Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Presidente regional de la colectividad no descartó pedir a RN que la presidenta del cuerpo colegiado, Adriana Peñafiel, vuelva a renunciar y afirmó que se entendía que el nombre que había surgido entre los consejeros de su partido era Marco Antonio Sulantay.

El presidente regional de la UDI, Óscar Tapia,  dijo que era lamentable lo que ha ocurrido en el CORE y reconoció que los dejaba en una situación compleja.

El dirigente político, que sabe le atribuirán responsabilidades, explicó lo ocurrido antes de la fallida votación en la que debería asumir un militante de su colectividad en la presidencia del Consejo Regional y terminó ratificándose a Adriana Peñafiel por un año más.

Según Tapia, el 13 de marzo pasado se realizó un encuentro regional  de la UDI en Ovalle, donde se realizó una reunión en la que participaron los consejeros regionales de su colectividad junto a sus dos parlamentarios, Sergio Gahona y Juan Manuel Fuenzalida, además de la dirigencia regional de la colectividad.

En ese encuentro se decidió que la presidencia del CORE, que le correspondía a la UDI, sería una decisión que tomarían los propios consejeros regionales, “se decidió que la bancada de los consejeros regionales  iban a escoger un nombre. Así fue como finalmente surgió el nombre de Marco Antonio Sulantay”.

Al señalarle que entonces había un acuerdo de votar por Sulantay y aceptar la renuncia de Adriana Peñafiel, el dirigente señaló que “yo me imagino que sí, pero la verdad es que este es un tema de los consejeros regionales. Ellos estaban abordando este tema, nosotros como dirigentes de partido estábamos orientando acerca de algunos lineamientos, pero finalmente este es un tema que ellos tenían que decidir cómo iban a enfrentar la votación y por lo que veo no se pusieron de acuerdo”, sostuvo.

Un mal día para la UDI

Consultado cómo se explicaban  que miembros de sus propio partido que deberían haber elegido al presidente o presidenta del CORE terminan ratificando en el cargo a Adriana Peñafiel, Óscar Tapia indica que “es algo lamentable, un mal día para la UDI, es una situación compleja, la presidencia del CORE debería haber quedado en la UDI, no se pudo. Ahora hay que sentarse a conversar, mi compromiso como presidente es sentarme con los cuatro consejeros regionales y analizar una fórmula para abordar esta situación”.

Una de las estrategias que podría surgir es sostener conversaciones con Renovación Nacional con el objeto de que Peñafiel vuelva a renunciar y poder dejar el cargo en el gremialismo.

“Vamos a ver si es planteable volver a analizar la renuncia de la consejera regional o no (Peñafiel), eso lo tenemos que ver”. Óscar Tapia, presidente regional de la UDI.

Sobre esto, Óscar Tapia dice gradecer a RN “que haya cumplido el acuerdo, agradezco también la actitud de Adriana Peñafiel de haber cumplido la palabra y renunciar en la fecha que estaba conversado y tenemos una reunión pendiente con los cuatro consejeros regionales y vamos a ver si es planteable volver a analizar la renuncia de la consejera regional o no, eso lo tenemos que ver”.

Responsabilidad política

Al consultarle al presidente regional de la UDI, Óscar Tapia, si no temía que lo responsabilizaran como presidente del partido por no haber tenido alineados a los cuatro consejeros, por lo menos para aceptar la renuncia de Adriana Peñafiel, sostuvo que “por supuesto, yo no voy a huir de responsabilidades, uno como líder tiene que enfrentar este tipo de problemáticas y tiene que entender que a veces las cosas no salen como uno quiere. Yo hubiera esperado que esto se resolviera de otra forma y que los consejeros regionales hubiesen podido llegar a un consenso en el nombre, pero tenemos que ver la forma de salir de esta situación”.

Un quiebre profundo

El consejero Marco Antonio Sulantay, quien sería el candidato a presidir el CORE dijo tener una profunda preocupación por su partido y por la coalición, “porque es un hecho y no hay que esconderlo que esto ha provocado un quiebre profundo tanto en el partido como en la coalición, porque lo que ocurrió no tiene más explicación”.

Sulantay también recordó que en marzo se reunieron el Ovalle, donde estaban los cuatro consejeros y se acordó, con aprobación de Paola Cortés,  un mecanismo para dirimir el candidato que iría a la elección del CORE. “Ese mecanismo acordado fue una elección interna entre los cuatro consejeros regionales abierta, cerrada o privada y en caso de empate dirimir con algún mecanismo. Eso se acordó y6 se aprobó y esa reunión para dirimir el candidato se hizo este lunes en la tarde (un día antes de la sesión del consejo), el consejero Rondanelli, el consejero Gallardo y evidentemente mi voto sumaron tres opciones para mí y la consejera Cortés quedó con su voto. Inmediatamente terminado ese proceso lo desconoció, dijo que no iba a aceptar ese veredicto, se le preguntó porqué y dijo que quería otro proceso, quería ir a una opción que era el azar, sacar un  numerito o un premiado que dijera presidente entre los cuatro, lo que no es aceptable bajo ningún punto de vista y se llegó al día del consejo, donde durante la mañana hubo conversaciones, incluso personalmente. Propuso dividir el período y evidentemente yo no acepté porque no se le puede torcer la nariz a la democracia, desconociendo el mecanismo que ella misma aprobó, cosa que no es aceptable, porque tres votos contra uno es tres a uno en todas partes”, explicó así lo sucedido Sulantay.

“Las razones que tuvo ella (Paola Cortés) para no cumplirlo, tendrá que decirlas ella, como la responsabilidad de romper esta unidad del partido”. Marco Antonio Sulantay, consejero regional.

De todas formas dice que aun así se lo consultó a los otros dos consejeros de su partido la opción de dividir el período y estos dijeron que no, que se respetara el acuerdo. “Las razones que tuvo ella para no cumplirlo, tendrá que decirlas ella, como la responsabilidad de romper esta unidad del partido y que está teniendo un costo político infinito, muy grande, lo tiene que asumir exclusivamente ella”.

A pesar de muchos intentos no fue posible ubicar a Paola Cortés, para conocer su versión frente a estos hechos.

Gobierno no se involucra

El seremi de Gobierno, Ignacio Pinto, tras ser consultado por lo ocurrido, señaló que “a nosotros como gobierno no nos corresponde comentar cuáles son las decisiones que adopten los consejeros regionales, el Consejo Regional es un órgano autónomo y las decisiones o acuerdos a los que puedan adoptar en términos de la presidencia es una decisión que les compete absolutamente a ellos. Siempre es una buena noticia, para quienes formamos parte de  Chile Vamos, mantener la presidencia en una persona de nuestro sector”, dijo.

Al señalarle que era una situación política que les interesaba, ya que por algo él acudió a la sesión, Pinto insistió en que no les correspondía manifestarse como gobierno. “Asistí a la reunión, es importante conocer lasd decisiones políticas que se adoptan, es importante conocer quiénes van a ser las personas que van a presidir una instancia tan importante como el Consejo Regional y en este caso fue ratificada Adriana Peñafiel, lo que sigue siendo una buena noticia para quienes formamos parte de esta coalición”, cerró.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X