Crédito fotografía: 
El Día
Nuevo cierre perimetral del campo santo fue construido con bloques de hormigón y plástico reciclado.

Un proyecto ecológicamente inédito en el país fue desarrollado por la Corporación Municipal Gabriel González Videla de La Serena, en su Cementerio del sector Las Compañías. Se trata de la ampliación del campo santo, cuyo nuevo cierre perimetral fue construido con bloques de hormigón y plástico reciclado.

Cada uno de los 7.700 bloques que conforman el muro de albañilería, de 310 metros lineales y 2,5 metros de altura, contiene, en su interior, alrededor de 20 botellas de plástico reciclado, lo que constituye todo un hito en el país en materia de construcción amigable con el medio ambiente.

El director del Departamento de Administración de la Corporación Municipal Gabriel González Videla, Pablo Salazar, destacó el carácter ecológico de la obra, enmarcada en un proyecto de ampliación del Cementerio de Las Compañías.

“Esta obra de $72 millones de inversión viene a hacer realidad el objetivo de ampliar el cementerio en un 30% de su capacidad, lo que permitirá aumentar, en a lo menos 30 años, la vida útil del recinto. Y qué mejor que hacerlo mediante un proyecto innovador y respetuoso con el medioambiente”. 

En una segunda etapa de esta iniciativa, añadió Salazar, se contempla la construcción de nichos, mausoleos, plazoletas y baños públicos. 

Menos plástico para el planeta

Los bloques ecológicos fueron comprados a la empresa Bloquemac, firma innovadora en el país en la elaboración de bloques con material reciclado, con certificación de calidad.

Su propietario y administrador, Luis Arancibia, destaca que sólo en la ampliación del cementerio, se sacaron de circulación 3,5 toneladas de plástico, evitando así que dicho material altamente contaminante llegase a un vertedero o al mar. “Son más 140 mil botellas, restos de mangueras, cepillos de dientes y todo el plástico que nuestra máquina pueda triturar, que ya no estarán en ninguna parte, sino en cada bloque nuevo de este cementerio”, insiste Arancibia.

Añade que un gran motivo de orgullo para su joven empresa, es que los bloques cuentan con certificación de calidad por parte de INVECC de la Universidad de La Serena y que, además, “somos el único emprendimiento en Chile que fabrica bloques de hormigón huecos con plástico reciclado. Lo importante es que reciclamos plástico no para fabricar más plástico, sino para sacarlo de circulación”,  valoró.

Las obras de ampliación del Cementerio de Las Compañías, como así también los trabajos de mejoramiento ejecutados durante los últimos dos años, constituyen la primera intervención realizada en el campo santo durante sus 117 años de existencia.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X