• Las elecciones de gobernadores se realizarán el 11 de abril de 2021 junto a las municipales y la de convencionales constituyentes. Será la primera vez que se elija a esta nueva figura que implicará reorganizar la administración de las regiones.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El próximo 29 de noviembre los ciudadanos independientes y los militantes de partidos que participarán en las primarias podrán elegir a los candidatos únicos de Unidad Constituyente y Chile Vamos. En las urnas se enfrentarán Ricardo Cifuentes con Rodrigo Bravo, mientras que en la otra vereda, Adriana Peñafiel, Marco Antonio Sulantay y Darío Molina.

Luego de los contundentes resultados del Plebiscito Nacional, donde el Apruebo y la Convención Constitucional ganaron por amplia mayoría, las urnas se vuelven a preparar, esta vez para las elecciones primarias de gobernadores regionales y alcaldes, evento que se desarrollará el próximo 29 de noviembre. 

En la Región de Coquimbo, los comicios del nuevo cargo estarán marcados por el duelo de la centro derecha entre Adriana Peñafiel, de Renovación Nacional (RN); Marco Antonio Sulantay, de la Unión Demócrata Independiente (UDI); y, Darío Molina, independiente que va por el Partido Regionalista Independiente (PRI). 

En el caso de la oposición, pese a los intensos llamados de algunos timoneles de la exNueva Mayoría, no se logró una lista única y los precandidatos existentes son los correspondientes a la Unidad Constituyente (UC), que contempla a las colectividades PDC, PS, PPD, PR, PRO y Ciudadanos. En ese sentido las cartas son Ricardo Cifuentes (PDC) y Rodrigo Bravo, independiente, pero en la lista del Partido por la Democracia. 

Respecto a las municipales, la comuna de Coquimbo será la única de la región que vivirá esta votación, específicamente con cartas de Chile Vamos. Será el concejal Guido Hernández de Renovación Nacional quien se enfrentará al gremialista Pedro Antonio Castillo. 

Periodo de campaña

El viernes 30 de octubre se dio el vamos al plazo legal para las campañas propagandísticas de cara a estas elecciones, que por un lado abre un inédito proceso hacia la descentralización, puesto que la nueva figura del gobernador regional implicará un cambio en la administración de las regiones y, por otro, da pie a un cargado calendario eleccionario. 

De esta forma, se definirán los candidatos únicos que presentará el Frente Amplio (FA), Unidad Constituyente (UC) y Chile Vamos en distintas regionales y comunas del país.

El Día conversó con cuatro candidatos a gobernador regional por Coquimbo (Adriana Peñafiel no contestó el llamado)quienes detallaron cómo serán estos 26 días de campaña que, al igual que el despliegue que hicieron los comandos del Apruebo y Rechazo, estará centrada en la utilización de plataformas digitales. 

El exintendente Ricardo Cifuentes comenzó con la publicación de su programa de gobierno en su Facebook, documento que se irá modificando en la medida que se recojan apreciaciones ciudadanas y, que “el fuerte” será marcar presencia en redes sociales. 

“Estamos conscientes que hay una pandemia y debemos ser responsables al momento de invitar a actividades. Este nuevo panorama nos obliga a redoblar los esfuerzos en redes sociales porque además la gente está muy conectada”, explicó. 

Su contendor, el exseremi del Trabajo, Rodrigo Bravo, no detalló cuál será su estrategia, sin embargo, dio luces sobre el importante rol que desempeñarán los partidos políticos en esta etapa al momento de invitar a la ciudadanía a participar en las primarias. 

“Frente a la emergencia sanitaria que estamos viviendo no podemos hacer las campañas tradicionales por lo que los partidos tendrán un rol fundamental en poder motivar a concurrir a las urnas”, señaló. 

En la misma senda

En el caso de la coalición gobernante, dos de los tres candidatos indicaron que seguirán realizando el trabajo que vienen ejecutando desde hace bastante tiempo. Labores en terreno con dirigentes y presencia en redes sociales. 

El actual consejero regional de la UDI dijo que ha sido cuidadoso con ciertas actividades que se podría haber malinterpretado como campaña adelantada. “Siempre es importante dar buenas señales y dejar atrás la política de la ventaja”, expresó. 

“El trabajo que haré de aquí en adelante será complementario porque tengo cierto camino recorrido en el servicio público, he estado constantemente en el territorio reunido con juntas de vecinos y agrupaciones de deportes y seguiré en esa senda”, manifestó Sulantay. 

Por su parte, el exgobernador del Limarí, Darío Molina, confesó que estos días serán “muy intensos”, ya que está realizando un trabajo “muy apasionado” en terreno, recorriendo distintos rincones de la región y recogiendo propuestas de la gente para ir perfilando el programa de gobierno. 

“Lo primordial será escuchar a la gente donde el Estado no ha llegado, hay temas fundamentales que han estado olvidados como la sequía, la generación de empleos, problemas cotidianos que la burocracia no responde”, agregó. 

La gran batalla

Las estrategias de cada uno de los candidatos se irán perfilando al transcurrir los días, sin embargo, la “gran” incertidumbre que los ronda es la participación que tendrán estos comicios. La tarea no es fácil luego del registro de votación que obtuvo el plebiscito, con un 49,2%. 

Cabe recordar que la última primaria que se vivió en el país fue en el 2017 en las elecciones presidenciales. En aquella oportunidad 54.661 electores de la región acudieron a las urnas de un padrón habilitado de 577.321, es decir poco menos del 10%. 

Cambio histórico y atribuciones

Esta elección se trata de un importante paso en pos de la descentralización, desaparece la figura del intendente regional y será la propia ciudadanía quien tendrá la facultad de elegir de forma democrática la persona que guiará los destinos del territorio, a diferencia de lo que sucede en la actualidad que el

Presidente de la República designa, en representación del Ejecutivo, al intendente regional. 

De ahora en adelante, el Gobierno Regional (GORE), que tiene por objetivo velar por el desarrollo social, cultural y económico de la región, estará compuesto por la nueva figura del gobernador regional y los Consejeros Regionales (Cores). Ambos serán elegidos por sufragio universal y votación directa.

Además, según la Ley 21.073, que Regula la Elección de Gobernadores Regionales y realiza adecuaciones a diversos cuerpos legales, los representantes del mandatario en los territorios se llamará “delegado presidencial”. 

Ahora bien, ¿Cuáles serán las atribuciones de cada uno? Según la normativa, la nueva autoridad presidirá el Consejo Regional. Le corresponderá la coordinación, supervigilancia o fiscalización de los servicios públicos que dependen o se relacionan con el Gobierno Regional.

Además, debe asignar los recursos del o de los programas de inversión del Gobierno Regional, de los programas de inversión sectorial de asignación regional y aquellos que corresponda en virtud de transferencias de competencias que haga el Presidente de la República.

En tanto, el delegado ejercerá el gobierno interior de cada región. Será nombrado por el jefe del Estado y se mantendrá en sus funciones mientras cuente con su confianza.

Le corresponderá la coordinación, supervigilancia o fiscalización de los servicios públicos creados por ley para el cumplimiento de las funciones administrativas que operen en la región, que dependan o se relacionen con el Presidente de la República a través de un Ministerio, entre otras funciones establecidas en la Ley Orgánica Constitucional de Gobierno y Administración Regional.

En el caso de los gobernadores en las tres provincias, la ley no los elimina sino que ahora pasarán a tener el nombre de “delegados provinciales” y también serán designados por el  mandatario. 

Si bien las atribuciones de la nueva figura han sido cuestionadas y catalogadas como “débiles”, existe un compromiso por parte del Gobierno en avanzar en el traspaso de facultades para que las regiones tengan más autonomía en cuanto a decisiones. 

Dichas elecciones fueron reprogramadas para el 11 de abril del 2021 junto con las municipales y la de los convencionales constituyentes, dando paso a un cargado itinerario donde la ciudadanía tendrá que acudir a las urnas seis veces en los próximos 14 meses. 

Dato

El 29 de noviembre se realizarán las primarias legales para alcaldes y gobernadores regionales. Pueden votar los militantes de los partidos que organizan las primarias y también todos los independientes.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día