Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Desde la ANEF denunciaron que el protocolo acordado por los distintos servicios del recinto no se estaría aplicando en su totalidad, quedando fuera la toma de temperatura y el distanciamiento social.

La semana pasada los dirigentes nacionales de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) se reunieron con el Gobierno y acordaron que el regreso al trabajo presencial será gradual y se iniciará después del peak de la pandemia. 

De esta forma, los funcionarios públicos continuaron con la modalidad que han implementado desde el 18 de marzo producto del coronavirus, es decir, mediante turnos éticos y horario reducido, sin embargo, se implementarían protocolos para reforzar la seguridad de aquellos funcionarios que tienen contacto con los usuarios. 

En este sentido, la presidenta de la ANEF regional, Clara Olivares, comentó que el lunes pasado los distintos servicios que se ubican en el edificio público de La Serena acordaron ejecutar algunas medidas, que comenzaron a aplicarse el jueves 23 de abril, donde se destaca el acceso controlado, ante eso se habilitó el ingreso por calle Prat y la salida por Matta. 

Además, el acceso estaría  permitido solo para aquellas personas que requieran hacer un trámite específico, el guardia dispondría de alcohol gel, por otro lado, el uso de mascarillas y el distanciamiento sería obligatorio. Y desde el lunes, se debió comenzar con la toma de temperatura para ingresar. 

Sin embargo, ni el distanciamiento social ni la toma de temperatura se cumplió. Así lo comentó la dirigente quien aclaró que el lunes y martes se registraron situaciones que infringen el protocolo sanitario elaborado por la Seremi de Bienes Nacionales, que es quien administra el recinto. 

“El documento se elaboró porque la circulación era libre y no habían medidas sanitarias para los usuarios. Este protocolo tenía unos puntos que hasta ayer en la mañana no se cumplieron, efectivamente se señalizó el ingreso por Prat y la salida por Matta”, contó. 

Tampoco se tomó la temperatura, punto que fue reparado por Olivares quien comparó que la medida se aplica en recintos privados, como supermercados o tiendas comerciales y que no era posible que no ocurriera en el sector público.

“Hasta ayer aún no se instalaba el control de temperatura al ingreso de los servicios y eso lo hacen hasta los supermercados y en el edificio público todavía no se implementa”, añadió. 

No obstante, la presidenta de la ANEF confesó que la situación más preocupante se da al interior del recinto porque no existiría cumplimiento con las medidas sanitarias básicas de atención, “adentro no se está respetando el metro de distancia, no existe demarcación de los espacios que tiene que haber entre uno y otro usuario”. 

“Esperamos que estos problemas se soluciones pronto, porque de lo contrario se estarían incumpliendo medidas sanitarias básicas para la atención de público y que son exigidas a cualquier servicio público o privados”, cerró. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital