Crédito fotografía: 
El Día
El edil dijo que el diálogo es una herramienta esencial en momentos como estos y que la peor respuesta que se puede dar es no escuchar a la ciudadanía primando los intereses partidistas. También destacó la tranquilidad de las distintas manifestaciones en la comuna y expresó “empatía social” por el panorama de La Serena y Coquimbo.

El jefe comunal de Paihuano, Hernán Ahumada (RN), analizó el escenario nacional tras el estallido social del 18 de octubre. A diferencia de lo que ha sido en La Serena, Coquimbo e incluso Ovalle, dice que no ha habido desmanes y destaca el carácter cívico y pacífico de los habitantes de su comuna al momento de manifestarse. 

No tiene problemas al decir que apoya las demandas sociales visibilizadas por la ciudadanía, aunque aclara que no es justo responsabilizar al Gobierno de Sebastián Piñera ya que –según expresa- el descontento se ha gestado durante los últimos 30 años. “Hay un mensaje muy común que dice ‘Chile despertó’, y el país ha demostrado que de verdad abrió los ojos y hoy quiere que lo vean y escuchen”. 

-¿Es suficiente escuchar las demandas sociales? ¿Se puede hacer algo más?

“Esta es una situación bastante compleja. El Gobierno tiene que darle respuestas a problemas que llevan 30 años y, lamentablemente le tocó a este. Hoy deben ser escuchadas pero también dar soluciones urgentes a temas como las pensiones, porque es real que los adultos mayores están viviendo situaciones muy difíciles, la salud pública y la educación. En este momento lo peor que puede pasar es no escuchar a la gente, hoy es la oportunidad para el diálogo y entre todos proponer soluciones y salidas concretas”. 

-¿Cuál es el rol de la clase política en esta crisis?

“Esto es una oportunidad para decir basta de caudillismos y egocentrismos. Las distintas bancadas políticas tienen el deber de escuchar la voz de la gente. El viernes (con la firma del acuerdo) demostraron que se están dando pasos. La gente no puede esperar más, no podemos perder tiempo en peleas o conflictos, la ciudadanía quiere soluciones concretas y yo como alcalde y en representación de la comuna puedo decir que me adhiero totalmente a las demandas y llamo a los parlamentarios a concretar acuerdos “. 

-¿En algún momento pensó que RN o la UDI llegaría a firmar un acuerdo con partidos de oposición?

“Esta fue una olla a presión y por eso ha sido tan potente. Efectivamente se llegó a un acuerdo entre distintos partidos políticos. Hace un par de meses yo jamás hubiese pensado que la UDI iba a llegar a un acuerdo con el Partido Socialista y eso es una señal que se debe valorar. Si queremos salir de esta crisis social no podemos ir mirando si las propuestas funcionan mal o bien y luego sumarse, es urgente llegar a acuerdos y para ello debemos dejar de lado las ideologías extremas y empezar a velar por los más pobres, por nuestros adultos mayores y está claro que si queremos mejorar la vida de la gente debemos olvidarnos de los fines políticos”.

Clima familiar

-Paihuano tiene cerca de 5 mil habitantes ¿Cuál ha sido el carácter de las manifestaciones?

“Siempre digo que Paihuano es un paraíso en la Región de Coquimbo, hemos sido una de las pocas comunas que no ha tenido desmanes. Las manifestaciones se han caracterizado por ser familiares y siempre con un clima  de mutuo respeto, hacia la autoridad, los vecinos y el espacio público. Yo he entregado el máximo de condiciones para que estas manifestaciones se lleven a cabo de la mejor forma posible. Por ejemplo en nuestro liceo se dio algo muy distinto y digno de destacar, los estudiantes se organizaron y marcharon con consignas y llegaron a la municipalidad, luego hicieron cabildos y elaboraron una propuesta y me la entregaron en un desayuno. Esos son los líderes que queremos y los encargados de construir un país mejor, no los encapuchados”. 

-Si bien los alcaldes no tienen injerencia directa en la solución a las demandas,  son las autoridades que están en primera línea ¿Cuál ha sido su respuesta?

“Ellos saben que muchas de las cosas no dependen de nosotros como alcaldes. Nosotros hacemos lo humanamente posible para que esas demandas sean entregadas a quien corresponda. Paihuano es una comuna pequeña y tranquila, yo he aparecido en cada reunión o conversatorio y he estado ahí con ellos, escuchándolos. La gente lo que quiere es que todas las autoridades estén más cerca de las comunidades  y nosotros estamos a diario en terreno, viviendo el día a día. Yo soy una persona muy cercana y no es necesario que pidan audiencias para coordinar un encuentro.

Estoy convencido que se necesita más cercanía, porque es la única forma de generar climas de confianza. Los vecinos quieren que los escuchen, quieren expresar lo que sienten, la clase política debe bajar del sillón que esté, ya sea diputado o presidente de un partido, todos necesitamos salir de la comodidad y estar donde las papas queman”. 

-¿Los funcionarios de la municipalidad se han adherido a los paros convocados por la Mesa de Unidad Social o la Mesa del Sector Público?

“Nosotros como municipalidad no hemos cerrado ningún día, no nos hemos adherido a paros y no por ser indolentes o ajenos al movimiento sino porque en este momento nos damos cuenta que somos una comuna rural donde todo es distinto. Si cierro la municipalidad es un caos, porque hay mucha gente que dependen de nuestros espacios, por ejemplo, de los computadores públicos”. 

Potenciando el turismo

-Los primeros días de crisis se notó una baja de turistas en la comuna ¿Cuál es el escenario actual?

“Hemos tenido una merma pero a nivel regional hemos mantenido las visitas. La baja no ha sido extrema, nuestro pequeño paraíso enclavado en la Región de Coquimbo se ha convertido en una buena opción para despejarse de lo que está pasando, la gente ya no quiere quedarse en la costa y se va al valle, y allá todos los servicios están operativos. De hecho en este momento junto a la Corporación de Turismo estamos gestionando una campaña a nivel regional y nacional para promocionar la comuna”. 

-En diciembre están de aniversario ¿Han evaluado suspender las actividades programadas?

“No suspender pero sí bajar los niveles de las actividades planificadas. Este mes teníamos un evento para celebrar a los adultos mayores, le íbamos hacer un carrete a los abuelitos pero con este panorama hemos decidido suspenderlas, principalmente por respeto y empatía social, tenemos muchas ganas pero yo me pongo en el lugar del pueblo chileno, de los alcaldes de La Serena y Coquimbo, de los comerciantes, nosotros no podemos estar celebrando mientras ellos están con angustia”. 

Desolador escenario

-Usted trabajó 20 años en la comuna de La Serena ¿Qué siente ver el centro con rayados y daños en el mobiliario?

“Jamás imaginé ver a La Serena en estas condiciones, me da una pena enorme. Yo comencé mi vida laboral aquí y pasar por el centro me dio pena, rabia e impotencia, todo parece como un bunker de guerra. Aquí hay que entender que las soluciones se buscan conversando y dialogando pero no destruyendo o quemando”. 

-El lunes en la noche se quemó la Seremi de Desarrollo Social ¿De qué manera les afecta a ustedes?

“El incendio nos dolió, porque claro que nos afecta. En la comuna tenemos una gran cantidad de adultos mayores, gente muy humilde que se beneficia con los distintos programas de Desarrollo Social. Esos programas ayudan a nuestra gente y ahora tenemos que esperar que se vuelvan a instalar. Aunque en Paihuano no pase nada lo que suceda en La Serena o Coquimbo nos afecta indirectamente.

En este punto yo quiero agradecer a la gente de la comuna porque perfectamente podrían organizarse y marchar y hacer destrozos, sin embargo han sido súper responsables y eso hay que destacar, será porque allá hay otra vibra, no lo sé, lo único que tenemos claro es que para construir un Chile mejor hay que aprender a sentarse a dialogar, proponer idear y no destruir”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X