• La noche del 31 de agosto del 2011, Pablo Dubó recibió un disparo de una arma de fabricación artesanal, quedando en situación de discapacidad.
Crédito fotografía: 
Archivo El Día
Durante este martes sus restos fueron velados en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes en La Serena, mismo lugar donde el miércoles se realizará una misa a las 15:30 horas.

Este lunes se confirmó el fallecimiento de Pablo Dubó (31), joven que quedó en situación de discapacidad luego de ser víctima de un violento asalto el año 2011. En aquella época se desempeñaba como bombero en el servicentro Copec, ubicado a la entrada de Las Compañías, donde recibió el disparo que le cambió la vida.

Fue la noche del 31 de agosto del citado año cuando un grupo de tres delincuentes llegó hasta la bencinera para efectuar un robo. En el lugar, uno de ellos baleo a Dubó en la espalda y la nuca, utilizando una escopeta de fabricación artesanal, lo que le causó un daño de salud irreversible.

“Demostraste que a pesar de que tu cuerpo no te acompañaba siempre seguiste adelante, no decaíste tu lucha junto a tu madre”, Tomás Dubó, tío de Pablo

Según confirmaron sus familiares a El Día, Pablo dejó de existir tras vivir largos años de lucha. Durante este martes sus restos fueron velados en la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes en La Serena, mismo lugar donde el miércoles se realizará una misa a las 15:30 horas, para posteriormente efectuar el funeral en el Cementerio Parque La Foresta.

Respecto a las causas de su muerte, esta se habría producido por una insuficiencia respiratoria aguda severa, lo que fue provocado por una neumonía aspirativa, que lo tuvo varios días internado en una clínica de la capital regional. Resulta importante aclarar que la afección se generó producto de una secuela de traumatismo craneoencefálico. 

Pablo Dubó tenía 24 años cuando fue víctima del violento asalto a mano armada en Las Compañías. 

Cabe recordar que sólo hubo un detenido en el caso, un menor de 14 años que fue reconocido por testigos. En una primera instancia fue imputado por robo con intimidación y luego reformalizado por homicidio frustrado, siendo declarado culpable y recibiendo una sentencia de tres años y un día de régimen semicerrado.

Los demás antisociales involucrados en la tragedia nunca recibieron castigo, una sensación amarga que permanecerá por siempre en la memoria de esta familia de Las Compañías. En la oportunidad, Jaime Cortés, tío del muchacho que en ese entonces tenía 24 años, confesó a nuestro medio sentirse “defraudado”.

“No entiendo por qué nunca obligaron al agresor a decir quiénes más participaron con él. Porque fueron en total tres los delincuentes”, señaló en aquella ocasión. Lo cierto es que ahora solo queda despedir en paz a un fiel hincha de Club Deportes La Serena y amante del deporte.

Pesar en la familia y amigos

Muchas personas manifestaron su dolor a través de redes sociales. Tal fue el caso de su tío Tomás Dubó, quien publicó en su Facebook un sentido mensaje. “Demostraste que a pesar de que tu cuerpo no te acompañaba siempre seguiste adelante, no decaíste tu lucha junto a tu madre”, escribió.

Agregando que “me siento triste, quizás no por tu partida, sino porque pude haber estado más tiempo contigo. Por lo poco que te vi demostraste que fuiste un guerrero, no falto tu sonrisa. Hoy descansa en paz sobrino en el cielo, ya estás con tus abuelos que siempre te amaron”.

Por su parte, Guillermo Cofre Muñoz comentó “descansa en paz, guardo en mi corazón tantos y muy lindos recuerdos. Mientras que Luis Morales aprovechó de agradecer su amistad con Pablo, “gordo querido, cuantos viajes, cuantas anécdotas en el futbol joven de Club Deportes La Serena, descansa en paz”. 6001i

Archivo El Día jueves 01 de septiembre

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X