escolar exigió que se timaran medidas viales en el sector, entre ellas la instalación de una pasarela, lo que finalmente fue  comprometido por las autoridades.

De hecho se trajo una pasarela mecano que será armada en ese lugar de la Ruta 5 Norte, frente al Colegio Adventista.

Aunque la mencionada estructura ya se encuentra en la zona, ésta no ha podido instalarse en ese sector por la contingencia que está viviendo el país y la región.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X