• Los usuarios critican a los feriantes por no ser rígidos en la protección, como en esta imagen donde aparece una vendedora con la mascarilla bajo la pera.
    Los usuarios critican a los feriantes por no ser rígidos en la protección, como en esta imagen donde aparece una vendedora con la mascarilla bajo la pera.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Mientras los usuarios plantean que es imprescindible recurrir a estos lugares a comprar las verduras que son más baratas que los supermercados, autoridades sostienen que por los pocos fiscalizadores que hay es difícil hacer un control más efectivo.

Una de las mayores preocupaciones referente a los eventuales contagios de Coronavirus se ha trasladado, sin lugar a dudas, hasta los lugares donde se aglomera la mayor cantidad de personas y donde existe poco control sanitario, como es el caso de las ferias libres.

En efecto, no solo los usuarios, sino que también las autoridades han manifestado que es precisamente en estos lugares, donde las personas están obligadas  a asistir para comprar verduras a buenos precios, pero que lamentablemente es también donde no se toman resguardos como el poder mantener la distancia social o el uso de implementos obligatorios, como mascarillas.

En el caso de Coquimbo, se dictó una ordenanza municipal que prohíbe andar en la vía pública sin mascarillas, pero aun así se ve a innumerables peatones en las calles precisamente sin esta prensa.

Difícil Control

El concejal, Alejandro Campusano,  es una de las autoridades que ha manifestado su preocupación por las aglomeraciones de personas, pero señala que en el caso de las ferias libres es difícil hacer un control efectivo, puesto que son pocos los fiscalizadores que hay para tantos lugares donde han aglomeraciones y, por otro lado, las personas a veces deben concurrir a hacer las compras necesarias para sus hogares.

Los usuarios sostienen que muchas veces ellos toman todas las medidas pertinentes para ir a hacer sus compras a la feria, pero allí se encuentran con que el feriante está atendiendo sin mascarilla o con esta puesta debajo de la pera, como si le incomodara, poniendo en riesgo a sus propios clientes.

El concejal Campusano sostiene que él ha estado trabajando con los dirigentes de los sindicatos de las ferias, con el objeto de que éstos tengan todas las condiciones para atender a los clientes.

Plantea que  incluso han procurado mascarillas, entendiendo que las ferias son la fuente “donde se comercializan alimentos para la población y a menor costo que  las grandes cadenas. Nosotros hemos pedido que se hagan fiscalizaciones, incluso hay una ordenanza para el uso de mascarillas, que en forma obligatoria tienen que usarse en las ferias establecidas diarias en La Garza o Frutos del Norte”.

Insiste que también se debe ir avanzando en las ferias libres que no se instalan todos los días de la semana, donde tanto los comerciantes como los clientes deben utilizar mascarillas en el lugar.

Alejandro  Campusano precisa que es un lugar de comercio que debe cuidarse, ya que en la gran mayoría de los casos se trata de personas que viven de ese puesto.

“Nosotros hemos pedido que se hagan fiscalizaciones, incluso hay una ordenanza para el uso de mascarillas, que en forma obligatoria tienen que usarse”. Alejandro Campusano, concejal de Coquimbo.

Control sanitario

Si bien el concejal comparte que debe de haber controles, plantea que  la seremía de Salud, por ejemplo, no tiene el personal suficiente para controlar todos los lugares y en el municipio ocurre lo mismo.

Pero también apunta al público en general que no tiene responsabilidad  social al salir a la calle o a lugares de aglomeración de público, puesto que lo hace muchas veces sin mascarilla y no mantiene la adecuada distancia social.

También hace una autocrítica y dice que hay que hacer “un llamado  a las autoridades para que trabajen en conjunto, porque vemos que igual el gobierno con los municipios no están trabajando en conjunto y esto hay que abordarlo en forma integral”.

De todas formas, indica que la problemática de las ferias libres es la punta del iceberg, porque hay otras situaciones preocupantes, como ver el centro de la comuna con mucha gente y con poca conciencia ciudadana.

Usuarios de ferias

Los usuarios de las ferias libres, que si bien reconocen que no todos cumplen las normas, porque  a veces es muy difícil, también critican la falta de responsabilidad de los feriantes.

Adelaida Fuentes, quien compra en la feria de San Juan, señala que “yo tomo todas las precauciones y trato de comprar en los puestos donde no hay aglomeraciones, pero usted puede ver aquí que muchos feriantes no andan con mascarilla”.

La misma crítica hace Sara Núñez, quien señala que “la gente ya sabe que no puede andar sin mascarilla en la calle, pero mire usted aquí mismo los feriantes andan con las mascarillas en la pera, no sirve de ninguna protección”.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X