Crédito fotografía: 
El Día
Luego que algunos colegios de la comuna que pertenecen al Servicio Local de Educación Puerto Cordillera fueron convocados para retornar a las aulas el próximo lunes. Los dirigentes del Magisterio indicaron que no están dadas las condiciones mínimas de seguridad frente al Coronavirus y las escuelas serán puntos de contagio.

El presidente del comunal Coquimbo del Colegio de Profesores, Tomás Alvarado, encabezó una manifestación de protesta que realizaron en el sector empalme de la comuna los docentes y llamaron a no retornar a clases el próximo lunes, como han sido convocados en algunos establecimientos del Servicio Local de Educación Puerto Cordillera.

Según el dirigente, no están dadas las condiciones mínimas sanitarias ni de infraestructura en los establecimientos para que los profesores trabajen con cursos de alto número de alumnos, sin correr un alto riesgo de contagio.

“Creo que los padres y apoderados tienen una opinión respecto a la gravedad que implica el retorno a clases a contar del lunes. La posición del Colegio de Profesores es taxativa, no solamente por encuestas realizadas en Coquimbo, sino que también por los acuerdos nacionales que tiene el Colegio de Profesores, que ningún colegio público y particular subvencionado puede asumir la responsabilidad de convocar a los alumnos el próximo lunes, sea de los niveles de educación que sea”, dijo Alvarado.

Recordó que el país estaba bajo una pandemia que aún ni siquiera ha superado ningún paso con vacunas o tratamientos y que se estaba arriesgando a alumnos, profesores y a la familia en general.

Por otra parte, el abogado del Colegio de Profesores de Coquimbo, Abdón Julio, dijo que estaban estudiando la posibilidad de judicializar el llamado a clases que se ha hecho.

“Lo que se está haciendo es analizar jurídicamente los antecedentes para ver si es viable un recurso de protección. Lo que podría ser el día de hoy, es por una eventual amenaza, toda vez que el retorno a clases que se está proponiendo por el Servicio Local de Educación, en ningún momento a los docentes se les va a tomar PCR, por lo que habrá un riesgo constante”.

En tanto que Luis Romero, representante gremial del Magisterio, señaló que  “expresamos nuestro rechazo ante la obsesiva posición de las autoridades educacionales como el Ministerio de Educación y Slep Puerto Cordillera de volver a las clases presenciales para la educación parvularia, enseñanza básica y enseñanza media en  noviembre y parte de diciembre. Resulta evidente que existe una contradicción entre los insistentes llamados al retorno y, al mismo tiempo, declarar que éste tiene el carácter de voluntario, traspasando así toda la responsabilidad a los padres y a la familia, incluidas las consecuencias”.

Más adelante los dirigentes señalaron que una de las razones más importantes para el rechazo al retorno a las aulas, era que existía un inminente riesgo sanitario, producto de la pandemia, que podía producir en las unidades educativas y en los trayectos entre hogares y colegios, viéndose amenazada la vida y la salud de todos.

También mencionaron que el gremio de los docentes sería el primero en pedir el regreso a las salas de clases cuando las autoridades de la salud puedan demostrarle al país que la pandemia está controlada y que el retorno es seguro.

Finalmente, dijeron que se debía considerar un seguro escolar y laboral que proteja a  los estudiantes, profesores y asistentes, para los efectos del Covid y que se deben implementar los insumos sanitarios.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día