• Por concepto de Fondo Solidario, recurso dispuesto por el Gobierno para apoyar a los municipios en medio de la pandemia, la comuna de Coquimbo recibió más de $2.433 millones.
Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Producto de los embates de la pandemia que afecta al país, la casa edilicia registra un déficit cercano a los $11 mil millones, que se ha visto agravado por la suspensión del pago de concesiones de casinos. Sin embargo, más allá del complejo escenario, han incrementado el gasto operacional. El alcalde de la comuna puerto, Marcelo Pereira, lo atribuye a las necesidades de la emergencia.

La pandemia del coronavirus ha traído consigo una crisis económica importante, de la cual no han estado ajenos los municipios y sus arcas fiscales, las que han dejado de percibir ingresos considerables por concepto de contribuciones, patentes comerciales, permisos de circulación, entre otros.

Pérdidas a las que se suman los pagos por concepto de concesión de casinos, que al menos en Coquimbo, dejaron de recibir desde abril de este año, mermando el presupuesto, hasta ahora, en cerca de $5.500 millones.

 “A eso hay que agregarle que se disminuyeron los ingresos por pago de patentes, por la ley que permitió el retraso del pago, porque las micros y medianas empresas que son las que generan el 70% del empleo, en la comuna y en Chile en general, no han podido cumplir su compromiso y se han producido retrasos. El tema de las patentes con los vehículos motorizados no olvidemos que solamente un porcentaje llega al municipio y el otro porcentaje va al Fondo Común Municipal”, expresó la concejala de Coquimbo, Rosetta Paris.

“Hemos tenido que desarrollar un mayor trabajo operativo en diferentes sectores, donde efectivamente hay contrataciones que son específicamente por la contingencia”, Marcelo Pereira, alcalde

Adicional a los $5 mil millones, el edil Marcelo Pereira calculó una pérdida de aproximadamente $11 mil millones a la fecha, “en ese contexto hemos tomado hartas medidas, baja de sueldos, quitado horas extraordinarias, un sinnúmero de medidas que venimos trabajando desde el año pasado, pero aun así nos cuesta seguir trabajando en momentos de pandemia”.

Para el concejal Alejandro Campusano, hubo varios factores que afectaron el presupuesto proyectado para este año, uno de ellos fue el monto del leasback para finalizar la construcción del Edificio Consistorial, donde se otorgó la mitad de los siete mil millones de pesos solicitados.

“Se consideraron $3.500 millones que se van directamente al Gobierno Regional producto de la construcción del Edificio Consistorial. El casino que son alrededor de $5.500 millones que estaban proyectados para este año y no están disponibles y aparte las bajas de los ingresos de los permisos de circulación, los partes, más la inyección de recursos del Gobierno con el Fondo Común Municipal”, expresó Campusano, Lo que el alcalde porteño complementó como “un hecho tremendamente importante, porque es una realidad que viven todos los municipios de Chile en el Fondo Común Municipal, un fondo común que no ha está dando abasto para los requerimientos de nuestra comunidad, especialmente en pandemia”.

Gasto en personal

Ahora bien, pese a la disminución en las arcas municipales, de acuerdo a cifras de la Contraloría General de la República, la comuna puerto presentó una variación del 8,2% en su contratación de personal durante los últimos meses.

“Quiero ser muy enfático en que nuestra municipalidad tiene que estar en estrecha relación con las necesidades de la comunidad y frente a eso, Coquimbo se demoró aproximadamente un mes y dos semanas en dar muestras de baja de los casos nuevos de covid-19 y en ese contexto, nosotros hemos tenido que, desarrollar un mayor trabajo operativo en diferentes sectores, en Tierras Blancas, Parta Alta, zona céntrica, en la cual efectivamente hay contrataciones que son específicamente por la contingencia, donde han ido a colaborar en operaciones, en aseo para poder sanitizar, en la residencia Óscar Pereira, en el albergue, apoyo en entrega de cajas, etc” explicó su alcalde.

“Creemos que estamos con graves problemas incluso para pagar los sueldos de personas que están contratadas, se pagan parceladamente, tenemos problemas con las remuneraciones”, Alejandro Campusano, concejal

Pereira añadió que, además, tuvo que reforzar el personal de salud, así como contratar furgones escolares, los que ayudaron en las labores de entrega de alimentos, acciones que de acuerdo al edil pudieron efectuarse con dineros municipales y solo algunas de ellas con aporte de dineros covid.

“La mayoría de las platas covid ha ido directamente a gasto social, alimentos, especialmente en ayuda de las familias que así lo requieren, esa es la justificación de la variación del 8%”, agregó.

Mientras que la concejala Roxana Zambra manifestó que hubo contrataciones para reemplazo de quienes por motivos de salud no pudieron continuar trabajando de forma presencial, “gran parte de nuestros funcionarios, del área conductores, por ejemplo, son personas adultas mayores. También tenemos muchos enfermos crónicos, entonces por protección y prevención, ellos desde marzo han estado en sus hogares cuidándose y también por un tema de responsabilidad legal se le han dado todas las facilidades para que puedan mantenerse seguros en cuanto a esta crisis sanitaria”.

Fueron precisamente dos aportes entregados directamente a 345 municipalidades del país, entre ellas a Coquimbo, el primero entregado el 19 de mayo por $1.111.446.212, monto que fue utilizado para concepto social ($122.139.442), cajas de alimentos ($461.251.865), sanitización ($137.564.195), salud primaria ($191.273.026) y prevención ($199.206.165) con una remesa de $11.519.

Mientras que el segundo paso Solidario Municipal, traspasado el 21 de julio, fue de $1.322.048.627 y, a diferencia del anterior, este sí permitió la contratación de personal a honorarios y pago de horas extras a quienes están a contrata o planta, considerando la contingencia por covid-19, contratos que según Pereira vencen en octubre y diciembre de este año.

“En el contexto de pandemia lo importante era priorizar los recursos de la pandemia y en eso debo reconocer se han hecho los esfuerzos por intentar tener mayor cantidad de elementos de protección personal y las contrataciones han sido fundamentalmente para distribuir, a través de personas del  transporte escolar, y fueron con dineros covid para fortalecer los equipos de salud, los que son pertinentes en esta pandemia”, indicó por su parte el concejal Viveros.

No más contrataciones

Por otro lado, la concejala Paris aclaró que no era facultad de los concejales ese aspecto, sino de quien contrataba, en este caso el alcalde, por lo que era necesaria una modificación de la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades para lograr una real participación del Concejo Comunal en esas temáticas.

“Muchas veces se nos culpa a nosotros de situaciones que no tenemos ninguna potestad, las contrataciones son exclusivas del alcalde”, añadió.

Mientras que Campusano señaló que como comisión de concejales habían solicitado que no se realizaran más contrataciones de personas, entendiendo que existían algunas que se justificaban, aun así le pedían a la administración cesar las contrataciones de nuevos funcionarios.

“Creemos que estamos con graves problemas incluso para pagar los sueldos de personas que están contratadas, se pagan parceladamente, tenemos problemas con las remuneraciones con la gente de las corporaciones, problemas con los ingresos de salud, entre otras cosas. Entonces lo que nosotros pedimos en la última reunión de comisiones, es que se hagan estudios del presupuesto y que se lleguen con cifras reales con el fin de modificarlo, porque tenemos problemas en salud, para adquirir insumos, entre otras cosas”, agregó el concejal.

“Muchas veces se nos culpa a nosotros de situaciones que no tenemos ninguna potestad, las contrataciones son exclusivas del alcalde”, Rosetta Paris, concejala

 Para Campusano lo ideal es rebajar todas las actividades y eventos de este 2020 con el fin de generar más dinero para pagar las deudas, ya que de igual manera se han tenido que realizar redistribuciones de montos para cubrir la emergencia.

Asociación de municipalidades

En una reunión llevada a cabo por el Comité Ejecutivo Nacional de la Asociación Chilena de Municipalidades sus directivos describieron la grave crisis financiera que enfrentan los municipios.

790 Mil millones de pesos es la proyección que realizó la Asociación Chilena de Municipalidades del déficit que podrían tener los municipios a diciembre de 2020 producto de los ingresos que dejaron de percibir los meses de pandemia.

En la instancia presentaron una serie de propuestas con el fin de resolver su déficit presupuestario, el que se estimó en cerca de $590 mil millones para todos los municipios del país.

Asimismo, se proyectó que la cifra a diciembre de este año podría llegar a los $790 mil millones.

Dentro de las propuestas acordadas y presentadas a los poderes Ejecutivo y Legislativo, se encuentra la emisión de un nuevo Fondo Solidario Municipal 3 y 4, con el fin de continuar financiando las consecuencias de la pandemia, pero a libre disposición.

Una compensación del Estado a los municipios, flexibilidad de recursos por uso limitado y transitorio para los años 2020 y 2021. Mejoras en per cápita de salud, que actualmente es de $7.200, aumentándolo a $10.000 para el tercer trimestre de este año, así como exigir al Gobierno la participación de las municipalidades en los planes de reactivación y pro empleo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día