• En el CESFAM de Tierras Blancas debieron poner baldes para las goteras.
    En el CESFAM de Tierras Blancas debieron poner baldes para las goteras.
Crédito fotografía: 
Cedida
Dirigente de la Salud Primaria dio cuenta de los problemas que han debido enfrentar con las precipitaciones y las condiciones en que desarrollaron sus funciones, poniendo baldes y otros recipientes para evitar verdaderas inundaciones. La falta de recursos municipales no permitiría mantener los recintos.

Luego de circular algunas fotografías y videos de  cómo se llovieron algunos Centros de Salud Familiar, CESFAM, en Coquimbo, quedó en evidencia los problemas que enfrentan algunos recintos de la salud primaria en la comuna.

Funcionarios de los recintos y también usuarios, dieron cuenta de lo que había ocurrido a lo menos en cuatro recintos de la salud primaria durante el último temporal, ya que a algunos les tocó ver cómo los propios trabajadores debieron poner baldes y otros tiestos para poder contener el agua que se filtraba por los techos y muros de edificios en Tierras Blancas, Villa Covico y  Tongoy, que se vieron afectados.

Dirigente reconoce problemas

Contactado por diario El Día, Jorge Naveas, secretario comunal y regional de la CONFUSAM, reconoció que hubo problemas de goteras y filtraciones que dejan una profunda preocupación, tanto por los funcionarios como para los usuarios que llegan a los centros a atenderse.

Mencionó que las filtraciones de aguas lluvias afectaron a recintos como el CESFAM Sergio Aguilar de Villa Covico, el de Tierras Blancas, donde también se afectó el Sapu de Alta Resolución, SAR, de ese sector poblacional y el Centro de Salud Familiar de Tongoy.

“Hay fisuras en la infraestructura donde cada vez que llueve se filtran, impidiendo las condiciones adecuadas de trabajo para el personal. En definitiva, es un conjunto de situaciones de mantención de los establecimientos, que por presupuesto municipal no se han podido solucionar desde hace tiempo, como también las recepciones técnicas de algunas obras nuevas que ocurrieron en el SAR que con esta lluvia se derrumbaron”, precisó el dirigente.

Declaró que lamentablemente se trataba de una  situación recurrente, “entendemos que los esfuerzos se han hecho, pero no ha sido suficiente, más aún en esta pandemia, porque está repercutiendo en los trabajadores de la salud”.

La farmacia

En el CESFAM, Sergio Aguilar de la Villa Covico, durante el último frente de mal tiempo se llovió el sector del SAPU por donde sale la ambulancia, ya que tiene una rotura en el techo y también se llovió abundantemente la zona donde esperan los pacientes de la farmacia que van a retirar medicamentos.

En este caso hay algunos videos en el Fanpage regional del gremio y también en redes sociales, donde los internautas han confirmado lo ocurrido, señalando que  les correspondió ver la situación.

Es el caso de Gladystop, quien indica que  el día der la lluvia acompañó a su madre al consultorio Sergio Aguilar para retirar medicamentos, pero no fue posible, “debido a que estaba todo prácticamente inundado, había baldes por todos lados, pero tampoco había gente”.

En tanto que Lucho atleta, señala que  “son edificios mal construidos, varios de ellos los inauguraron hace pocos años y a la primera lluvia colapsan”.

El secretario regional de la CONFUSAM, indicó que lamentablemente eran obras relativamente nuevas “que no han tenido  una mantención adecuada y requieren por parte del Departamento de  Salud, solución inmediata. No nos sirve que nos digan que están en proyecto de soluciones de aquello. En estos momentos los funcionarios siguen trabajando en esas unidades y probablemente van a venir nuevas lluvias”.

Información a las autoridades

Jorge Naveas sostiene que en cuento ocurrieron estos hachos, se les informó por parte del gremio y vía correo electrónico al alcalde Marcelo Pereira, a su jefe de gabinete y  a la directora del Departamento de Salud, pero hasta el momento no han recibido ninguna respuesta.

La preocupación de los dirigentes  de la salud primaria es que los Centros de Salud Familiar tras la pandemia se han transformado en recintos clave, ya que la política de emergencia que ha comenzado a aplicarse en algunos recintos del país, como es el caso de Puente Alto, es que se están realizando pre hospitalizaciones, por lo que han comenzado a tener un rol fundamental frente a la crisis sanitaria.

Además, que son los recintos en donde primero recurren las personas cuando tienen la necesidad de atención de salud.

Qué son los CESFAM

Los Centros de Salud Familiar, CESFAM, se preocupan de los cuidados básicos en salud, con acciones de promoción, prevención, curación, tratamiento, cuidados domiciliarios y rehabilitación de la salud;  además, atienden en forma ambulatoria. Dependiendo del lugar donde se ubican, son construcciones de alrededor de 1.800 metros cuadrados, pensadas para atender hasta 30 mil personas, sectorizadas en tres áreas, donde en cada una se atiende hasta 10 mil usuarios.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X