Crédito fotografía: 
El Día
Registros dan cuenta de que estas celebraciones comenzaron a gestarse ya en la primera época de la independencia y que se han mantenido hasta hoy como un reflejo de la cultura local. Con los años ha llegado a convertirse en la “Fiesta de Chile” y sigue convocando a miles de personas

Ya no hay dudas de que la Pampilla de Coquimbo se ha convertido en la fiesta más grande de Chile, la que con los años durante las celebraciones patrias ha logrado convocar a miles y miles de personas de distintos puntos de la región y del país, que todavía mantienen la tradición de trasladarse por días al recinto con carpas y familias completas para disfrutar del evento.

Pero ¿Cuáles son los orígenes de esta tradicional festividad?

Si nos remontamos a la historia, con el tiempo han circulado dos versiones que explicarían por qué además se emplazó en el recinto que actualmente conocemos. La primera de ellas da cuenta de que las costas de Coquimbo, en tiempos pretéritos, eran asoladas por el ataque de corsarios, piratas y filibusteros, lo que generaba actos de pillaje y destrucción.

Pues bien, se dice que en una de estas arremetidas, encabezadas por el ya legendario Bartolomé Sharp, los vecinos de La Serena y Coquimbo decidieron tomar el toro por las astas y organizar un contrataque. La misión habría tenido éxito, tanto así que el temido corsario se vio en la obligación de huir del lugar. Ésta se habría producido precisamente el 20 de septiembre de 1680, por lo cual se generó en este terreno una gran celebración que se habría extendido luego a través de los años.

Otra de las versiones, que es la más validada por los historiadores, señala que el origen de esta fiesta popular se remonta a 1810, fecha de la instalación de la Primera Junta Nacional de Gobierno. Si bien este hecho histórico se produjo el 18 de septiembre, se dice que, debido a los problemas de comunicación que existían en la época, la noticia llegó a Coquimbo el 20 de septiembre. Para celebrar este acontecimiento, los habitantes habrían llegado hasta los terrenos de la Pampilla donde se generó una fiesta con cuecas y chicha. De ahí en adelante se instauró como el día en que en la región de Coquimbo se conmemoran las Fiestas Patrias.

Años más tarde, en 1864, ocurre otro hito que refuerza el interés de los habitantes de la época por asistir a los festejos patrios. Al crearse el Departamento de Coquimbo, los terrenos de la Pampilla eran propiedad de Francisco Iñiguez y era conocido popularmente como La Serranía.

En ese lugar la brigada cívica de artillería realizaba sus prácticas militares, las cuáles atraían la atención de las cientos de personas que concurrían a las celebraciones. La novedad de los ejercicios y la presencia de los barcos de la Armada hacían que se volviera cada vez más atractivo asistir.

Fue así que se volvió una tradición que en el lugar cada septiembre se reunieran miles de personas y se desarrollaran tradiciones propias del folclore chileno. Carreras planas para niños y adultos, competencias de ensacado, carreras en 3 pies, el palo ensebado y el típico volantín siempre estuvieron presentes para el disfrute de la población.

“La orilla de la playa de la bahía de Coquimbo era una marea uniforme de coches, gente a caballo y peatones que junto a su grupo familiar se dirigían a la gran cita”, señalan los libros que rememoran estos pasajes de la historia de Coquimbo.

En 1960 el municipio arrienda el recinto con el propósito de comenzar a organizar las actividades de las Fiestas Patrias, logrando convocar a cada vez más personas con los años. Ocurrió además un hecho anecdótico y es que la explotación de las llamadas “conchuelas” comenzó a deteriorar el espacio donde se sitúan los terrenos, lo que llevó a que los habitantes de la ciudad puerto se movilizaran para proteger este patrimonio comunal.

Pasaron los años y con posterioridad fue el Club de Leones, con la venia del municipio, el que comenzó a hacerse cargo de la celebración. Los ingresos que se fueron generando permitieron luego que se pudiera adquirir el recinto a la sucesión Vicuña.

En 1980, en tanto, el municipio vuelve a tomar el control de la organización, esta vez de manera definitiva. De ahí en adelante la fiesta comenzó a tomar cada vez más vuelo y a convertirse no solo en un lugar de encuentro y de tradición, sino que además en uno de los espectáculos artísticos más grandes del país.

 

SHOWS DE NIVEL INTERNACIONAL

Con los años, ya se ha hecho tradicional que durante los días que se realiza la celebración lleguen hasta la zona grandes artistas nacionales e internacionales.

Entre los más recordados destacan el español Raphael en 2001, además de los mexicanos Marco Antonio Solis, en el 2004, Ana Gabriel el 2005 y Emmanuel el 2014.

En los últimos años el show ha estado marcado por el movimientos más masivos como la bachata y el reguetón, con Prince Royce el 2012 y Daddy Yankee el 2013.

Este año, el encargado de encender al público será el colombiano Juanes, que se presentará el día 20, mismo día en que actuará el grupo humorístico Millenium Show.

El domingo 16, en tanto, estará Caleta Cumbia y José Alfredo Fuentes. El lunes 17 será el turno de los nacionales Budy Richard e Illapu, mientras que el martes 18 se subirán al escenario Camila Gallardo y Santa Feria y el 19 Pata Negra y Ráfaga

La clausura del viernes 21 tendrá como tónica los sonidos tropicales, con la presentación de la Sonora Malecón y los locales y tradicionales Vikings 5.

DE DONDE VIENE EL NOMBRE

Se dice que la palabra Pampilla derivaría del quechua “Pampa”, que hace referencia al piso de una casa o una extensión de suelo desnudo o cubierto de hierba. Lo más llano se denominaría “Pampa-llanta” y se cree que con la castellanización se llegó a Pampilla. Ésta acepción se utilizaría para referirse al recinto coquimbano, sin embargo, luego se extendería más al sur, hasta llegar a Santiago.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X