• Como consecuencia de las enfermedades crónicas y el consumo de medicamentos, los adultos mayores ven deteriorada su capacidad de controlar la temperatura.
Las recomendaciones apuntan a evitar la exposición al sol en horas de mayor radiación, con el fin de resguardar a la población frente a los “golpes de calor”, que pueden tener consecuencias fatales

La Dirección Meteorológica de Chile emitió una alerta entre las regiones de Coquimbo y el Maule, por el pronóstico de temperaturas que llegarán a los 36 grados Celsius que se extenderán hasta el sábado. Lo complejo de la situación es que las personas de la tercera edad tendrán que enfrentar un termómetro por sobre los 30 grados, que podría causarles problemas irreversibles.

En conversación con Radio Mistral, Loreto Oyarzo, subdirectora de enfermería del Servicio Clínico Domiciliario (Serproen), explica que el golpe de calor “consiste en la exposición prolongada al sol que produce una situación que al cuerpo se le hace difícil de regular por sus mecanismos habituales, por lo tanto ocurre un aumento de la temperatura corporal, que afecta principalmente a niños y adultos mayores”.

Ocurre que en el caso de los ancianos, como consecuencia de las enfermedades crónicas y el consumo de medicamentos, se deteriora su capacidad de controlar la temperatura e inhibir la transpiración. Entonces, cuando afrontan los repentinos cambios del clima, comienzan a presentar complicaciones que pueden ser mortales.

¿Cuáles serían las principales medidas de prevención? “Hay que tener un especial cuidado en los grupos etarios mencionados, aunque el resto de la población también podría sufrir este impacto, nuestros mecanismos de regulación son más estables”, agregando que “la principal recomendación es tomar líquidos abundantes, en promedio dos litros de agua diaria, usar ropa de colores claros, caminar por la sombra y utilizar sombreros para proteger la cabeza”.

Según detalla la profesional, “los golpes de calor tienen directa relación con el calentamiento global y con el agujero en la capa de ozono, que nos ha afectado durante muchos años. Esto provoca que la radiación que tenemos en nuestro país sea mayor que en otros lugares, entonces por lo mismo se asocia con los cambios climáticos, lo que nos afecta en mayor medida en esta época”.

En este sentido, alerta sobre el daño de la radiación, puesto que es acumulativo, es decir, “entre más tiempo haya pasado en contacto con el sol durante mi vida, tengo mayor riesgo de generar alteraciones en la piel. Por esta razón, es sumamente importante generar conciencia de que a los niños hay que protegerlos desde pequeños”.

Cuando la situación es más grave, existe el peligro de contraer cáncer a la piel, realidad que ha ido en aumento con el paso del tiempo. Si bien Oyarzo señala que “gracias a varias campañas que se han hecho la gente está más consciente del daño que provocan los rayos de sol, el llamado es que disfruten la playa, pero siendo responsables y con la protección adecuada”.

¿Cuál es el rol que cumplen los bloqueadores? “Los protectores solares sirven, pero el factor solar va a influir en el tiempo de exposición que uno esté al sol y a la protección que me va a otorgar”, destacando que “idealmente hay que usar aquellos que dicen 50+, que son los más efectivos ante la radiación ultravioleta”.

Tips para identificar un golpe de calor

  • Tener la boca seca
  • Presentar poco ánimo y letargo en las actividades
  • Temperatura corporal sobre los 39.5ºC
  • Piel roja y seca sin sudor
  • Pulso rápido y fuerte
  • Dolor de cabeza
  • Orinar de color oscuro
  • Náuseas y mareos

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X