• Obesidad infantil, una problemática de peso
    Obesidad infantil, una problemática de peso
Un estudio del Minsal detectó que el 34% de los niños menores de 6 años padece malnutrición por exceso. Entre las causas principales de estos indicadores estarían los malos hábitos alimentarios y la vida sedentaria. De allí que sea relevante incentivar una vida saludable tanto como una política alimentaria integral

"Gordito”, “chanchito”, son apodos cariñosos que los adultos utilizan, la mayoría de las veces, para referirse a pequeños con obesidad o sobrepeso. Sin embargo, estas palabras esconden una realidad preocupante. Una de ellas quedó al descubierto esta semana cuando el Ministerio de Salud (Minsal) mostró los resultados de un estudio que evidencia que el 34% de los niños menores de 6 años presenta malnutrición por exceso.

En poco más de cinco décadas, los niños chilenos pasaron de la desnutrición por carencia alimentaria a la malnutrición por exceso, es decir por sobrepeso u obesidad. Más aún, teniendo en cuenta que la obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por un incremento anormal del peso debido a la acumulación excesiva de grasa corporal y que surge como resultado de un desbalance entre el consumo de calorías y el gasto de energía para quemar dichas calorías.

Las cifras hablan por sí solas

El estudio que elaboró el Minsal a partir de los controles realizados a los niños durante el 2013 muestra que hasta los seis años, el 24% de los pequeños padece sobrepeso y que incluso el 10% antes de entrar al colegio ya está en condición de obesidad. Cifras preocupantes que plantean que el futuro no es alentador, sobre todo si consideramos que en Chile uno de cada cuatro adultos es obeso.

El informe en la distribución regional muestra que es en el sur del país donde se encuentra la mayor prevalencia de niños con sobrepeso, liderados por la Región de Aysén, con un 15,4% de ellos en esta condición, seguido de Magallanes, con 13,1%, y tras ellas, las regiones de Los Lagos y Los Ríos, que alcanzan un índice del 12,8%.
En el norte, la Región de Coquimbo alcanza un 9,8% manteniendo la tendencia de la zona centro norte que promedia casi un 10%, con excepción de Antofagasta que presenta la menor prevalencia del país con sólo un 7,9%.

Si bien aún no llegan a la región los detalles puntuales del estudio, el seremi de Salud, Víctor Arancibia, indicó que el estudio corrobora lo que ya se sabe y es que Chile tiene uno de los primeros lugares en obesidad infantil. Según Arancibia, eso tiene que ver con “los estilos de vida en los niños que son transmitidos por los padres”.
Pero hay otras cifras sobre este mismo tema que son decidoras. El informe 2013 de Fundación Integra, entidad que atiende a niños entre los 3 meses y 6 años, muestra que el 41% de los niños y niñas de la Región de Coquimbo presenta índices de sobrepeso u obesidad, mientras que el 53% normalidad y sólo el 6% malnutrición por déficit, es decir niños con riesgos de desnutrición.

Cambios en hábitos alimentarios

El seremi de Salud sostiene que hay un número, no menor, de lactantes que incluso ya vienen con una enfermedad de tipo endocrina. “Es importante tener en cuenta que con el aumento importante de la ingesta de azúcares e hidratos de carbonos libres se acentúan las enfermedades de tipo endocrina y ya se está configurando en niños que tienen, por ejemplo, resistencia a la insulina y que en poco tiempo pueden hacer diabetes juvenil, ambas enfermedades crónicas que acortan la expectativa de vida y lo hacen muy sintomático en los niños”.

El jefe de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica del Norte, Edgardo Cortés Caroca, explica que este aumento se focaliza, sobre todo entre los 3 y 5 años. “A los dos años de vida del menor la curva de peso aumenta y varía bruscamente al alza cuando los niños tienen entre 3 y 5 años, esto se debe a que los menores comienzan a alimentarse con productos procesados con alto contenido de grasa, bebidas azucaradas y poca actividad física”.

Pero el profesional, además, relaciona estas cifras con el aumento del poder adquisitivo de la sociedad chilena y con la falta de una identidad alimentaria. “Tenemos tratados de libre comercio lo que significó efectos negativos en el estilo de vida, ya que adquirimos una dieta occidental, comida rápida de alto contenido graso y energético así como la disminución de la actividad física gracias a los medios de entretención tecnológicos (mejor lo tengo en la casa al menor a que esté corriendo riesgos en la calle por la delincuencia). Como los chilenos carecemos de una identidad alimentaria, nos hemos vuelto vulnerables a las ofertas del mercado, ya se están perdiendo las comidas y colaciones tradicionales”.

Iniciativas lúdicas

El trabajo conjunto entre padres, apoderados y establecimientos educativos permite que los niños asuman hábitos de vida saludable. Por ejemplo, Fundación Integra en sus jardines infantiles y salas cuna desarrolla una serie de iniciativas en el ámbito de la alimentación saludable y la vida sana, tanto con los niños y niñas como con sus familias, el cual es liderado por un equipo de nutricionistas que pertenece al departamento de Promoción y Protección Infantil.

Por ello, para promover la actividad física se instalaron nuevos juegos de patio en los jardines infantiles de la región y además, las familias reciben material educativo con recetas saludables y juegos activos para desarrollar en casa (disponibles para descarga en la web: www.integra.cl). A ello se suman los denominados “Cuadernos Viajeros”, material educativo que tiene como fin que las familias profundicen conceptos de vida saludable en forma lúdica. Dicho material pasa de un hogar a otro, compartiendo sus experiencias como contar cuál es la fruta preferida, el pescado que más les gusta o ideas de actividad física para realizar en familia.

La directora regional interina de Fundación Integra, Susana Veas, detalló que la mayor preocupación es que los niños y niñas adquieran hábitos de vida saludable desde sus primeros años, promoviendo el juego activo, la vida al aire libre y una alimentación sana. “Nos interesa hacer alianza con las familias en esta tarea, ya que la vida saludable tiene que ver con una dieta equilibrada y con el ejercicio físico permanente, y ambos factores son vitales en el crecimiento y la salud de los niños, especialmente como forma de prevención del sobrepeso, la obesidad y de los problemas psicológicos que se derivan de ello”, precisó Veas.

Desde hace un par de años, en el Cesfam Juan Pablo II de Las Compañías en La Serena detectaron que había una alta población infantil y adulta con problemas de obesidad, por ello comenzaron a trabajar en forma integral con las familias y, por ello, una vez al año realizan la Feria de Salud, al igual que desarrollan el programa cardiovascular.

El enfermero Yerko Traslaviña, quien está a cargo del programa, explicó que “esta feria se hizo con el sentido de promocionar los estilos de vida saludable, en la población adulta tenemos como un 30 o 40% de obesidad, aunque nuestro gran problema es la obesidad infantil. De hecho, somos el centro de salud con más obesidad en la región, con un 12%. Por ello, hacemos una feria anual para poder invitar a los colegios, jardines infantiles y familias en general a que como entes activos de salud tomen conciencia de que este problema los daña principalmente a ellos”.

Política alimentaria

El nutricionista Edgardo Cortés Caroca sostiene que sería bueno contar con una política intersectorial y multidisciplinaria para abordar la malnutrición, liderada por los especialistas en nutrición.”El país debe aplicar gravámenes de impuestos sobre los alimentos altos en azúcar y grasas saturadas, además de promover la actividad física como una cultura. También debemos rescatar las colaciones saludables, apoyar con incentivos a los restaurantes que venden comida saludable, y que la carta de productos tenga los macronutrientes incorporados, pero sobre todo que los colegios se pongan las pilas con prohibir las comida chatarra al interior de los establecimientos y el que no cumple, que sea sancionado”, detalló el nutricionista.

Para el seremi de Salud es imprescindible contar con la ley de rotulado de los alimentos, iniciativa del gobierno anterior que hoy se encuentra en revisión por la actual administración, ya que se está trabajando en las cantidades y valores que serán aceptables. “Con respecto a la ley de rotulado de los alimentos no ha habido mucho consenso, más bien ha estado orientada a estimular la alimentación no saludable en los niños, por tanto está en revisión esa ley, pero en general es una normativa que se requiere aplicar a la brevedad, tratar de formular buenas políticas de cuidado sanitario en los alimentos saludables, es importante que la familia no estimule a los niños a comer ese tipo de alimentos que son adversos para su condición de salud”, concluyó la autoridad sanitaria.

Cuidados desde el embarazo

Edgardo Cortés Caroca indicó que el estado nutricional de la población debería ser considerado como un continuo cuyo comienzo óptimo puede depender de eventos que preceden a la concepción.

“Una adecuada nutrición durante el embarazo y niñez temprana es esencial para un crecimiento y desarrollo saludable desde el punto de vista físico y mental”, indicó el profesional de la UCN.

Por su parte, el seremi Arancibia sostuvo que hay estudios con buena base científica que demuestran que es importante que la madre en su período de lactancia y, también, en el de embarazo, desde un comienzo tenga una actividad física regular, mantenga el peso o lo que deba subir de acuerdo proporcionalmente con el embarazo y que se nutra de alimentos saludables.

“Antes se le daba mucha importancia a que la mujer engordara todo lo que pudiera y se lo transmitiera a su bebé, pero eso significaba transferir alergias alimentarias, por ejemplo, a ciertos productos lácteos que en algunos pequeños producen alergias graves que no terminan nunca en su vida. Entonces, una buena nutrición de la madre durante el embarazo va a generar a la vez un buen estado de salud en el niño, que deriva en un parto casi normal, un peso al nacer óptimo y la posibilidad de que no requiera un gran apoyo nutricional durante la lactancia, sino sólo la leche materna”, precisó Arancibia. 

Recomendaciones

••• Los especialistas recomiendan:
-Motivar al niño a que juegue activamente por lo menos 1 hora al día y que pase menos tiempo sentado.
-Si es posible invítalo a irse al jardín caminando.
-Incentivarlo a que ayude en las tareas de la casa.
-Promover que juegue al aire libre.
-Controlar el tiempo que pase frente al televisor, computador o videojuegos. No debe ser más de una hora al día. 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X