Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El atropello de Benjamín Rojas (13) -quien se encuentra en riesgo vital- a la salida del establecimiento generó manifestaciones sin precedentes durante la jornada de este martes. Pese a que las autoridades pretendían trasladar el cruce hasta Cuatro Esquinas y poner buses de acercamiento, los padres no lo aceptaron y desde el gobierno cedieron a gestionar presencia de Carabineros en el mismo sector, y una pasarela mecano provisoria lo antes posible, antes que la implementación de la definitiva que estaría en dos años.

A eso de 11:30 de la mañana, Alejandro Rojas Cárcamo Salió por la puerta principal del Hospital San Pablo de Coquimbo. Pese al difícil momento que se encuentra viviendo, enfrentó a los medios de comunicación, agradeció las muestras de cariño y apoyó a los apoderados del Colegio Adventista que hace pocas horas se habían manifestado a propósito de lo que le ocurrió a su hijo Benjamín Rojas Méndez (13), estudiante del establecimiento.

“Agradezco desde el colegio, familiares, gente que uno no conoce y aquí estamos esperando la evolución del tratamiento que reciba mi hijo”, manifestó un esperanzado padre. 

Relató el momento exacto en el que se enteró que Benjamín había sido atropellado. “Nos llamaron desde el colegio, donde tomaron todas las precauciones para informar las cosas que suceden con su alumnado”, relata Alejandro Rojas, quien a partir de ese momento ha tenido que ser el pilar de su familia, su esposa e hijos, ante una tragedia que no esperaban. 

Los hechos que abrieron el debate

Fue el día lunes, cerca de las 16:00 horas cuando un camión aljibe que transitaba por la Ruta 5 Norte, arrolló al menor de 13 años cuando éste iba saliendo del Colegio Adventista de La Serena, a tomar locomoción al paradero que se encuentra al frente del recinto, cruzando la peligrosa vía. 

En medio del camino lo encontró la desgracia. Estaba junto a otros  compañeros esperando cruzar cuando un automóvil se detuvo sorpresivamente para cederles el paso, ahí, el vehículo mayor que venía detrás realizó una brusca maniobra la que lo hizo perder el control de la máquina no logrando detenerla, estrellándose contra una barrera de contención y finalmente atropellando a Benjamín. 

De inmediato recibió el auxilio de los presentes, y fue trasladado de Urgencia al Hospital de Coquimbo, donde permanece hasta estos momentos, en riesgo vital. 

El dolor reinó en la familia, pero también en toda la comunidad educativa, ya que, según aseguraron, el que ocurriera algo como esto era uno de sus peores miedos, y, de hecho, ya se lo habían advertido a las autoridades desde hace bastante tiempo. Por lo mismo, no tardaron en organizarse, y ayer por la mañana se tomaron la carretera “para ser escuchados”, y que por fin instalen una pasarela peatonal en el sector donde a diario transitan cientos de niños y adolescentes poniendo sus vidas en peligro. 

Una tensa mañana

El grito de “¡Queremos pasarela!” comenzó a escucharse a eso de las 07:50 de la mañana, mientras los alrededor de 200 apoderados mostraban las pancartas alusivas a la solicitud, y enviándole fuerza al pequeño Benjamín. Al principio, todo se desarrolló en un relativo orden, sin embargo, con el pasar de los minutos, los manifestantes radicalizaron su postura y las cosas se pusieron tensas. 

Los apoderados cortaron la ruta provocando un inmenso taco por algunos minutos, y ante la negativa de retirarse, personal de Fuerzas Especiales de Carabineros tuvo que actuar, sacando a la gente por la fuerza. 

Los disturbios duraron alrededor de 40 minutos y el saldo fue de 8 detenidos, los que fueron liberados horas después. 

El arribo de las autoridades

En el intertanto llegaron las autoridades, para reunirse con los apoderados y así “calmar las aguas”. Lo consiguieron, sin embargo, tras el encuentro que sostuvieron los manifestantes con el Gobernador provincial Gonzalo Chacón, los seremis de Transportes y Educación, Juan Fuentes y Claudio Oyarzún respectivamente, no hubo conformidad.

Mientras desde el Gobierno le ofrecieron otras alternativas, los apoderados fueron categóricos: “Pasarela o nada”. Así lo fueron expresando las personas que iban saliendo decepcionadas del encuentro. 

Postura radical

Patricio Román, apoderado que tiene un hijo en cuarto medio y otro en segundo, fue enfático en señalar que no aceptarán una alternativa que no les garantice que lo que ocurrió con Benjamín, no ocurra otra vez. “No quise seguir adentro porque nadie quiere escuchar. Nosotros no queremos soluciones parche, lo que queremos es una pasarela, no opciones que en que definitiva no son la solución”, expresó. 

Otra de las que se retiró antes de la reunión fue Cristina Sepúlveda, quien expresó que se estaba discutiendo “lo mismo que venimos pidiendo desde hace como 20 años, y las autoridades no quieren entender. Ofrecen lo que ellos quieren y no escuchan razones. Aquí tuvo que pasar esto para que viniera la prensa y estén todos acá, pero el peligro que se vive es de todos los días”, dijo la apoderada. 

Pero, ¿qué les ofrecieron? Blanca Díaz, apoderada, precisó que “se están buscando alternativas aún”, pero que ellos no están dispuestos a aceptar otra cosa que no sea la pasarela peatonal. “Lo que nos dijeron es que van a eliminar este cruce, sacar el paradero para que los niños no atraviesen por acá, sino que tengan que caminar por la caletera hasta el cruce de cuatro esquinas”, manifestó Díaz, madre de un alumno que se desplaza en silla de ruedas y que el año pasado también tuvo un accidente en el lugar. 

Esta solución le parece “un despropósito, porque son 8 cuadras, con berma, sin vereda y expuestos a robos, violaciones o cualquier tipo actos delictuales”, expresó la madre, agregando que, “esto no lo estamos pidiendo, lo estamos exigiendo. Queremos la pasarela mecano ahora, de lo contrario las manifestaciones como esta van a seguir”, sostuvo. 

La primera opción del Gobernador

Pese a la disconformidad de los apoderados, el Gobernador de la Provincia de Elqui, Gonzalo Chacón, indicó que se sacaron conclusiones positivas de esta primera reunión de la jornada. Antes que todo, ratificó que el paradero que estaba en frente donde los alumnos cruzaban a esperar locomoción será suprimido, al igual que el bandejón, impidiendo el paso de los estudiantes por la ruta. 

Admitió que la opción más cercana es el que los estudiantes tomen locomoción en Cuatro Esquinas, y que tengan que llegar allá por la caletera, sin embargo, precisó que esto se realizará con buses de acercamiento, que serán financiados por el colegio. “Mientras tanto nosotros estamos trabajando con vialidad para ver la posibilidad de poner un puente mecano, pero hay que entender que eso requiere un tiempo”, indicó Chacón. 

El triunfo de los padres

Durante la tarde hubo otra reunión. En principio sería privada pero los apoderados de igual forma terminaron haciéndose presentes y tuvieron éxito. Lograron que se echara pie a tras a las dos medidas que durante la mañana había anunciado el Gobernador como el de suprimir los paraderos ya existentes, y también el de establecer que el cruce fuera en Cuatro Esquinas, con buses de acercamiento. Aquello fue consignado por el propio Gonzalo Chacón.

“Habíamos visto la posibilidad de tener buses de acercamiento a Cuatro Esquinas, lo cual no les acomodaba a los apoderados, así que conversamos con ellos, para volver a tener un punto fijo de Carabineros en el mismo cruce en el corto plazo, porque la idea es tener un puente mecano pronto, dependiendo de la disponibilidad que exista en otra región y así traerla”, precisó Chacón. 

Respecto a los plazos para esta pasarela provisoria, no  se aventuró a entregarlos ya que están gestionándolas, lo que sí, “estamos haciendo todos los esfuerzos, para que sea en el menor tiempo posible”. 

Además, agregó que, tal como lo habían solicitado los apoderados, “hablaremos con el general de zona de Carabineros para tener funcionarios de punto fija en este lugar resguardando la seguridad de los niños”. 

Cabe señalar que para este sector está contemplada una pasarela definitiva que tiene acceso al colegio, pero aquello sería en no menos de dos años. 

La apoderada Blanca Díaz, se mostró conforme con lo obtenido. “Ahora sólo resta que se cumpla, y ojalá pronto, porque de lo contrario tendremos que volver a manifestarnos. Y lo más importante, que Benjamín pueda recuperarse”, expresó. 

Estado de salud

Hasta el cierre de esta edición, Benjamín Rojas continuaba grave, en riesgo vital. Según indicó William Gómez, médico residente de la UCI pediátrica del Hospital de Coquimbo.

“Tuvo un TEC Grave, varias fracturas en sus extremidades, un traumatismo torácico también grave, entre otras cosas, por lo que su estado es bastante grave”, indicó. Por este motivo, se encuentra sometido a un coma inducido y conectado a un ventilador mecánico, “ha sido sometido a bastantes procedimientos quirúrgicos y su estado es bastante crítico todavía”, expresó el profesional. 

Alejandro Rojas, a su lado, espera la evolución de su hijo, y también sigue atento a lo que vaya a pasar en el colegio. “Me gustaría hacer un llamado a las autoridades correspondientes para que nos den una solución pronta (…) Caminar hasta Cuatro Esquinas es un riesgo, y la pasarela es la única alternativa a la que podemos optar. Yo creo que una pasarela mecano, facilitaría mucho las cosas”, concluyó el padre de Benjamín, quien a esa hora, todavía no sabía que la movilización que se generó tras el accidente de su hijo tendrían éxito. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X