• Alberto Undurraga se mostró partidario de terminar con las AFP cómo funcionan hoy y propone un sistema mixto.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El exministro de Obras Públicas del segundo gobierno de Michelle Bachelet, si bien no está posicionado en las encuestas, cree que tiene posibilidades de ser Presidente de la República y recorre distintos puntos del país para enfrentar el primer escollo: Las primarias en su colectividad, la Democracia Cristiana.

El exalcalde de Maipú y exministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, se encuentra en la zona trabajando en su campaña presidencial, oportunidad en la que se refirió a temas como el plebiscito, su candidatura y también al cambio de las AFP por un sistema mixto.

-¿Qué tan en serio va su candidatura?, me refiero a que no se va a bajar mañana

“Esta es una candidatura que tiene un primer hito en la elección primaria del candidato demócratacristiano que va a ser en enero y estoy recorriendo el país para ello. Es una elección primaria abierta, donde votan independientes. Un segundo hito, es la primaria que está en el calendario del Servel, el primer domingo de julio del próximo año y espero ganar la primera y la segunda”.

-¿Qué lo lleva a postularse a Presidente de la República cuando usted no está ni siquiera posicionado en las encuestas?

“La gran mayoría de chilenos y chilenas quieren cambios sustantivos, cambios profundos en pensiones, salud, en educación, mejor calidad de vida y que esto sea compatible con el desarrollo del país. La gran mayoría de los chilenos está en eso, tanto es así que hoy día las opciones que están en las puntas: Lavín en la extrema derecha y Jadue en el PC, no representan a la gran mayoría de chilenos y chilenas. Por lo tanto, tenemos que construir un liderazgo colectivo y yo aspiro a representar a ese gran sector que hoy día no tiene representación en las encuestas”.

-¿Cómo sería verse en una primaria compitiendo con Jadue, por ejemplo?

“Por lo que he visto de las declaraciones del PC y el actuar del PC, ellos se han puesto fuera de un posible acuerdo. Yo creo que lo más probable es que tengamos una primaria entre quienes estamos en la unidad constitucional”.

-¿Qué interpreta de lo que dijo la comunidad en el plebiscito, especialmente a los políticos?

“Cuando el 78% de los chilenos y chilenas votamos por el Apruebo, aquí hay un mensaje de esperanza de que es posible construir un país distinto y tiene una construcción en la Constitución, pero hay un mensaje que dice, también políticas públicas audaces, que se hagan cargo de los problemas inmediatos. La Constitución es para los próximos 40 años, pero requerimos políticas públicas audaces. Lo que se requiere también es que se haga con la gente, con participación ciudadana. El rol que tuve como alcalde de Maipú, como ministro, recorriendo cada uno de los rincones del país, da cuenta que se puede construir con la gente, con la comunidad”.

-Pero la audacia en Chile ha dado poco y  escasos resultados.

“Pero yo creo que eso es lo que hoy día nos exige la ciudadanía. Por ejemplo, en pensiones. Audacia es señalar que ojalá en la Constitución tengamos derechos sociales garantizados. Cómo lo hacemos financiables, que la ley defina los estándares en salud, en educación, en pensiones. Vamos a pensiones: Podemos tener un sistema mixto en el financiamiento y en la gestión, que significa eliminar el actual sistema de AFP. Los ahorros individuales son un pilar importante, son recursos que son y deben seguir siendo de los trabajadores, pero los tenemos que complementar con una cotización de los empleadores que sea solidaria para mejorar inmediatamente las pensiones de los sectores medios. En el funcionamiento: La inversión de esos recurso, cada uno elige con quien. Si quiere las ex AFP  y sector privado, no hay ningún problema. Si es que quiere un ente público que invierta, también. Que cada uno elija. Sin embargo, la parte administrativa la asesoría, el pago; un ente público, porque eso abarata los costos”.

-¿Y el derecho a la salud funcionaría parecido?

“En el derecho a la salud yo creo que tenemos que fijar un estándar que sea para todos los chilenos igual, un seguro universal de salud, eso es perfectamente posible de hacer”.

-¿Cómo se hace cuando está tan arraigada la salud como un negocio?

“Cuando transformas los derechos sociales en estándares, el Estado pasa a tener la responsabilidad de que se cumplan esos estándares y la ley determinará después y en las distintas políticas públicas cómo se cumplen, pero con un Estado que se haga responsable de cumplir el estándar”.

-¿Si llegara a ser Presidente, cuál sería su primer objetivo?

“Al asumir el 11 de abril del año 2022 va a estar funcionando todavía la convención constitucional, por lo tanto, hay un objetivo de  hacer compatible lo que haga el Gobierno con la nueva Constitución. Transformaciones significativas en el programa de gobierno que sean compatibles con esta esperanza que nos genera la nueva Constitución. Lo primero que haría en las cosas mayores, sería una reforma sustantiva al sistema de pensiones, con un sistema mixto, en el financiamiento y en la gestión”.

¿Cómo ve que el Servicio de Impuestos Internos condona deudas a Penta y, por otro lado, el Gobierno amenaza con las penas del infierno a quienes recibieron 500 mil pesos erróneamente?

“Uno de los desafíos que nos  plantea el 18 de octubre del año 2019 y el desafío que nos plantea el 78% por el Apruebo, es que haya verdadera igualdad de trato. Verdadera igualdad de trato entre regiones, entre hombres y mujeres y verdadera igualdad de trato ante la justicia y ahí tenemos que hacer las reformas necesarias para que eso se materialice, porque uno ve que cuando hay buenos abogados, cuando hay muchos recursos, el trato es  distinto a aquellos que no tienen esas posibilidades”.

-Usted fue alcalde de Maipú, ¿de qué le servirá esa experiencia si llega a ser Presidente?

“Los ocho años que fui alcalde me han marcado no solo para mi futura presidencia, me marcaron también en el MOP. Los alcaldes plantean sueños de futuro y trabajan en conjunto con la comunidad para hacerlos realidad. Recogen sueños de otros para hacerlos realidad. Entonces, están los elementos de sueños e ideales, los de elementos de proyectos concretos y están los elementos de hacerlo con la comunidad. Qué es el 25 de octubre: Un sueño ideal que es una Constitución  que se hace participativamente. Eso en lo genérico y en lo práctico, 500 caminatas todas las semanas cuando fui alcalde, que se tradujo después en el MOP todas las semanas estar en alguna región. Esa doble experiencia de calle se requiere en Chile”.

-¿Cuando fue alcalde le dolió mucho que un concejal lo involucrara en el negocio de la basura?

“Para nada, yo soy el denunciante en ese caso que ha seguido avanzando”.

-También se le involucró en el Caso Penta con una fundación suya.

“La Fundación ‘Ciudad Justa’ fue la que instaló en Chile, visibilizó la agenda de desigualdad territorial a través de más de 40 estudios. Uno de esos estudios, en año no electoral, lo compró esa empresa, que tuvo otros problemas después. Eso se aclaró el año 2014 y, por lo tanto, seguí trabajando en el ministerio como ministro”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día