• Monumento en homenaje de Romario Veloz en la plaza que hoy lleva su nombre. El joven de 26 años y padre de una niña murió por disparos de militares en medio de una protesta a raíz del estallido social.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Los consejeros indican que no se sienten representados en las decisiones comunales al no tener votos vinculantes. La decisión de bautizar la plaza con el nombre de Romario recibió apoyo mayoritario del Concejo Municipal, con solo una abstención.

A través de una carta dirigida al alcalde de La Serena, Roberto Jacob, el Presidente del Consejo de Organizaciones de la Sociedad Civil, presentó su renuncia y la de otros ocho de los once consejeros, quienes no se sienten representados ni considerados en la decisión del Concejo Municipal de bautizar con el nombre de Romario Veloz a la plaza donde el joven ecuatoriano perdió la vida.

“Nuestra renuncia se funda en la escasa o nula representatividad de nuestras personas en el Consejo”, alegan, manifestando “la inutilidad de reunirnos sin apoyo, sin voto, solo para escuchar y ver información de lo que el alcalde y concejales decidieron sobre alguna materia”, indicando que su participación “no tiene valía” al no ser vinculante.

Una vez presentada la iniciativa, que contó con apoyo de la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, el Consejo de Organizaciones de la Sociedad Civil rechazó por unanimidad la idea de poner el nombre de Romario Veloz al espacio frente a Mall Plaza. La postura –no vinculante- de la instancia, fue expuesta en sesión del Concejo Municipal. Sin embargo, el cuerpo colegiado aprobó por amplia mayoría, cambiar el nombre a la plaza. La dimisión de los nueve miembros de las Organizaciones de la Sociedad Civil produjeron, a su vez, la renuncia del concejal Alejandro Pino  a la presidencia de la Comisión de Hacienda del municipio.

“Es la única manera que tengo de manifestar mi malestar por una situación así. He estado cuatro años trabajando en la Comisión de Hacienda y creo que hemos hecho un aporte, pero hay valores esenciales que uno tiene que defender, que son los valores de la ciudadanía y de la gente que trabaja por la ciudad”, indicó Pino, quien fue el único en abstenerse de la votación.

Consultado por El Día, el alcalde Roberto Jacob recordó que la instancia “no es vinculante” y remarcó que “es el Concejo el que en definitiva decide, de acuerdo a lo que muchas veces ellos mismos (COSOC) han solicitado y también de acuerdo a otros antecedentes”. En la misma línea indicó que “siempre se les ha tomado en consideración en otras opiniones que han dado, por ejemplo en el cambio de nombres de calles, el Concejo aceptó lo que ellos dijeron y se pondrán nombres de acuerdo a lo que pidieron. De ninguna manera se pretende no tomarlos en cuenta y lamentamos esta situación, pero siempre habrá algunas discrepancias”, dijo Jacob.

La figura de Romario

El caso de Romario Veloz dio la vuelta al mundo. Hace un año, el joven de 26 años participaba de una protesta social por la capital regional que llegó hasta las inmediaciones de Mall Plaza y Terminal de Buses. Ahí, un grupo de descolgados habría entrado a saquear el centro comercial, huyendo posteriormente al advertir presencia militar, según consignó la Fiscalía en su solicitud de formalización por el hecho.

Un capitán del Ejército ordenó disparos contra la multitud de personas que se encontraban en el lugar y, en ese contexto, una bala llegó hasta Romario Veloz, lo que le produjo la muerte. Tras casi un año de indagaciones el Ministerio Público anunció avances en materia de persecución penal. Sin embargo, la familia de Romario y manifestantes han acusado “lentitud, silencio e impunidad” en torno al caso.

Romario llegó a Chile junto a su madre desde Ecuador  y vivieron varios años en la Región de Antofagasta. Tiempo después se mudaron a la Región de Coquimbo, donde vivía con sus padres y un hermano. Al momento de su muerte, Romario era padre de una niña y su pasión era el Freestyle. En este ámbito era conocido con el seudónimo de “Black Demen”.

La Presidenta del Senado, Adriana Muñoz, quien envió una carta al alcalde para apoyar la iniciativa, celebró el nombramiento de la plaza, indicando que “este es un tributo a este joven, a este hombre extranjero que estuvo en nuestro país, que aportó a nuestro país desde la música, desde sus enormes capacidades y un tributo a su madre, Mery Cortez, que ha dado una lucha inmensa por verdad y justicia en relación a lo acontecido con su hijo”.

La postura del Consejo de Organizaciones de la Sociedad Civil es que, pese a que “una vida no tiene precio y el desconsuelo de una madre no tiene límite”, “las honrosas nominaciones tienen un currículum y se validan por si solas”, Además manifestaron que “levantar banderas de lucha en espacios públicos, generan violencia y destrucción”.

Para el concejal Alejandro Pino, único disidente en la votación del Concejo, “no se puede dar el nombre de una persona a una plaza si no hay un currículum muy claro de apoyo a la ciudadanía”, por lo que insistió en que “existe una gran cantidad de personas que han puesto en primerísimo lugar la ciudad”, en lugar del ciudadano ecuatoriano.

Pino basa su abstención en que, por un lado “la justicia no se ha pronunciado aún” sobre el caso de Romario y, por otro, cuestiona que el joven haya permanecido en el lugar en medio de actos de vandalismo. “Estar ahí, aunque sea solo presencialmente, es un hecho cuestionable, porque significa estar apoyando algo que está causando destrucción”, sostuvo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X