Crédito fotografía: 
Christian Armaza
En conferencia de prensa, las autoridades confirmaron que desde este 9 de julio, la concesionaria de la ruta que une a Ovalle con la capital regional comenzará a cobrar por su uso. Dicho valor durará mientras se termina la obra, tiempo en que se explorarán otras opciones para reducir el valor. Conflicto por alto cobro

En conferencia de prensa realizada en el edificio de la Gobernación provincial la tarde del viernes, las autoridades, finalmente, dieron la noticia que sin duda, muchos querían no escuchar: desde este lunes 9 de julio, la concesionaria de la ruta Ovalle-La Serena comenzará a cobrar el peaje por el uso de la vía, tal como estaba estipulado en el contrato firmado entre la compañía y el Estado. 

Eso sí, para vehículos menores ya no serán los 2.900 pesos señalados anteriormente por la empresa, sino $2.500.

En efecto, a través de una declaración pública leído por el gobernador Darío Molina, se indicó que este monto se obtiene a partir del valor original estimado del peaje que alcanzaba los 2 mil pesos aproximadamente, más la suma del IPC anual a la fecha, lo que da los $2.500. 

Este valor será válido para autos y camionetas, mientras que para motos y motonetas, el valor será de 750 pesos, para buses y camiones, 4.500 pesos, y para camiones de más de dos ejes, 8.000 pesos. 

Un monto menor que de todas formas, no deja del todo conformes tanto a autoridades como a usuarios, pues sigue siendo un alto valor. No obstante, desde Obras Públicas se señaló que no se logró el objetivo de aplazar el inicio del cobro del peaje pues está vigente un contrato entre la empresa y el Estado. 

“El contrato original de la ejecución de obras permite el inicio el día lunes. Si bien existen algunas obras por terminar, esas obras son adicionales, como, por ejemplo, el retorno en Pejerreyes o la extensión de la ruta hasta Tuquí en el acceso a Ovalle. Eso corresponde a obras adicionales, no al contrato adicional que se hizo. Por eso, para el MOP, y para todos los que hemos tratado de gestionar el aplazamiento del inicio de la carretera se nos hizo imposible, tanto a los diputados, a la intendenta, al gobernador y a todos, aplazarlo porque obviamente hay contratos entre el Estado y la concesionaria”, explicó al respecto, el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman. 

En ese sentido, la autoridad apuntó a la administración anterior, pues recordó que la realización de estas obras adicionales, establecidas por medio del Decreto 94 de agosto de 2017, implicó modificaciones al contrato original, lo que alteró los valores proyectados, reajustando en un 17% el costo original del peaje, sobre el valor máximo permitido por la ley de Concesiones. 

“Yo quiero ser muy trasparente: ya omitieron información en el pasado, porque en el 2017 nadie sabía del aumento del valor a 17% del peaje, nadie. Y todos nos llevamos una sorpresa cuando fue publicado el precio. Después supimos que el decreto 94 firmado ese mismo año se había cargado al peaje, subiéndolo”, señaló el seremi Pablo Herman.

Ante ello, el titular de la cartera volvió a reiterar que el Estado estaba imposibilitado de pedir un aplazamiento del inicio del cobro del peaje. 

ALTERNATIVAS

En ese contexto, las autoridades aclararon que el cobro de estos 2.500 pesos estará vigente mientras finalicen las obras de la doble vía, agregando que la carretera no se inaugurará mientras ésta no esté completamente terminada.

Mientras tanto, aseguraron, se estudiarán diversas alternativas para mantener o disminuir aún más valor del peaje.

El alcalde de Ovalle, Claudio Rentería - quien se mostró sorprendido por el valor obtenido, pues “los ovallinos esperábamos que el valor del peaje hubiera sido un poco menor” -, hizo un llamado a que se siguiera trabajando en esa línea, pues “las obras no están terminadas, y la verdad es que seguimos con los mismos problemas, como señaléticas pésimas y están recién terminando algunas pasarelas. Yo espero que sigamos conversando el tema del peaje para reducir aún más su valor, en términos de que sea lo justo para los limarinos”.

Al respecto, el diputado Matías Walker reconoció que la rebaja no es suficiente, pues “todos quisiéramos un valor sustancialmente menor. Pero lo importante era pasar de la discusión a la acción y acá hubo una acción concordada de todas las autoridades de la región para conversar con el ministro de Hacienda y de Obras Públicas. Tenemos una solución momentánea que valoramos, pero esto nos da tiempo para seguir trabajando en conjunto de ver, ya sea por la aplicación de subsidios o la aplicación de modificaciones contractuales, que son muy difíciles, tratar de tener una rebaja mayor del peaje”. 

NUEVO ENLACE PARA RÍO HURTADO

Entretanto, por la mañana de ayer, se realizó un encuentro entre el gobernador Darío Molina y el alcalde de Río Hurtado, Gary Valenzuela, quienes, acompañados de vecinos y funcionarios municipales, recorrieron el actual enlace entre la Ruta D-43 y la Ruta D-595 que se interna por la comuna, la cual consideran que no cumple con los requerimientos de conectividad y seguridad que una obra como ésta debería tener, y que ya ha sido escenario de más de un accidente vehicular. 

“Entre los problemas que hemos visto es que hay un mal diseño de la carretera. Aquí se puede observar cómo desemboca la Ruta D-595, con una curva y contracurva, muy peligrosa, y en donde ya ha habido varios accidentes de tránsito” sostiene Arnoldo López, presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Río Hurtado, quien agrega que durante más de un año, han sostenido gestiones para lograr una solución al problema.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X