Crédito fotografía: 
Cedida
Su madre también perdió la vida en el siniestro y su cuerpo aún no ha sido entregado a sus familiares. En tanto, Oriel Varela Larrondo de 75 años falleció la tarde del lunes, siendo velado este jueves en la sede social de la localidad de Salala. Sus funerales se realizaron la mañana de este viernes en el mismo lugar.

En la madrugada del pasado 9 de julio, un voraz incendio se produjo en una vivienda de la Villa el Quiscal de la ciudad de Ovalle. Las alarmas de bomberos daban cuenta de la emergencia en donde minutos después, se confirmó el fallecimiento de una adulta mayor que pese a los intentos de los voluntarios de bomberos, su hijo y vecinos, no lograron salvarla con vida. 

Rosita Larrondo y Oriel Varela se encontraban al interior de la vivienda  del pasaje Luis Vicente Rodríguez cuando ocurrió el incendio. Tras la rápida propagación de las llamas, el hijo de la fallecida intentó rescatarla, quedando con graves lesiones,  donde resultó con el 70% del cuerpo quemado. 

El mismo día, Oriel Varela Larrondo de 75 años fue trasladado al Hospital de La Serena tras su grave estado de salud. “Cuando fue el accidente él estuvo en la mañana en Ovalle, lo trasladaron a La Serena en la misma tarde y al otro día se fue a Santiago. Eso fue el día 10 de julio y estuvo hasta el 27 en la Posta Central. Fue trasladado en ambulancia”, declara uno de sus familiares.  

Luego de tres semanas, Oriel falleció en el centro de salud de Santiago, siendo trasladado a la localidad de Salala en la comuna de Ovalle, donde fue velado este jueves en la sede social del sector. 

Sus funerales se realizaron a las 10 de la mañana de este viernes con un responso realizado por el diácono de la localidad de Barraza.

La adulta mayor aún no es entragada a sus familiares

Según expresan los deudos, a casi un mes del fallecimiento de Rosita Larrondo durante el incendio, aún no logran dar sepultura a sus restos. 

“No sabemos que hacer, hemos estado en todos lados buscado soluciones en la Fiscalía, Servicio Médico Legal de Ovalle y todavía no la pueden entregar.

Nos dicen que faltaba corroborar la identidad y aprobar las muestras de ADN con mi tío, pero el falleció”, sostiene la familia. 

En tanto, manifiestan que las diligencia para entregar el cuerpo de la mujer, pudieron ser más rápidas. “De todo el tiempo que lleva Rosita en la SML pudieron haberle sacado una muestra a un nieto u otro familiar (…) los procesos están demasiado lentos”, aseguran. 

En la investigación rigor para dar con el origen basal del incendio, estuvo a cargo del personal de Labocar y SIP, quienes la mañana del jueves 9 de julio, llegaron hasta el domicilio que fue consumido por las llamas. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital