Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
La profesional aclaró que los municipios no pueden decidir priorizaciones paralelas a las que estipula el Minsal, de lo contrario se corre el riesgo de que falten vacunas. Enfatizó en que no hay que apurarse saltándose los turnos, ya que existe una debida planificación.

La enfermera y gerente regional del Programa de Inmunizaciones de la Región de Coquimbo, Karen Gallardo Salinas, en conversación con El Día fue enfática en señalar que los municipios no pueden incumplir el calendario oficial de vacunación, definido por la autoridad sanitaria. 

En tanto, anticipó que buscan inocular al menos al 80% de la población regional, meta que creen se cumplirá. 



-¿Cuál es el mayor obstáculo que enfrenta el proceso de vacunación en la región?

“El principal obstáculo ha sido que logren entender y respetar el cumplimiento del calendario que está definido por el ministerio de Salud”.



-¿Qué documentos debe presentar una persona que concurre a vacunarse?

“En el caso de las personas que son de la población general, que no pertenecen a ninguna institución pública, solo deben presentarse con su carné de identidad”.



-¿Y si es enfermo crónico?

“En el caso de los pacientes crónicos todavía no están inscritos con fecha definida en el calendario, pero deberían presentarse con el carné de identidad más el documento que acredite que tienen alguna patología crónica. Por ejemplo, alguna receta o algún certificado médico”.



-¿A qué número de inoculados se pretende llegar en la zona?

“Nosotros lo que pretendemos alcanzar a vacunar es al 80% de la población total de la Región de Coquimbo. Lo que tenemos planificado es que ojalá alcancemos esta cifra durante el primer semestre de este año. Según el avance que estamos teniendo, con la cantidad de personas vacunadas en este momento, yo creo que va a ser factible lograr esa meta que tenemos”.



- ¿Es posible que los municipios adapten el calendario de vacunación del Minsal de acuerdo a su propia priorización?

“No, porque el día de hoy (ayer), se publicó en el Diario Oficial el calendario de vacunación, con fecha 16 de febrero de 2021, donde explica claramente que es necesario que este proceso se realice en el orden que está establecido según los lineamientos del ministerio, con el objetivo de maximizar el beneficio sanitario. Entonces, la indicación está por resolución, existe un documento legal de por medio, por lo cual el municipio tiene que respetar el calendario que ha definido el ministerio”.



-Pero en la práctica esto sí está ocurriendo, tenemos el ejemplo de Punta Arenas que vacunó a periodistas y a Los Vilos, que hizo lo propio con los Bomberos. ¿Cómo se explica esto?

“Ahí hay que verlo, porque nosotros hemos insistido como autoridad sanitaria que se debe dar cumplimiento al calendario de vacunación. En ese caso habría que ver cuáles son las decisiones que tomó cada uno de los establecimientos, cada uno de los municipios. Nosotros hemos estado trabajando colaborativamente con los municipios, sabemos que han hecho un trabajo excelente, pero igualmente hay que revisar estos aspectos que son de una decisión más a nivel local, porque nosotros como autoridad sanitaria hemos entregado los lineamientos para todas las comunas de la Región de Coquimbo”.



¿Pero si hay un calendario significa que los municipios no deberían tener libertad de acción para decidir?

“Estamos claros, no deberían tener libertad para decidir. Por eso digo, todos los municipios, a través de sus departamentos de salud comunales,  están capacitados, reciben los lineamientos y es importante que ellos cumplan el calendario que está definido”.



- ¿Qué arriesgan los municipios que no respetan la programación oficial? Porque igual existen criterios, sobretodo en comunas rurales.

“Según lo que establece la resolución, nosotros podríamos fiscalizar el proceso de vacunación. Por lo tanto, estarían expuestos a las sanciones administrativas que como autoridad sanitaria están definidas también en el Código Sanitario por el incumplimiento de las medidas que están dispuestas. Una cosa importante que hay que enfatizar es el por qué nosotros necesitamos que se cumpla este calendario. Porque las dosis que tenemos disponibles y que nos mandan desde las remesas del Minsal, son para cubrir estos grupos que están priorizados en estos momentos, en estas semanas. Si empezamos a transgredir el calendario y a vacunar a otros grupos que no corresponden durante estas semanas, corremos el riesgo de que en algún momento nos podríamos quedar sin stock de vacunas”.



- Durante la primera semana del proceso de vacunación, nuestro medio denunció a un vacunatorio  privado que cobraba por la aplicación de la vacuna. ¿Qué pasó finalmente con los administradores del recinto, hubo alguna sanción?

“Si, en estos momentos está en curso el sumario sanitario y ya no tiene convenio con el Programa Nacional de Inmunizaciones. Por lo tanto, ya no manejan vacunas del programa. En ese sentido se  retiraron todos los productos que estaban en ese vacunatorio y finalmente se distribuyeron nuevamente a la red para que fueran utilizados de la manera que corresponde”.



- En esa oportunidad, trabajadores del centro acusaron falta de insumos y personal para hacer frente al plan de inoculación, acusando al Minsal de no hacerse cargo de gastos anexos. ¿Es efectivo?

“Efectivamente ellos tenían un convenio con nosotros como Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) y tienen entre las obligaciones del contrato que la vacunación de todas las vacunas del PNI tienen que ser gratuitas y no pueden cobrar ninguna prestación económica, porque el programa les entrega la vacuna, los insumos y le entrega todos los medios para que ellos pudiesen administrar la vacuna sin problema. Lo que alude el establecimiento, son cosas anexas que no son necesarias para la administración de la vacuna y que ellos aluden que les hacía falta”.



-Desde el inicio de la pandemia, los profesionales de las comunicaciones han sido considerados trabajadores esenciales, sin embargo no estamos dentro de los grupos prioritarios. ¿Existe alguna posibilidad que se analice esta opción?

“Lo que pasa es que efectivamente y en el mismo contexto del stock limitado de vacunas, la gran mayoría de los trabajadores que componemos la sociedad en este momento, somos esenciales, en eso no hay discusión, pero tenemos que priorizar a los más esenciales. En este momento, según el calendario, el grupo que tenemos definido, los profesionales del área de las comunicaciones no estarían considerados en esta etapa de la vacunación. Lo que no quiere decir que se puedan incluir y que se van a vacunar. Tienen que tener tranquilidad de que sí van a tener dosis disponibles, pero durante esta primera etapa, en estas semanas, lo más probable es que no, porque vamos a estar focalizados en las personas mayores, que tiene mayor riesgo de enfermarse, de morir por coronavirus”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X