• La Asociación de Microbuses Rurales de Ovalle ve que este problema causa una merma en la cantidad de pasajeros que consiguen en zonas como Barraza, Salala y Socos. Foto: Kamila Muñoz
Desde la agrupación se manifiestan preocupados ya que aseguran que las micros licitadas para trasladar escolares también trasladan a otras personas en el camino, perjudicando así la cantidad de pasajeros que ellos consiguen.

Inquietos y preocupados están en la Asociación de Microbuses Rurales de Ovalle, ya que aseguran  que en zonas como Salala, Socos y Barraza los buses urbanos que transportan a escolares  también trasladan a adultos, lo cual significaría un perjuicio para el trabajo del gremio en esa zona. 
De diversas maneras han tratado de tomar contacto con la autoridad para que se fiscalice a esas máquinas e imponerles que sólo se  remitan al traslado de escolares. 

Daniel Pizarro Alfaro , director de la Asociación de Microbuses Rurales de Ovalle, cuenta que “hemos tenido reuniones con el seremi de Transportes sobre los acercamientos de las zonas rurales, en donde vienen máquinas urbanas a hacer el recorrido, cosa que no corresponde. Nos están quitando el sistema de trabajo, porque si ellos llevan 10 o 15 pasajeros diarios significa una merma para nosotros”.

Lo que les preocupa es que comenzará un nuevo año escolar, lo que implicará para ellos una disminución en la cantidad de pasajeros que trasladarán, “esto pasa en otras localidades rurales, nosotros somos varios los afectados. Es desesperante porque va a iniciar el año y vamos a seguir con lo mismo.  Ocurre en Camarico y para el lado de Cerrillos Pobres, Cerrrillos de Tamaya, entre otros”.

Pizarro pide que las autoridades puedan aunar fuerza y evitar que el gremio se vea perjudicado por las micros aludidas, “si el seremi tiene la facultad de tomar decisiones cuando nosotros no cumplimos y nos castigan, creo que es fácil que puedan sostener un diálogo con la municipalidad. Ambos deberían tomar las determinaciones para que las cosas sean legales, que cumplan con la normativa”.

Sobre este tema, desde el municipio manifestaron que ellos entregan subvenciones para el transporte escolar a las juntas de vecinos rurales, siendo estos últimos los que tratan con los empresarios de transportistas. Además, agregaron que en primera instancia es la propia junta de vecinos, la comunidad, la primera fiscalizadora. Si ellos detectan dificultades la casa consistorial puede mediar tratando de hacer valer el contrato.

Sobre el caso, desde la Seremía de Transportes y Telecomunicaciones sostuvieron que las denuncias se pueden realizar a través del sitio web www.fiscalizacion.cl o directamente en la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones. 

Al mismo tiempo, desde la Unidad de Fiscalización de la Seremitt indicaron que se han recibido denuncias formales sobre el tema y que se realizan controles viales con regularidad en dicho sector. 

Durante 2016 cursaron seis infracciones y retiraron tres buses de circulación por estar prestando servicios de transporte escolar sin estar inscritos en el Registro Nacional de Transporte Escolar del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. o1201

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X