Crédito fotografía: 
El Día
El general de Carabineros destacó este modelo y justificó que cuando existe demora tras los llamados de la comunidad, se debe a que muchas veces hay otros procedimientos prioritarios. También se refirió a los últimos accidentes de tránsito, llamando a la población a conducir “bajo cánones de responsabilidad”.

El jefe de la IV Zona de Carabineros, general Rodrigo Espinoza Olea, relevó la aplicación del Plan Cuadrante, indicando que incluso ha sido replicado en otros países.

Además, valoró que los funcionarios policiales hayan internalizado las medidas de prevención frente al coronavirus y también que los delitos hayan disminuido referente a la misma fecha del año pasado

-¿Cuál es el primer balance que puede hacer de la seguridad en la región?

“Estamos bastante optimistas con el trabajo que se ha hecho. En términos numéricos, en cuanto a los delitos de mayor connotación social, se evidencia una baja respecto a la misma fecha del año pasado. Para graficar, por ejemplo, en lo que ha transcurrido de la semana número siete, del 1 al 14 de febrero, hubo una baja de 38.1% de delitos de connotación social. Puede haber diversas explicaciones, pero en términos generales nosotros hemos estado bastante activos en realizar servicios policiales en los lugares en donde el dato nos está diciendo que están ocurriendo delitos. Hemos estado bien despiertos, bien alertas. Hemos hecho bastantes rondas extraordinarias, despliegues, aprovechando que tenemos refuerzos de Verano Seguro”.

-¿De todas maneras, la situación en la conurbación La Serena-Coquimbo se ha tornado complicada en términos de seguridad?

“Yo creo que son percepciones, sensaciones, hay un tema que es el dato duro y eso lo tenemos bastante claro, porque a partir del hecho policial, que involucra la denuncia y los detenidos, que es el dato que vamos registrando, se orientan los servicios en forma inteligente, porque los programas que tenemos nos van diciendo dónde, más o menos, tenemos que ir a prevenir. Por otra parte, están aspectos que tienen que ver con las sensaciones y hoy día estamos orientados a tratar de ir a buscar esas sensaciones. Por eso, hemos tratado de potenciar nuestra presencia en la comunidad y ahí el modelo integración de comunidad ha sido fundamental, pero también hemos tratado que eso se haga extensivo a todo carabinero para ir acercando a la comunidad y abordar esas sensaciones”.

-¿Qué está sucediendo que se han producido más accidentes fatales que en otros años. Mucha irresponsabilidad de los conductores?

“Para nosotros el tránsito siempre ha sido importante, por tradición hemos estado preocupados de aquello, hemos hecho un trabajo importante con Senda, donde se incorporaron equipos de narcotest que estamos tratando de darles el mejor uso. Hemos incrementado controles en este sentido, pero yo creo que es súper importante que la gente entienda que la conducción debe ser bajo cánones de responsabilidad, asumiendo que siempre voy a estar afectando a un tercero en el tránsito. Y ahí estamos trabajando en la convivencia vial, sacamos un video que subimos a redes sociales para que la gente se vaya sensibilizando de mejor manera en lo que es transitar en la vía pública, ya sea como peatón, como ciclista o como conductor de un vehículo motorizado”.

-¿Cómo evalúa el funcionamiento del Plan Cuadrante. Debería cambiarse este sistema?

“El Plan Cuadrante para mí, la metodología y el modelo que ocupa es bastante asertivo. De hecho, muchos países lo han replicado como parte de sus estrategias, porque permite un modelamiento matemático de los recursos. Yo creo que el problema no es el modelo del Plan Cuadrante, creo que el problema va por muchas veces no tener la cantidad de recursos que uno quisiera tener para absolverlo de mejor manera. Aquí en la región, si bien hay un déficit que es transversal, que se presenta en distintos lugares, está un poquito sobre la medida respecto a los recursos y a lo mejor eso nos está ayudando a mantener las cifras de delitos más o menos estables y a la baja. Entonces, creo que también hay que tener claridad respecto a eso, que es un modelo matemático que da cuenta de que funciona en la medida que uno cuente con todos los recursos, ya sean humanos o logísticos”.

-Este plan ha sufrido críticas de la comunidad. Por ejemplo, hace pocos días los vecinos llamaron reiteradamente durante unas seis horas al cuadrante 7 en Coquimbo y nunca asistieron. ¿Cómo puede explicar eso?

“Uno quisiera tener un Carabinero en cada cuadra, lamentablemente no es así y las demandas de la función policial son tremendas, nosotros cumplimos más de 200 funciones. Si usted analiza en qué ley no tiene participación Carabineros, cuesta encontrar una ley. Estamos presentes en la Ley de Control de Armas, Ley de Violencia en Los Estadios, Ley de Alcoholes, Ley de Tránsito y varios cuerpos legales en que tenemos participación y vamos generando labor en cada uno de ellos. Creo que Carabineros se esfuerza bastante por hacer lo mejor que puede y eventualmente se puede dar una demora importante a partir de la cantidad de procedimientos que haya y asumiendo que hay procedimientos prioritarios”.

-¿La pandemia, más allá de los contagios, ha afectado a los carabineros por la tensión de trabajar en la calle?

“Siempre hay una exposición mayor por el hecho que usted refiere de trabajar en la calle, porque finalmente está expuesto en el procedimiento policial, en la aprehensión de una persona, en un control. Carabineros ha tomado todos los resguardos y el flujo de implementación para medidas sanitarias ha andado bastante bien. Ha tenido una conducta bien asumida respecto a las medidas y a los resguardos que tiene que tener y este proceso de vacunación ya nos permite ir a vacunarse, de alguna forma va dando tranquilidad a la función policial y vamos con una buena tasa de vacunados. Esperando que siga mejorando porque eso le va a ir dando al carabinero más tranquilidad, pero ha provocado un mayor desgaste”.

-¿Se complica la labor de Carabineros al sumar más comunas en fase 2 del Plan Paso a Paso?

“Cuando hay retroceso de fase tenemos que orientar nuestros esfuerzos a efectuar una mayor fiscalización a las medidas restrictivas que implica esa medida. Efectivamente es un esfuerzo mayor que lo asumimos de forma inteligente con puntos de control dinámicos para ir optimizando el recurso”.

El general Espinoza finalmente, reconoció que la movilidad disminuyó con la aplicación de la restricción vehicular los fines de semana.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X