• Una de las medidas para prevenir contagios al interior de los recintos penitenciarios fue la suspensión de las visitas de familiares y seres queridos, la que se instauró el 10 de abril, limitando la comunicación al contacto telefónico y encomiendas.
Crédito fotografía: 
El Día
Una manifestación nacional en el penal de Alta Seguridad de Santiago comenzó a expandirse a otras cárceles del país, entre ellas la de La Serena, donde un grupo de internos del módulo de imputados se adhirió al movimiento, rehusándose a recibir el almuerzo proporcionado por el recinto. Desde justicia están trabajando, junto al Minsal, en el protocolo de reanudación de visitas penitenciarias, aunque aún no se fija una fecha para ello.

Fue el 10 de abril cuando a nivel nacional se cerraron las puertas de las cárceles, como medida preventiva por el coronavirus, suspendiéndose las visitas presenciales. Pese a que hoy el país registra una baja considerable de contagios, la medida aún persiste, despertando la molestia en la población penal.

No han sido meses fáciles para los internos y sus familias, quienes se han mantenido alejados durante siete meses. De hecho, en varios recintos de Chile, se han realizado manifestaciones, exigiendo que se retomen los encuentros.

En el caso del Complejo Penitenciario de La Serena, ubicado en el sector de Huachalalume, hace unas semanas, familiares de los reos se apostaron con pancartas en el ingreso del lugar, situación que no habría pasado a mayores.

Sin embargo, el problema se habría agudizado luego de que internos de la cárcel de Alta Seguridad de Santiago, se negara a recibir la alimentación fiscal, a modo de protesta.

El hecho quedó registrado en un informe elaborado por el alcaide, comandante Jonny Avilés Ojeda, que fue enviado a los gendarmes el 30 de octubre. En el documento, se detalló que quienes impulsaban la medida de presión, era un grupo de reclusos de alto riesgo.

Necesidad de contacto

Cabe precisar que el movimiento también se replicó en el penal de La Serena, donde habría algunos imputados que hasta hoy se resisten a recibir el almuerzo proporcionado por la concesionaria, es decir, la alimentación fiscal.

“Hay una serie de medidas de presión que están ejerciendo, tanto familiares como internos, para poder restituir las visitas. Son movimientos a nivel nacional”, Freddy García, Dirigente

“Hay una serie de medidas de presión que están ejerciendo, tanto los familiares como los mismos internos, para poder restituir las visitas. Son movimientos nacionales que se han promovido”, señaló el dirigente de la Asociación Nacional de Suboficiales, Freddy García, quien confirmó que en Huachalalume, efectivamente algunos reos se han negado a recibir el almuerzo, aunque asegura no es una moción que ha tomado fuerza al interior del penal.

“Considero que la población, en general, no lo ha tomado tan mal, ellos tienen la necesidad de poder retomar el contacto físico con sus seres queridos, considerando que en la vida civil se han abierto muchos sectores, entonces ellos igual quieren retomar los beneficios que tienen parados”, sostuvo el dirigente.

Descartan huelga de hambre

Por su parte, el director regional de Gendarmería, coronel Leoncio Hidalgo, indicó que no se trataría de una huelga de hambre, puesto que ningún recluso habría “dejado de comer”, solo que se rehúsan a recibir el alimento del penal, consumiendo solo lo enviado por sus familiares en las encomiendas.

Hidalgo aclaró que el movimiento no se ha extendido a la población general, sino que estaría limitado solo al módulo de imputados, donde un grupo de internos estaría adherido a esta medida de presión. Pese a eso, descartó que se tratara de una situación alarmante, ni que atentara contra la seguridad de los reclusos.

Asimismo, aseveró que en el recinto contaban con las condiciones sanitarias para ir recibiendo parcialmente a los visitantes, sin embargo estaban a la espera del protocolo oficial por parte de la autoridad sanitaria.

Protocolo visita a cárceles

Hidalgo cuenta que han sostenido dos reuniones virtuales para discutir el tema de las visitas. Ahora están a la espera de recibir las instrucciones y el protocolo emanado del Minsal, para que gendarmería pueda resolver la problemática.

Al respecto, la seremi de Justicia, Alejandra Valdovinos, expresó que “se ha estado trabajando desde el  Ministerio de Justicia  y Derechos Humanos con el ministerio de Salud, en lo que será un protocolo para la reanudación de las visitas en el sistema penitenciario, pero no debemos olvidar que el coronavirus sigue en nuestras vidas, por lo tanto, es necesario estar atentos a posibles rebrotes y coordinarlo estrechamente con el Ministerio de Salud”. En concreto, pese a que se trabaja en una estrategia, aún no está definida una fecha clara para retomar las visitas en las cárceles de Chile.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X