• Ayer los vecinos de Guanaqueros se manifestaron en el acceso principal y obstaculizaron el tránsito de los vehículos para evitar la llegada de turistas a la zona y así un posible brote de Covid-19. La comunidad reaccionó tras la confirmación de dos nuevos casos con coronavirus en la Región de Coquimbo.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Las autoridades regionales confirmaron ayer que durante las últimas horas dos personas dieron positivo al examen del coronavirus y que según los antecedentes recabados no registran salida al extranjero pero sí un viaje al sur de Chile, el matrimonio residente en la comuna de Coquimbo estaría en buenas condiciones de salud y haciendo la cuarentena correspondiente. El viernes y tras la implantación de las aduanas sanitarias, pobladores de distintas localidades del borde costero instalaron barricadas para mantenerse sin contagios. Las acciones se replicaron ayer en distintos puntos de la zona. La intendenta Lucía Pinto hizo un llamado al autocuidado e insistió que una cuarentena nacional sólo puede ser decretada por el presidente de la República.

Dos nuevos casos de Covid-19 se confirmaron en la Región de Coquimbo en medio de la implementación de dos aduanas sanitarias en la zona, una vía terrestre y otra aérea. La cifra fue entregada ayer en el balance diario que realizan las autoridades regionales y los que se suman a las tres personas que dieron positivo al examen durante la semana.

Según informó la intendenta regional, Lucía Pinto, se trata de un matrimonio que se habría contagiado en el sur del país, ya que no tienen antecedentes de haber viajado al extranjero. Se trata de un hombre de 44 y una mujer 43 años residentes en la comuna de Coquimbo.

“Ambos están cumpliendo con el protocolo de aislamiento, con hospitalización domiciliaria y en buen estado de salud. Hasta el momento, hemos tenido en la región 100 casos sospechosos, de los que 5 están confirmados, 45 están descartados y mantenemos 50 casos en espera de los resultados”, detalló.

05 casos de Covid-19 se registran en la Región de Coquimbo.

La noticia alertó a los vecinos de las localidades del borde costero especialmente aquellas que se conectan con la Ruta 5 Norte. Los pobladores de Totoralillo, Tongoy, Guanaqueros y Punta de Choros obstaculizaron los accesos para los turistas con el objetivo de mantenerse aislados del coronavirus.

“La salud no funciona con rumores”

Al momento de dar su vocería, el seremi de Salud, Alejandro García, fue enfático al señalar que no es momento para darle espacio a los rumores difundidos especialmente a través de las redes sociales.

“La salud jamás funciona con rumores sino con evidencia científica y experiencia clínica, jamás vamos a considerar rumores que andan dando vuelta. Si alguien aparece con rumores no será tomado en cuenta, solo si tiene evidencia, por ejemplo, si una persona que está en cuarentena salió a las calles nosotros vamos a tomar las acciones legales correspondientes”, arremetió.

La autoridad sanitaria también se refirió a las filtraciones de datos de las personas que han dado positivo al examen del Covid-19 y aclaró que todos los pacientes están protegidos y que cualquier manipulación de sus antecedentes será penada por la ley.

“Toda persona que está hospitalizada está protegida por una ley, tiene derecho y deberes y por lo tanto, su ficha clínica no puede darse a conocer. Cada filtración que se haga de servicios públicos o privados será penalizada, ya pedí algunas acciones legales en contra algunas personas que han divulgado antecedentes, la máxima ley caerá sobre ellos, desde el punto de vista sanitario así como un sumario interno”, puntualizó.

Balance de las aduanas

Respecto a la primera jornada de funcionamiento de las aduanas sanitarias implementadas en dos puntos de la región, en el peaje de Pichidangui en la comuna de Los Vilos y en el aeródromo La Florida de La Serena, Lucía Pinto detalló que en la barrera terrestre se controlaron a 3.544 vehículos desde las 12:00 horas del viernes a las 10:00 de ayer.  

“El 100% de las personas controladas han pasado sin síntomas ni sospechas de contagio. Además, se registra una baja importante en el tránsito y el número de vehículos, pues un viernes normal el tráfico es cercano a los 5 mil vehículos”, detalló.

La segunda aduana sanitaria de la región está instalada en el aeródromo La Florida de La Serena.

La máxima autoridad regional aseguró que están preparados para reforzar con personal de salud las barreras a fin de atender un número importante de máquinas que puedan ingresar al norte del país por la Región de Coquimbo.

Las fiscalizaciones en el terminal aéreo de la capital regional registró un total de 7 vuelos y, según las autoridades, ninguno de los pasajeros presentó inconvenientes.

Un equipo de El Día se trasladó hasta el aeropuerto y conversó con Judith Arancibia, enfermera a cargo del pasaporte sanitario, quien comentó que hay dos equipos trabajando y que la declaración es obligatoria para todos aquellos viajeros que salen de la región.

“Comenzamos a las 10:00 hasta las 22:00 horas, tenemos que coordinar todos los vuelos para que todos los pasajeros tengan sus pasaportes sanitarios y de no tenerlos no pueden abordar las naves”, indicó.

50 casos sospechosos hay en la región a la espera de los resultados de los exámenes.  

La fiscalización a la que se someten las personas consta de un control clínico donde se contempla la medición de la temperatura, además de la confección de una ficha donde se guardan sus antecedentes.

“Es muy expedito, porque ahora tenemos una App disponible para el usuario donde se lee su declaración a través de un código QR y el pasajero sólo debe pasar por el control clínico”, concluyó la enfermera.

Pasaporte sanitario en marcha blanca

El viernes en la tarde se registró un atochamiento de más de 10 kilómetros en la entrada sur de la región en la aduana sanitaria terrestre. Pasadas las 22:00 horas diversos medios capitalinos informaron que no se estaría entregando el pasaporte sanitario que autoriza el acceso de los vehículos  a la macrozona norte.

Respecto a esta situación, el mayor Pablo Adams señaló a Mega que "inicialmente, se controló a personal y a vehículos que ingresaron a la Región de Coquimbo y al norte del país con un pasaporte sanitario” y que luego el Ministerio de Salud y la jefatura de Defensa Nacional ordenó no solicitar el certificado, pero “sí realizar el control riguroso de la fiebre de todas las personas que ingresaran".

El jefe de Defensa Nacional, general Pablo Onetto, aclaró en el punto de prensa de ayer que estuvieron en marcha blanca y que se registró “desconocimiento por parte de la gente que venía hacia la región”.

“Fue una disposición que salió 24 horas antes de implementarse la aduana, es un requisito pero lo importante de la fiscalización es el operativo que hace la Seremi de Salud, con la toma de temperatura y el examen corporal”, detalló.

Por su parte, el seremi Alejandro García aseveró que “no vamos a dejar que entre a la región a ninguna persona que despierte sospechas de contagio por Covid-19”.

Cordones sanitarios locales

El viernes, Paihuano se convirtió en la primera comuna de la región en establecer una barrera sanitaria en su ingreso con el objetivo de proteger a los vecinos y vecinas del sector, la medida se tomó en el Comité de emergencia comunal.

Si bien distintos alcaldes del país han solicitado a la autoridad sanitaria  decretar cuarentena nacional, la medida no se vislumbra como alternativa por lo que algunos gobierno locales han decido adoptar algunas acciones.

Frente a esto, la intendenta aclaró que una decisión de esa naturaleza solo puede ser decretada por el presidente de la República de acuerdo a los antecedentes que le proporciona el Ministerio de Salud y el comité asesor de salud.

“Nos estamos comunicando con los alcaldes y ellos están presentando  algunas ideas como levantar una aduana de control sanitario y eso claramente no corresponde a las facultades de su cargo. Lo que estamos intentando hacer es trabajar en algún protocolo donde ellos puedan a través de un instrumento supervisar a las personas que ingresan a sus comunas, pero facultad de instalar aduanas no corresponde”, detalló.

Eso sí, la jefa regional dio luces de poder llegar a un protocolo “intermedio” donde los ediles puedan hacer un control de la temperatura y “en caso que alguna persona presente síntomas pueda ser enviada a un centro asistencial para  comenzar con las medidas que corresponde”.

“La situación hasta el momento está relativamente controlada en la región, no hemos perdido la trazabilidad de personas que han presentado contagios y tenemos la trazabilidad de aquellos 50 casos que siguen siendo sospechosos”, manifestó.

Vecinos en alerta

Durante las últimas horas vecinos del borde costero de la región decidieron obstaculizar el acceso a algunas localidades con el fin de restringir el acceso a los turistas. El viernes por la noche, los pobladores de Tongoy y Guanaqueros levantaron barricadas, en tanto, ayer los habitantes de  Totoralillo replicaron la medida en el  acceso principal al balneario. Lo mismo ocurrió en la comuna de Los Vilos donde cortaron el acceso sur a la ciudad bloqueando la Ruta 5 Norte.

Los pobladores de Totoralillo bloquearon el acceso principal con el fin de obstaculizar el acceso a turistas.

Respecto al “ambiente de vacaciones” que algunas localidades del país han registrado, el general Onetto aclaró que las largas filas de la aduana sanitaria difundida en redes sociales se debe a la implementación, justamente, de una fiscalización inédita en el país “que nunca se había hecho” y que a veces una imagen “refleja algo que quizás, efectivamente no es, pero la realidad en Pichidangui es esa, hemos contabilizado sólo 3.500 vehículos”.

Consultado por la medidas decretadas por la autoridad y si estas son las adecuadas para prevenir el contagio, Onetto respondió que las estrategias llevadas a cabo obedecen a lineamientos nacionales.

“Nosotros nos alineamos  de acuerdo a eso, las decisiones se toman de acuerdo a los eventos críticos que se vayan realizando en la línea del tiempo y estos eventos nos van marcando los momento y cuándo actuar. Si uno se adelanta en la toma de decisión, quizás por un ímpetu de nerviosismo o de poca claridad, puede pasar que esa decisión después no sea efectiva”, reflexionó.

El despliegue de las autoridades

El viernes el Gobierno  ordenó el cierre a nivel nacional de todos los cines, teatros, restaurantes, pubs, discoteques y eventos deportivos independientes a raíz de la epidemia por el coronavirus.

Según informó el ministro de Salud, Jaime Mañalich, por solicitud del Presidente Sebastián Piñera se determinó el cierre indefinido de todos estos locales y espacios para evitar focos de contagio.

Ayer el Ejército y personal de la Seremi de Salud realizaron un patrullaje para fiscalizar los mencionados recintos en la Avenida del Mar con 4 Esquinas y Avenida Costanera con Peñuelas, puntos estratégicos para los turistas.

Ayer personal del Ejército y la Seremi de Salud realizaron una fiscalización por la Avenida del Mar y el centro de la ciudad exigiendo el cierre de pubs y restaurantes. Los sectores son un punto estratégico para los turistas y la aglomeración de gente.

En tanto, en el centro de la ciudad se llevó a cabo un operativo en conjunto con carabineros de la Primera Comisaría de La Serena e inspectores municipales, lo que lograron cerrar la mayoría de los locales comerciales exceptuando los de primera necesidad como supermercados, panaderías, carnicerías y farmacias. La coordinación tenía como objetivo evitar las aglomeraciones como las que se registraron el día viernes en bancos y cajas de compensaciones.

Por su parte, la máxima autoridad regional fue categórica al decir que se debe respetar el aislamiento social y que la principal medida es el autocuidado.

“Hacemos este llamado para que todas las personas de nuestra región y del país tomen consciencia que la principal medida es la prevención y el aislamiento social en cada una de sus residencias. El objetivo de esta aduana es que cualquier persona sospechosa no ingrese a la región, esto hasta ahora ha sido efectivo”, concluyó Lucía Pinto.

 “La misión” del Ejército

Por su parte el general de la Defensa Nacional, general Pablo Onetto, detalló el trabajo desplegado por la Fuerza Armada y aclaró que su trabajo está alejado del radio urbano y que el orden y la seguridad pública están garantizados en la región.

“Esta emergencia es distintas a todas las otras, estamos en un Estado de Catástrofe y por lo tanto la estrategia que se sigue es ir en apoyo a las fuerzas policiales, Carabineros y la PDI. Nosotros hemos asumido ciertas misiones que no son a las horas de luz y en lugares que están alejados de radios urbanos en pos de habilitar a Carabineros y la Policía  de Investigaciones para que puedan desarrollar otras actividades como fue anoche con el cierre de todos los restaurantes y pubs y lugares de aglomeración”, detalló.

Onetto contó que el viernes más de 100 militares estuvieron fiscalizando en patrullajes en supermercado, centros de acopios y en puntos e infraestructuras estratégicas para el funcionamiento de la ciudad.

“Lo importante es que la gente sepa que estamos trabajando para eliminar esta amenaza y todo lo que se hace es en pos de eso, necesitamos que todos estemos alineados con un mismo objetivo, porque si cada uno levanta los propios no vamos a lograr el fin último”, cerró.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital