• La reunión entre el municipio y el Consejo de Monumentos Nacionales terminó con acuerdos para darle luz verde a la construcción de nuevo edificio municipal. Hubo caras sonrientes.
    La reunión entre el municipio y el Consejo de Monumentos Nacionales terminó con acuerdos para darle luz verde a la construcción de nuevo edificio municipal. Hubo caras sonrientes.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Se reunieron en una sesión amplia y tomaron acuerdo sobre el proyecto del edificio consistorial que ha estado detenido. Hubo acuerdo casi en la totalidad de los reparos que habían surgido al proyecto y todo indica que luz verde total se dará en octubre.

Tras una larga reunión que se realizó en la municipalidad de La Serena y en donde participaron miembros del Consejo de Monumentos Nacionales, el alcalde Roberto Jacob y profesionales de ambas partes, se zanjó cualquier diferencia que pudo haber entre la municipalidad local y el Consejo de Monumentos, oportunidad en que también se tomaron acuerdos referente al proyecto de construcción del nuevo edificio consistorial.

Sobre esto último los profesionales del municipio indicaron que se hizo observaciones al nuevo edificio municipal, pero posteriormente se le volvieron a realizar observaciones, que fue donde comenzaron a presentarse las diferencias entre ambas entidades.

Si bien al comienzo de la sesión el alcalde Jacob les planteó su molestia por la demora en las respuestas sobre el proyecto del edificio municipal que se levantará en la exCCU, indicando que cada año de retraso les significaban mil millones en pérdidas al municipio y ya tenía un retraso de tres años, por lo que no entendía el comportamiento de la entidad.

Sin embargo, rápidamente hubo voluntad de las partes y se tomaron acuerdos, especialmente en lo que dice relación con las observaciones que se le había hecho al proyecto.

Como previamente los consejeros y los profesionales venidos de la capital habían recorrido el edificio de la exCCU, se analizaron punto por punto las observaciones que estaban pendientes, las que fueron siendo salvadas y se tomaron acuerdos.

El diálogo fue en torno a espacios del actual edificio que se encuentra en la el casco histórico y donde han construcciones que no deberían ser tocadas o demolidas, circunstancias en que el municipio estuvo de acuerdo, pero también planteó que necesitaba hacer algunas intervenciones que no eliminarían en patrimonio, pero que no estaban de acuerdo con el diseño que ser ha formulado para la nueva casa municipal.

Sobre todo lo anterior y en las diferencias que había sobre la nueva instalación se alcanzó acuerdos, excepto algunos detalles que el alcalde los consideró mínimos y que serían subsanados rápidamente, por lo que todo indica que en la próxima reunión que sostengan en el mes de octubre, se daría luz verde definitiva.

Destacan acuerdos

Al término del encuentro, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob destacó los acuerdos alcanzados con el Consejo de Monumentos Nacionales y dijo que no le cabía duda que con este trabajo en conjunto que se ha iniciado, el nuevo edificio consistorial retomará su camino para finalmente comenzar su construcción.

“Al analizar las observaciones tan complicadas que había, nos fuimos punto por punto y nos dimos cuenta que muchas de ellas ya estaban subsanadas. Otras no eran tan de fondo ni tan graves. Había una observación que quizás era la más complicada y decía relación con qué íbamos a hacer nosotros con los edificios viejos, donde nosotros pensamos en el futuro con inversión privada, hacer salas de exposición y cafeterías, pero no ahora, porque ahora estamos preocupados de construir nuestro edificio”.

"Al quedar superado ese escollo ya no hay ningún prtetexto para aprobar el diseño de nuestro edificio. Además que todas las observaciones quedaron subsanadas en un 90%". Roberto Jacob, alcalde de La Serena.

De todas formas el edil sostuvo que había algunos acuerdos de construir en las nuevas dependencias un archivo regional, que era una parte de interés del Consejo de Monumentos, que es un mandato que tienen de hacer este archivo, lo que quedó acordado y en qué espacios estará.

“Al quedar superado ese escollo ya no hay ningún pretexto para aprobar el diseño de nuestro edificio. Además que todas las observaciones quedaron subsanadas en un 90%”, dijo Jacob.

Diálogo es importante

El secretario técnico del Consejo de Monumentos Nacionales, Erwin Brevis,  tras el término del encuentro, resaltó la importancia de mantener un diálogo, lo que les permitió conversar, manifestar las observaciones al proyecto y hubo la oportunidad de que también dialogaran los equipos técnicos.

También calificó de “importante la participación de los consejeros, ya que son ellos los que finalmente toman las decisiones respecto a las intervenciones que se realizan en nuestros monumentos nacionales. El proyecto está en una de las manzanas más importantes de  la ciudad, de la zona típica de La Serena. Este es un espacio de diálogo que se requería y ha sido bastante fructífero, pudimos resolver nuestras dudas, las observaciones y poder definir una línea de trabajo que esperamos llegue a buen puerto y podamos tener buenas noticias en las próximas fechas”, dijo.

"Es importante la participación de los consejeros, ya que son ellos los que finalmente toman las decisiones respecto a las intervenciones". Erwin Brevis, secretario técnico del Consejo de Monumentos.

En esa línea mencionó que esperaban tener todo solucionado en el encuentro que sostendrán en octubre próximo “y llegar a un proyecto que sea importante no solamente para La Serena, sino que de referencia nacional. Estamos frente a un escenario nuevo, donde el mismo Ministerio de la Cultura, Las Artes y el Patrimonio que tiene la opción de poder tomar parte de esas construcciones patrimoniales y transformarlas en un archivo regional. Es el escenario ideal, que el patrimonio pueda ser visitado, sea público, con la puesta en valor de ese patrimonio. Esto va a venir muy bien, es un proyecto que nos llena de motivación, de esperanza de poder tener ya no solo un edificio consistorial, sino que un edificio con un archivo regional”.

Zona patrimonial

Durante el encuentro los representantes del Consejo de Monumentos Nacionales plantearon también, que además de subsanar el tema del edificio consistorial les interesaba trabajar con la zona típica completa, por lo que vienen trabajando desde hace algún tiempo en normas de intervención, de lineamientos para la zona típica, donde también arribarían a buen puerto, “porque el alcalde manifestó toda su voluntad y de sus equipos técnicos para poder trabajar en ello de manera que de aquí a diciembre poder tener resultados y sumar estos antecedentes a la actualización del Plano Regulador”, señaló el profesional.

Encuentro útil

Uno de los consejeros que estuvo una activa participación es José Piga, experto en conservación y restauración, quien calificó la reunión como “extraordinariamente útil”, porque se resolvieron prácticamente todas las observaciones que había respecto del proyecto del edificio municipal y “estamos ad portas de la aprobación final, el acuerdo con el equipo consultor y de la municipalidad  ha sido una experiencia muy buena”.

Sobre algunos alcances que hizo sobre el edificio de la exCCU, donde pidió conservar algunos espacios, explicó que en general a los arquitectos y a aquellos dedicados al patrimonio más todavía, les afectaba el tema de las demoliciones.

“Siempre tratamos de evitar las demoliciones y darles una nueva vida a las cosas que están construidas, porque construir es una operación muy costosa y demoler nos parece que es una cosa que hay que revisarla mucho antes de hacerla. Y ese edificio que en particular no es demasiado valioso dentro del conjunto, pero sí es interesante y está en muy buen estado de conservación, por lo tanto, queríamos agotar las posibilidades de mantenerlo, darle un uso como parte del programa arquitectónico del nuevo edificio y ahora con la inclusión del futuro archivo regional en el programa general del edificio nos parece que estamos en otro mundo, un mundeo absolutamente distinto y ya resuelto. En ese contexto nos parecía que ese edificio en particular se tenía que hacer todos los esfuerzos por conservarlo”, indicó.

Reconoció que se limaron todas las asperezas que pudo haber con el municipio, señalando que “se limaron absolutamente, aunque nunca hubo muchas asperezas son cuestiones técnicas y nuestro deber en el Consejo es justamente bregar por la conservación del patrimonio y en ese sentido de repente hay problemas de comunicación. Son procesos no siempre muy fáciles, hay idas y vueltas y es un proceso que toma un tiempo. Nuestra misión es que esos procesos se aceleren para que no ser afecten las inversiones, pero dentro del cuidado del patrimonio”

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X