• El jefe comunal de Monte Patria, Camilo Ossandón, conversó con El Día acerca del proceso de trabajo que han tenido los alcaldes para enfrentar la pandemia del Covid-19.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El alcalde de Monte Patria se refirió a las acciones implementadas por las autoridades ante la pandemia del covid-19 y reconoció algunas falencias, pero insistió que no es momento para dar pie a diferencias sino en trabajar juntos, “ser propositivos” y poner en el centro de la discusión el bienestar de la población.

El edil de la comuna limarina habló con El Día sobre la contingencia nacional provocada por la propagación del Covid-19 y lo que ha sido el desempeño de los alcaldes, ya sea en la toma de decisiones locales, así como las solicitudes exigidas a las autoridades sanitarias regionales.

-¿Por qué cree que el rol de los alcaldes ha sido tan cuestionado?

“Las personas que dirigen instituciones públicas tienen que demostrar liderazgo con el principio básico de ser oportuno, adelantarse a los problemas y ser parte de la solución. Lo que nosotros hemos intentado hacer es advertir de algunas dificultades que se generan en los territorios, gran parte de los alcaldes hemos pedido medidas más restrictivas para proteger a nuestra comunidad; hay gente que entiende la situación, pero hay un gran número de vecinos que no comprende la gravedad de lo que estamos viviendo”.

“La capacidad de liderazgo será evaluada por la ciudadanía una vez que todo esto termine, hoy no es tiempo para evaluaciones"

-¿Las medidas han sido tardías o poco efectivas?

“Hemos advertido la poca efectividad de algunas medidas como la inexistencia de toque de queda en sectores rurales, es por eso que nos alegra mucho la decisión del general Pablo Onetto de desplazar unidades del Ejército a los territorios. En el tema del uso de la segunda vivienda también hemos visto problemas y para eso se necesita mayor fiscalización, necesitamos avanzar  en mejorar el pago de las pensiones a los jubilados o subsidios familiares. Nuestro propósito es actuar propositivamente, solucionar problemas con decisiones comunales, pero también alertar a las autoridades competentes. Nosotros creemos que las medidas que se han tomado hasta el momento no son malas, pero sí poco efectivas y eso es lo que nos preocupa”.

-¿Qué opina de los dimes y diretes entre alcaldes y parlamentarios? ¿Cuánto aportan?

“Ese tipo de frases y situaciones no contribuyen en nada a lo que estamos viviendo, creo que hay falta de criterio. Detrás de las exigencias de los alcaldes hay una genuina preocupación por el bienestar de la comunidad. El proceso puede estar lleno de discrepancias, pero es cierto que nosotros observamos cosas que a veces las autoridades regionales o parlamentarias no ven, por eso es importante un diálogo ameno donde podamos discutir con argumentos nuestras diferencias, y el ánimo desde Monte Patria es poder ayudar al Gobierno a tomar decisiones que protejan a la ciudadanía”.

-Y en ese sentido ¿Cuál es su relación con la intendenta o el general de Defensa Nacional?

“En el último tiempo he tenido más contacto con el general Onetto con  quien he tenido conversaciones muy fluidas y con el tiempo hemos podido ir habilitando ciertas cosas, por ejemplo, en dar garantías de seguridad en el pago de los jubilados, generar controles preventivos en Semana Santa. He tenido una muy buena acogida, pero en general el tema de la comunicación con las autoridades ha sido complejo”.

"Detrás de las exigencias de los alcaldes hay una genuina preocupación por el bienestar de la comunidad"

-¿Por qué?

“El principal aspecto tiene que ver con la logística por parte de los organismos del Estado y su capacidad para tener un rol más activo, pero entendemos que hay un personal reducido con modalidad de teletrabajo y hay labores que se tienen que hacer presencial. Por ejemplo, hemos insistido en la necesidad que la Dirección del Trabajo pueda generar directrices de cómo se van a materializar algunas  labores estratégicas para el desarrollo de la sociedad, como el poder procesar los alimentos en el mundo agrícola, nos parece  que ese proceso debe hacerse apelando a nuevas formas de seguridad para los trabajadores del rubro y  en eso hemos visto poca proactividad de la autoridad correspondiente. Muchos servicios están yendo detrás de los problemas jugando como bomberos a apagar el fuego que va apareciendo y la idea en una situación de emergencia es anticiparse”.

-¿Pero eso sería por falta de liderazgo o diferencias políticas con las autoridades?

“La capacidad de liderazgo será evaluada por la ciudadanía una vez que todo esto termine, hoy no es tiempo para evaluaciones. De todos modos, me parece que no existe un deseo de establecer diferencias políticas en un minuto donde la humanidad nos requiere a todos unidos. De repente algunas declaraciones son erradas y hay que ser más cuidadosos, nosotros estamos dispuestos a apoyar para ejercer el rol que a cada uno de nosotros nos corresponde, porque ya lo dije, los servidores públicos tenemos que ejercer un rol en esta emergencia y dejar atrás las miradas dogmáticas para agilizar las medidas que pueden ayudar a las personas”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital