• El embalse podría beneficiar a casi 270 regantes de la zona del río Combarbalá
Crédito fotografía: 
Cedida
Autoridades y regantes de Combarbalá insistieron en la necesidad de aprobar los pasos administrativos para iniciar el proceso para que el reservorio de agua pueda ser una realidad en un par de años.

Si bien hubo anuncios, decretos y compromisos, los primeros pasos administrativos han sido lentos y la solución todavía no se ve en el horizonte.

Con el objetivo de acelerar esos pasos en función de una respuesta concreta, esta semana se realizó una reunión en Santiago entre regantes de Combarbalá, el alcalde de esa comuna, Pedro Castillo, y el ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, para agilizar los trámites que permitan que el proyecto del embalse Murallas Viejas pueda ser una respuesta a la sequía en los próximos años.

El edil combarbalino indicó a El Ovallino que lograron el compromiso de tener actualizada la ficha de inversiones en los próximos 60 días, lo que encendería el proceso administrativo.

“Tuvimos una reunión con el Ministro, los regantes del Río Combarbalá, y el senador Jorge Pizarro, para lograr que el Ministerio de Desarrollo Social pueda revisar de manera mucho más rápida la actualización de la ficha de inversiones que está en este momento en el Ministerio de Obras Públicas, la semana pasada sostuvimos una reunión con el Ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, en la que se comprometieron a tener a más tardar en dos meses más, la ficha completamente actualizada”, indicó Castillo.

-¿Por qué es tan importante esa ficha?

“Porque hay un acuerdo del Gobierno Regional de Coquimbo, de aportar el 80% del valor total de los estudios que están faltando para ese embalse que son el estudio de impacto ambiental y el estudio de ingeniería complementaria, por lo tanto si el ministerio de desarrollo social recomienda satisfactoriamente la realización de estos estudios, ya se cuentan con los recursos para poder iniciarlos y llevarlos a cabo, lo que significaría, en el mejor de los casos, que la licitación se podría desarrollar durante el segundo semestre del año 2020, los estudios se podrían realizar durante el año 2021, y en el año 2022 ya podríamos aspirar a tener la recomendación satisfactoria para pasar a la ejecución de la obra”, detalló el alcalde.

Advirtió que a ese ritmo podrían conocer en 2022 el nombre de la empresa que va a ejecutar la obra con la que esperan enfrentar la escasez hídrica.

“Tenemos una sequía histórica que es parte también del cambio climático que estamos experimentando, y que obliga que tengamos que tomar una serie de medidas para enfrentar esa condición, y la posibilidad de mantener la obra a través de las instancias es una de las manera con las que podemos enfrentar la sequía en la comuna de Combarbalá”, agregó.

Soluciones

Refirió el edil que siempre han pensado en la posibilidad de almacenar el agua, de llevarla a la comuna, seguir haciendo obras por secano y cortinas de recepción de quebradas para recargar las napas al momento de una lluvia, y por supuesto una de las obras grandes sería el embalse de Murallas viejas.

“Ahora tenemos la posibilidad de construir el embalse que sería una obra de cerca de 200 millones de dólares, que activa la economía local en su proceso de construcción, permitiendo entregar agua a 3.250 hectáreas, es realmente un paso importantísimo para poder tener la reactivación económica que tanto requiere la comuna de Combarbalá. Estaríamos hablando de 50 millones de metros cúbicos, que beneficiarían a unos 280 regantes, más asegurar el agua para el consumo humano porque hay que destacar que también participan las empresas sanitarias”.

El alcalde no descartó que puedan seguir en conversaciones o presionando a los organismos para obtener las autorizaciones necesaria para iniciar los estudios ambientales.

“A nosotros nos interesa, que habiendo conseguido los recursos, que son quizás el punto de inflexión para poder iniciar el proceso, ya que tenemos el compromiso del Gobierno Regional, que ha puesto a disposición los recursos e instrumentos administrativos para los primeros estudios que hacen Desarrollo Social y la Dirección de Obras Hidráulicas, tienen que ser lo más expedito y rápido posible, por eso vamos a seguir insistiendo para poder comenzar con los procesos que den inicio a las licitaciones”, adelantó.

Plan Nacional

En junio del año pasado el presidente Sebastián Piñera anunció, desde las obras del embalse Valle Hermoso, también en Combarbalá, la construcción de los embalses La Tranca, Murallas Viejas, ambos en Combarbalá, y Rapel en Monte Patria, que serían parte del denominado Plan Nacional de Embalses.

Piñera explicó en ese momento que el programa contempla la construcción de 26 nuevos embalses, lo que totaliza una inversión de 6.084 millones de dólares, 823 millones de los cuales esperan ejecutarse durante lo que queda de su mandato.

Según la información oficial, de estos tres espejos de agua proyectados, el que presenta mayor avance es el de Murallas Viejas, que cuenta con su diseño básico terminado. Este embalse, que contempla una inversión de 196 millones de dólares, se construirá sobre el río Combarbalá y proyecta una capacidad de acumulación de 50 millones de metros cúbicos de agua, ocupando una superficie de 3.250 hectáreas.

Respecto al proyecto del embalse La Tranca, que se proyecta sobre el río Cogotí, éste se encuentra con su proceso de prefactibilidad terminada. Contempla una inversión de 154 millones de dólares y podrá acumular hasta 46 millones de metros cúbicos.

En relación el futuro embalse Rapel, éste se construirá sobre el río Limarí, y actualmente se encuentra con su proceso de Factibilidad terminada. Contempla una inversión de 145 millones de dólares, y podrá acumular hasta 14 millones de metros cúbicos.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital