• Paola Cortés, consejera regional, aseguró que ella era la candidata a suceder a Adriana Peñafiel y que el acuerdo fue desconocido.
    Paola Cortés, consejera regional, aseguró que ella era la candidata a suceder a Adriana Peñafiel y que el acuerdo fue desconocido.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La consejera regional, a quien se responsabiliza del cisma producido en la UDI asegura que el propio diputado Gahona, delante de todos los consejeros de su partido y dirigentes UDI, le informó que ella reemplazaría a la actual presidenta del CORE y luego cambiaron los acuerdos.

La consejera regional, UDI, Paola Cortés, a quien se le responsabiliza del cisma que se produjo en la UDI, luego que ella votara por no aceptar la renuncia de Adriana Peñafiel como presidenta del CORE, lo que en la práctica significó que no asumiera alguien de su colectividad en el cargo, dijo que para ella también fue una sorpresa lo ocurrido, puesto que pensó que los consejeros de la oposición votarían aceptando esta renuncia, pero nadie levantó la mano.

En entrevista con diario El Día, Cortés aseguró que siempre fue ella la candidata y sintió que no se respetaron los acuerdos por eso mantuvo su candidatura hasta el final y no votó en la última sesión del CORE para que se fuera Adriana Peñafiel y de paso responsabiliza al diputado Sergio Gahona de lo ocurrido.

“Que no se haya aceptado la renuncia de Adriana Peñafiel para mí también fue una sorpresa, pero que mi voto no era para Marco Antonio (Sulantay) todos lo sabían, porque cuando ganamos las elecciones de gobierno, diputados y consejeros regionales al fin de semana siguiente nos reunimos en la casa de Alberto Gallardo (también consejero) para ver algunos temas que venían y entre ellos el diputado Sergio Gahona nos dice que cuando asumamos teníamos que ver el tema de la presidencia del Consejo Regional y que él creía, que lo más lógico, por la votación y la trayectoria, era que Adriana Peñafiel fuera la presidenta y que hiciéramos un compromiso político de ir alternando, un año la UDI, un año RN y ahí fue cuando dijo ‘y el próximo año, después que Adriana cumpla su año, ahí asumirá Paola’. Nadie dijo no y en ese momento estaban los dos diputados (Juan Manuel Fuenzalida, Sergio Gahona), estábamos los cuatro cores y el expresidente de la UDI, nunca después se habló de algún cambio”, señaló Paola Cortés,. explicando cómo surge su nombre como candidata a la presidencia del cuerpo colegiado.

“Los acuerdos son institucionales y aunque se cambien los presidentes de los partidos los acuerdos deben continuar”.

Elecciones internas

Más adelante la consejera regional señala que cuando vinieron las elecciones de la UDI la invitaron a participar de una de las listas por lo que habló con el diputado Sergio Gahona y le informó de esto, además de pedirle su opinión. “Él me dice, ‘me parece, yo me voy a mantener al margen, no voy a participar en ninguna der las dos listas’. Pero al pasar el tiempo lo vimos apoyando la lista de juan Carlos Aguirre, a quien le tengo un gran aprecio y creo que hizo muchas cosas buenas, pero había que hacer un cambio, era necesario”.

Recuerda que durante esa campaña se dijeron que la lista que perdiera se pondría a trabajar con la lista ganadora, “pero en esa elección interna llegó un rumor, nada concreto, que a Marco Antonio se le había ofrecido ser presidente del CORE con la condición de que él aceptara ir de candidato a presidente comunal por Coquimbo en la lista que encabezaba Juan Carlos Aguirre. Yo dije, qué raro, si se supone que voy a ser yo, pero creo que esto se va a definir después. Los acuerdos son institucionales y aunque se cambien los presidentes de los partidos los acuerdos deben continuar”, afirma.

Situación injusta

Cortés indica que cuando le señalan que surge Marco Antonio Sulantay como candidato a presidente del Consejo Regional, les mencionó en una reunión que ella había hablado con tres consejeros de RN, los que le habrían indicado que si ella era la candidata estaban dispuestos a apoyarla, finalmente en Renovación Nacional señalaron que se cuadrarían con el candidato que designara la UDI. “Hablamos con Marcos y le dije que no era justo que se cambiara de un día para otro una decisión que se había tomado ya”.

Reconoce que por eso le dijo a Sulantay que mantendría hasta el último su postura de ser candidata.

Por eso, el martes, el mismo día de la elección en el Consejo Regional, habló telefónicamente con el diputado Sergio Gahona y le manifestó que estaba muy molesta, “porque él no había cumplido el compromiso y me dijo que se iba a mantener al margen y que si no votaba por Marco y si había algún problema, tenía que salir a dar la cara, le dije que saldría a dar la cara sea bueno o sea malo, porque así me criaron”.

La otra ratificación

Según lo sostenido por Paola Cortés, en el mes de enero, la directiva regional, de la que forma parte, junto a presidentes de la UDI de varias comunas grandes, también apoyaron su candidatura y que el sábado 11 de mayo ese acuerdo fue ratificado y allí se acordó que el presidente de la colectividad tomaría contacto con Sergio Gahona para buscar concordancia, pero finalmente no supo si se reunieron. Y a razón de esto, el día de la votación en el CORE le propuso a Marco Antonio Sulantay dividir el año de presidencia que restaba en dos. “Medio año él, que representa a autoridades y medio año yo, que represento a las bases, me dijo que le parecía una buena idea, pero que tenía presiones políticas, que tenía que hacer algunos llamados y entre ellos al diputado (Gahona). Estábamos a 15 minutos de entrar al consejo y ahí me notificó que la propuesta no había sido aceptada, entonces le dije, si es así la UDI tendrá dos candidatos”.

“Nunca imaginé que cuando había que aceptar la renuncia de Adriana Peñafiel iba a faltar un voto”.

La votación

Como finalmente no pudieron ponerse de acuerdo los consejeros regionales llegó el momento de la asamblea del cuerpo colegiado, donde la presidenta del CORE, Adriana Peñafiel, RN, llama a los consejeros a votar por la aceptación de su renuncia, donde ocho colegiados votaron aceptándola, absteniéndose Paola Cortés, y como se necesitaba un mínimo de nueve votos, no hubo quórum y Peñafiel siguió en su cargo hasta el fin del período.

Sobre esto, Cortés señala que “nunca imaginé que cuando había que aceptar la renuncia de Adriana Peñafiel iba a faltar un voto, porque siempre se supo que cualquiera de la exnueva mayoría podía votar para que ella dejara de ser presidenta, así que para ella y para mí también fue una sorpresa”.

Reconoció que era efectivo que la colectividad los dejó en libertad para votar por el candidato de la UDI en el Consejo Regional, pero ella entendía que era la candidata y que, por lo demás, los diputados, cuando se reunieron, dijeron lo políticamente correcto, que se mantendrían al margen. Por eso, cuando se reunió con los consejeros regionales Cristian Rondanelli, Alberto Gallardo y Marco Antonio Sulantay, les dijo que ellos no serían objetivos y no votarían por ella, porque Rondanelli trabaja con Gahona, Gallardo tiene compromisos con él también y “cómo pueden optar por mí si el candidato del diputado es otro Sulantay), así que tenemos que usar otro mecanismo”, lo que no se aceptó.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X