• La experta y académica de la Universidad Católica del Norte, Muriel Ramírez, dijo que era difícil hacer una proyección en la región, pero según los casos informados durante la última semana se podría estimar que dentro de un mes habría una situación compleja respecto a la atención y disponibilidad de camas críticas.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La magíster en salud pública dijo que se está al “límite” para reforzar las medidas de prevención y lamentó depender del nivel central. “Lo único que pido es que seamos proactivos y responsables”, dijo, además, reiteró una serie de recomendaciones de autocuidado.

La médico cirujano y académica de la Universidad Católica del Norte (UCN), Muriel Ramírez, conversó con El Día sobre el panorama regional y el desarrollo del coronavirus.

También contó el motivo por el cual dejó de participar en los matinales de televisión tras proyectar una cantidad de fallecidos a causa del Covid-19, “me siguieron llamando, pero me automarginé porque fue una situación bastante dolorosa”.

Además, entregó recomendaciones sobre el uso y manipulación de los elementos de protección personal como mascarillas, protectores faciales, uso de toallitas cloradas.

-La próxima semana se cumplirán cuatro meses desde que se registraron los primeros casos de coronavirus en la región ¿Cuál es la proyección que se puede hacer?

“Es bastante difícil hacer proyecciones cuando sabemos que hay un retraso en el diagnóstico de los exámenes, pero lo que sí puedo ver es que según la totalidad de los casos de la última semana, que serían entre 400 y 500, podría significar que en un mes más estaremos entrando a un colapso de la atención en camas críticas”.

-¿Ese tiempo a qué factor correspondería?

“Entre tres semanas y un mes es lo que demora o tarda el virus en hacer su desarrollo de la enfermedad. El panorama es bastante preocupante y el problema que tenemos es que todavía –al parecer- el ministro sigue con la estrategia centrada en fortalecer la atención más que potenciar la prevención. Es él quien determina las estrategias a seguir y como dije, es lamentable que todo esté centralizado porque no hay muchas posibilidades para tomar decisiones locales”.

Cuarentena y prevención

-¿A su juicio qué se necesita para fortalecer la prevención?

“Primero, se necesita tener recursos en la atención primaria para que puedan hacer la búsqueda efectiva de contactos de casos positivos, seguir las cuarentenas para los primeros y aislamiento para los segundos, además de eso se tiene que dar apoyo económico a las familias que no pueden hacer las cuarentenas porque tienen que trabajar, entonces así evitamos que salgan y propaguen el virus, esa ayuda no ha llegado. En este momento la única forma de bajar los casos y descomprimir el sistema de atención es cortar el contagio y para eso necesitamos cuarentenas efectivas, porque estamos frente a una epidemia y ante un virus que es muy contagioso que no tiene vacuna ni tratamiento”.

-¿Ve con buenos ojos la cuarentena en Valparaíso y en Viña del Mar?

“Es positiva, pero es tardía porque se tomó al menos dos semanas tarde y eso significa, lamentablemente, que en un par de semanas la Región de Valparaíso estará en las mismas condiciones que se encuentra hoy la Región Metropolitana con los servicios colapsados y con gente falleciendo en sus casas”.

-¿En la región estamos a tiempo de fortalecer la prevención? ¿Sirve, por ejemplo, el aumento de las residencias sanitarias?

“Es importante la aplicación de más residencias sanitarias, pero no para un rato más sino que para usarlas ahora con los casos que en este momento están positivos y que se tienen que aislar y no cuentan con la posibilidad de hacer aislamiento en sus hogares, eso es fundamental. Yo veo que el avance del virus en la región ha sido muy rápido y que las cuarentenas están siendo reactivas y no preventivas, y lo vuelvo a repetir, debería enfatizarse en un mensaje para que las personas que puedan hacer cuarentenas y puedan quedarse en sus casas voluntariamente lo hagan”.

-Entonces ¿Todavía estamos a tiempo?

“Yo diría que estamos en el límite, pero lamentablemente la cuarentena la decreta el nivel central y acá estamos en sus manos, ese es el problema, no hay descentralización para poder tomar decisiones adecuadas y a tiempo y eso de verdad que es frustrante. Por otro lado, la gente espera que las autoridades les digan que deben quedarse en sus casas y en este momento no se reforzarán las medidas hasta que veamos morir a la gente de la región, y eso es bastante triste, yo lo único que pido es que seamos proactivos y responsables, si puede quedarse en casa, hágalo, no salga a pasear ni a comprar de más…he visto a niños en las calles y sin mascarillas, y yo digo por favor tomemos consciencia”.

Nuevo método

-¿Qué le parece el nuevo método para contar las personas fallecidas? Ha tenido reparo y ha generado confusión, pero el Gobierno defiende su aplicación

“Primero aclarar que independiente del método que se esté usando con el Registro Civil o qué se yo, vamos a tener un desfase y, eso no es bueno porque las decisiones se siguen tomando atrasadas. En segundo lugar, este método no sigue las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que el organismo recomienda que se contabilicen los fallecidos en los siguientes casos: personas fallecidas con la PCR positiva, con la PCR en espera –que es lo que estaba haciendo el Minsal- pero además aquellas personas que tienen clínica, es decir, signos y síntomas diagnosticados por un médico, clínica sugerente con o sin PCR y es esto lo que no se está incluyendo en el conteo. Esto es un problema porque sabemos que muchas personas pueden fallecer en su casa, en la calle, en el servicio de urgencias, en la ambulancia a la espera de atención o en los ELEAM y que no alcanzarán a hacerse los exámenes y, según este nuevo método, todos ellos quedarían fuera”.

-El Registro Civil tomará un protagonismo más importante ¿Se puede generar ahí algún inconveniente?

“Puede ser, los certificados de defunción tiene un desfase porque la inscripción puede demorar, porque la hace un familiar de la persona  fallecida (…) y aquí hago un llamado a mis colegas médicas y médicos que en los  certificados de defunción pongan “Covid” porque es la única forma que queden registrados, recordar que la búsqueda en la base de datos se hace por palabra clave y por lo tanto será esencial consignarlo, se tiene que poner “Covid” cuando se tenga la sospecha que tiene clínica de Covid-19 y no se alcanzó a hacer el examen”.

Participación en matinales

 -En un matinal de televisión usted dijo que íbamos a tener cien muertos diarios, los panelistas y la gente se alarmó y no volvió a aparecer en la pantalla ¿Qué pasó? ¿Ahora siente que la valoran por esa proyección, que molestó, pero que hoy es una realidad?

“Yo soy bastante responsable y profesional y cuando dije eso todos se alarmaron y el objetivo era justamente para que la gente tomara conciencia de lo que se venía, pero me trataron pésimo, mucha gente me apoyó eso debo decirlo, pero a pesar que me siguieron llamando desde los matinales me automarginé porque fue una situación bastante dolorosa y efectivamente las personas que más mal me trataron fueron un par de políticos y no han sido capaces de pedirme disculpas. Y bueno, en este momento, claro, la gente me encontró razón y se dio cuenta que lo que dije no estaba lejos de la realidad porque ya estamos en eso y en este momento hay un cuestionamiento muy grande hacia el conteo de los fallecimientos (…) eso es, yo me automarginé porque sentí que en el fondo mi opinión como experta y profesional no era valorada”.

Recomendaciones de autocuidado

La académica también repasó las recomendaciones de autocuidado, el uso y manipulación de los elementos de protección personal que se deben considerar en las casas y cuando se tenga que salir al exterior por motivos de fuerza mayor.

Mascarilla: Según indica la epidemióloga, esta debe cubrir la nariz y la boca, si se humedece se debe cambiar por otra seca. “Hay que sacarla por las orejas y evitar manipularla por la parte de adelante”, además se debe eliminar en una contenedor especial o depositarla en una bolsa cerrada para luego lavarla.

Guantes: Ramírez dice que “no son buenos para usarlos en la calle”, ya que el virus queda en el elemento por más tiempo que en la piel de las manos.

Toallitas cloradas: La experta recomienda usar toallitas para higienizar ciertas superficies como el teclado del cajero automático, máquinas para sacar números de atención, etc. También cuenta que si no tienen toallitas cloradas se puede elaborar una solución, “en una taza de agua, agregar una cucharadita de clorinda, se revuelve y se aplica la mitad”, esto serviría sólo para aquellos paquetes de toallas que tienen una “tapita”, ya que se puede verter en su interior.

Lavado de manos: Ramírez asegura que esta acción es fundamental y que sólo se debe hacer con agua y jabón durante unos 20 segundos, se debe frotar los dedos, las palmas, la parte de arriba, el dedo pulgar y las muñecas, luego enjuagarse. “Lo que hace el jabón es que deshace la cubierta del virus y lo destruye”, contó.

Distancia física: Esta tiene que ser de al menos un metro, se deben evitar las aglomeraciones, tocarse o abrazarse. La epidemióloga recomendó algunas acciones para el transporte público. “En los colectivos deben ir máximo el conductor y dos pasajeros, ojalá con ventilación, mantener las ventanas abiertas aunque haga frio porque eso evita que el virus circule al interior del auto”, recordó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital